10 sitios imprescindibles que ver y visitar en Soria

10 sitios imprescindibles que ver y visitar en Soria

Comparte este contenido rápidamente en:

Enclavada en la vieja Castilla, atesora en las huellas del pasado una memoria orgullosa. Ésta es una tierra fría pero a la vez hermosa, fruto de la fusión de los aires atlánticos y mediterráneos, los cuales le confieren una personalidad única.

Para quienes aún no la conocen, existentes algunos lugares imprescindibles que no hay que perderse en este recorrido por la región de Soria y que a continuación os detallamos:

 

ALMAZÁN LA VILLA AMURALLADA DEL ALTO DUERO

Almazán, ciudad amurallada ya que de su traducción al romance resulta »El Fortificado». Un paseo por las calles de la Villa y sus alrededores nos permitirá apreciar su arquitectura. En la Plaza Mayor vamos a encontrarnos con dos de los monumentos más importantes de la Villa, el palacio gótico-renacentista de los Hurtado de Mendoza y la iglesia románica de San Miguel. Este templo de estilo románico data del siglo XIII.  La escultura más significativa en el templo es el bajo relieve románico esculpido en piedra que narra el martirio de Santo Tomás de Canterbury (Thomas Beckett), una muestra escultórica singular en España, puesto que no es usual encontrar tema labrado en el arte español.

PALACIO DE LOS HURTADO DE MENDOZA 

De estilo renacentista, su construcción data siglo XV, alberga un centro de interpretación de la villa, equipado con modernos sistemas audiovisuales. Depositario de un valioso legado histórico artístico, pues aquí se encuentra el Tríptico de Almazán, retablo con alas batientes en madera policromada. Esta obra se atribuye al artista flamenco, de origen alemán, Hans Memling, afincado en Brujas ( Bélgica ). Pintor de estilo barroco, fue uno de los pintores favoritos de la Reina Isabel I de Castilla. Merecen ser visitadas las puertas de Herreros y de la Villa y La del Mercado. A modo de torreón cilíndrico, el »Rollo de las Monjas» se eleva en el punto más agudo y estratégico del recinto. Y no nos perdamos el mirador del postigo de San Miguel,  desde donde contemplaremos un espléndido paisaje en el que el Duero en su recorrido por la villa  adquiere especial relieve.

MUSEO PROVINCIAL DEL TRAJE POPULAR EN MORÓN DE ALMAZÁN

Como visita obligada para entender los orígenes y la cultura soriana, una visita a Morón de Almazán nos permitirá disfrutar del Museo Provincial del Traje Popular de Soria. Ubicado en la Plaza Mayor de Morón de Almazán, este museo se encuentra en el Palacio de los Mendoza, situado a la derecha de dicha plaza y considerado como uno de los más bellos conjuntos arquitectónicos del Renacimiento español. El Museo es depositario de la generosidad de los sorianos, que lo han hecho posible al ceder las prendas que sus antepasados guardaron en las arcas a lo largo de los años, preservando con ello la expresión más íntima de su forma de ser, economía, historia y, en definitiva, de la cultura Soriana.

DE CAMINO A BERLANGA DE DUERO – RELLO

Una parada en este conjunto medieval que merece la pena ser visitado. Ubicado en lo alto de un risco de piedra caliza, que nos permitirá pasear por sus singulares callejuelas, se encuentra su recinto amurallado del siglo XII. En el castillo se conserva la primitiva torre del homenaje, del s. XII, así como un aljibe. En la plazoleta primera se alza una picota férrea la cual se usaba para impartir justicia – curiosamente es un cañón de hierro forjado del siglo XIV o XV, habilitado para tal menester.

COLEGIATA DE BERLANGA DE DUERO

Ya llegados a Berlanga, lo primero que se aprecia es la colegiata de Santa María del Mercado, de estilo gótico-renacentista. En su interior nos sorprenden sus elevadas naves centrales y crucero, con fuertes columnas cilíndricas que sostienen las bóvedas. Es una de las mejores iglesias de «planta de salón». Una de sus curiosidades se encuentra en uno de los muros, donde permanece colgado un cocodrilo disecado que fue traído a Berlanga por Fray Tomás desde las islas Galápagos, descubiertas por él. Fue construida en tan solo cuatro años (1526-1530) por el arquitecto Juan de Rasines. Destacan los retablos y tallas de las capillas de Santa Ana y de los Coria de los siglos XV y XVI respectivamente. El Altar Mayor está presidido por la talla de Nuestra Señora del Mercado, escultura tardo románica del siglo XII.

CASTILLO DE GORMAZ

Fue frontera de Al Andalus con los reinos cristianos. Ya en el poema del Cid se le menciona como “Castiello tan Fourt”. Erigido sobre una elevada cresta, desde la cual se domina el extenso territorio que la circunda, y que por ello permite una mejor defensa. El castillo de Gormaz cuenta con un recinto amurallado de aproximadamente 1.200 metros de forma longitudinal y eje este-oeste que le hacen ser el mayor castillo de la Europa Occidental. Es considerado el máximo exponente de la arquitectura militar soriana y de la Península.

LA ERMITA DE SAN BAUDELIO 

Está considerada como la joya más original de la arquitectura prerrománica soriana, de influencia mozárabe. Su construcción esta datada de finales del siglo XI. En el centro de la nave se encuentra el único pilar, una gruesa columna de la que arrancan ocho arcos de herradura a modo de ramas de palmera. La capilla central se instaló en el ábside, donde además se encuentra una necrópolis rupestre medieval. Las paredes de la ermita estaban completamente cubiertas de pinturas al temple – algunas de esas pinturas se conservan en el propio templo, otras fueron arrancadas y se conservan en varios museos de Boston y en el Museo del Prado.

MEDINACELI 

Situada estratégicamente en la cumbre de un cerro – domina con una visión perfecta el Valle del Jalón-, la villa de Medinaceli es, sin duda, uno de los conjuntos patrimoniales más interesantes de la provincia. Conserva casi intacto el aspecto señorial de siglos pasados y de máximo apogeo. Cerca de la Plaza Mayor conserva la villa los restos más antiguos del trazado urbano, de época árabe, con callejuelas estrechas, sinuosas e irregulares.

El monumento más emblemático y original es indudablemente el Arco Romano. Único en España de triple arcada, de considerable dimensiones y estilo africano. Fue construido a finales del siglo I d.C. El epicentro de la villa es la Plaza Mayor de estilo castellano y situada sobre el antiguo foro romano, alberga los dos edificios civiles más notables de la villa, el Palacio Ducal del siglo XVI y XVII, con uno de los más interesantes mosaicos romanos encontrados en la plaza y la Alhóndiga.

Es destacable visitar la Colegiata de Ntra. Sra. de la Asunción: De una sola nave, a la que se añaden varias capillas y de estilo gótico tardío, en el interior destacan la cripta románica, la rejería gótica, el altar mayor barroco, el Cristo de Medinaceli, que es una notable talla del siglo XVI y el órgano del siglo XVIII.

MONASTERIO DE SANTA MARÍA DE HUERTA

Es sin duda uno de los monasterios más destacados de la orden del Císter. De estilo Románico-gótico-plateresco, data del siglo XII. Imprescindible visitar su claustro gótico; su cocina del siglo XII; su impresionante refectorio, considerado una obra maestra del arte cisterciense; el claustro plateresco de Los Caballeros; o su torre del homenaje, de clarísima influencia mudéjar. El Refectorio se trata de la sala más importante del monasterio, fue construida en el siglo XIII, siendo la obra maestra del arte cisterciense. Es una única nave muy luminosa cubierta con bóvedas ojivales. Su originalidad radica en la escalera calada, abierta en el muro a través de arcos y que da acceso al púlpito. Los monjes actualmente elaboran exquisitas mermeladas y un delicioso membrillo que recomendamos encarecidamente los probéis, una delicia.

GASTRONOMÍA

La comida soriana ha alcanzado en los últimos años un reconocimiento y una gran popularidad, desde la humilde Sopa Castellana o las Migas Pastoriles (que están riquísimas) hasta el plato más sofisticado de la nueva cocina. Eso sí, siempre regados con excelentes vinos pertenecientes a la D.O. Ribera del Duero. Es una cocina basada en los productos propios de la tierra, todos ellos de gran calidad debido fundamentalmente a su clima y nula contaminación. Los derivados del cerdo y el cordero: los chorizos, morcillas, jamones, torreznos, solomillos, chuletones, churrasco, cochinilla, cabritos, cecinas, chuletillas de cordero y un largo etc..

Pero lo más probable es que asociemos Soria con la micología, es decir la setas. Pues en los inicios del otoño empieza en plenitud la temporada de este delicioso manjar que se cocina de mil y una formas. Los níscalos, boletus, setas de cardo, champiñones o las excelentes trufas. Si con todo esto no quedamos satisfechos, no hay más que empezar por su variada repostería: rosquillas, mantecadas, roscos, sobados y sobadillos, anisados, empiñonados, pastas de limón y almendra, tartas costradas, turrones y mazapanes y magdalenas, todo elaborado con productos locales.

[divider]GUIA PRACTICA[/divider] [column size=one_half position=first ] Dónde alojarse en Almazán Hotel Restaurante Antonio www.hotelantonio.net Hotel Villa de Almazán www.hotelvilladealmazan.es

Dónde alojarse en Berlanga de Duero Hotel Rural Villa de Berlanga www.hotelvilladeberlanga.com Hotel Fray Tomas – Casa Vallecas www.casavallecas.es Posada los Leones – Restaurante [/column] [column size=one_half position=last ] Dónde comer o de tapas

En Almazán Restaurante Antonio www.hotelantonio.net Bar de tapas Ronda Calle Gran Vía, 30 En Berlanga de Duero Casa Vallecas www.casavallecas.es Restaurante – Posada los Leones

En Medinaceli El Rincón de Medinaceli www.elrincondemedinaceli.es [/column]

Post relacionados: