Aqaba para todos los gustos

Aqaba para todos los gustos

Aqaba es la ciudad más importante del sur de Jordania y se presenta como el final perfecto de unas completas vacaciones en Jordania.

 

Aqaba es la ventana al mar de Jordania. Su mar y su desierto se fusionan creando un bonito contraste. Te proponemos tres formas diferentes de disfrutar este magnífico lugar por su historia, su entorno y su amplia variedad de alojamientos:

Aqaba y cultura

Las ruinas de Ayla dan una idea de la antigüedad de Aqaba pues se trata de los restos de un puerto que existió hace siglos. Si se sigue a pie se llega al fuerte de Aqaba, lugar donde la Rebelión Árabe expulso a los turcos. Además, fue posada para los peregrinos que se dirigían a La Meca. El Museo de Antigüedades de Aqaba forma parte de este fuerte y alberga una gran colección de monedas, utensilios de cerámicas y lápidas islámicas del siglo VIII.

Sin duda, uno de los lugares imprescindibles de Aqaba es la Iglesia más antigua del mundo. Los restos de su estructura fueron encontrados en el puerto de la ciudad en el Mar Rojo. Se sabe que es una iglesia por su orientación al este, sus cimientos están datados de finales del siglo III o principios del siglo IV Además, cercano a estos restos, se situaba un cementerio que estaría en uso aproximadamente en la misma fecha.

Aqaba y el Mar Rojo: paraíso para los amantes del buceo

La ciudad costera de Aqaba es la única salida al mar en el Reino Hachemita de Jordania y el destino idóneo para practicar buceo. Debido a la cálida temperatura de la que gozan sus aguas, (oscila entre los 20 ºC en invierno y los 27 ºC en verano), y la rica variedad de flora y fauna que pueblan sus fondos, desde imponentes tortugas o tiburones hasta coloridos peces exóticos que merodean alrededor del coral, representa un auténtico tesoro submarino para los amantes del buceo.

El Golfo de Aqaba, situado al sur de Jordania, cuenta con una treintena de puntos de inmersión. El arrecife nace, literalmente, en el borde del agua y se pierde en un desfiladero submarino a pocos metros de la orilla. En verano es común ver tiburones ballena o mantarrayas en febrero, así como pecios en el fondo del mar.

Para los que prefieran el snorkel el jardín japonés es el enclave perfecto pues posee una flora y fauna sorprendente a poca profundidad. Sorprenden la presencia de tortugas carey residentes o sus formaciones de barracudas. Es conocido como uno de los sitios más hermosos en Aqaba.

Aqaba y bienestar

Después de varios días conociendo el país, uno merece un descanso. Aqaba ofrece una larga lista de hoteles entre cuatro y cinco estrellas en los que relajarse varios días. Los hoteles se sitúan a lo largo de las playas por lo que ofrecen todo tipo de deportes acuáticos y actividades para que no haya tiempo para el aburrimiento. El hotel Kempinski tiene un servicio impecable y su spa ofrece tratamientos excepcionales con vistas panorámicas al mar. Otro de los hoteles de Aqaba que merece una estancia es el Mövenpick

 

 

Post relacionados: