De Polo a Polo con Hurtigruten

 De Polo a Polo con Hurtigruten

Hurtigruten presenta estos dos viajes inolvidables en un nuevo hito de la compañía que ofrece recorrer el mundo de punta a punta en un viaje de 96 días en el primer crucero híbrido del mundo, el MS Roald Amundsen, haciendo honor al primer explorador que alcanzó con éxito los polos Norte y Sur; y en un segundo recorrido, esta vez con el buque insignia de la compañía desde su construcción en 2007, el MS Fram, con salida el 2 de septiembre para iniciar un bello viaje de 66 días.

 

De Polo a Polo con el MS Fram

Este crucero de expedición como ningún otro tiene como punto de partida Edmonton, Canadá, desde dónde el pasajero comenzará el viaje de 66 días navegando desde la bahía de Cambridge en el Ártico, antes de atravesar el legendario Pasaje del Noroeste hasta la costa de Groenlandia, Terranova y Labrador. Durante este recorrido y siempre bajo la vigilancia del Equipo de Expedición que evaluará las condiciones naturales y la meteorología, y la compañía del esquivo oso polar, el pasajero podrá admirar sitios naturales como Beechey Island o el puerto de Dundas, y conocer comunidades inuit como las de Pond Inlet.

Dejando atrás el Pasaje del Noreste y el territorio canadiense, el barco pone rumbo a Groenlandia y el Canadá Atlántico. Mientras se navega por la bahía de Baffin y el estrecho de Davis, se impartirán conferencias informativas en el Centro de Ciencias. Algunos de los temas incluirán fauna, cultura groenlandesa, historia de las expediciones y exploradores históricos, geología y fotografía.

El asentamiento de Ilulissat, traducido como “icebergs”, se encuentra en el impresionante paisaje del Ilulissat Icefjord, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y es alguno de los puntos que recorrerán el Fram hasta llegar al puerto marítimo de Halifax. Con vistas a uno de los puertos naturales más grandes del mundo, es desde donde el barco continuará rumbo sur a través del Atlántico, antes de pasar por el Canal de Panamá hacia el Pacífico.

Además de conocer a una tribu indígena en la poco visitada región de Darién, Bahía Solano en Colombia o explorar la remota “Isla de la Plata”, el pasajero podrá experimentar una explosión de cultura y naturaleza, explorando Colombia, Ecuador, Perú y Chile antes de presenciar el esplendor de la Patagonia, con los palafitos pintados de colores brillantes de Castro y la iglesia de San Francisco declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO dando la bienvenida.

Puerto Edén, Puerto Natales y los fiordos chilenos serán los compañeros de viaje hasta llegar a Cabo de Hornos y el Pasaje de Drake, el camino para alcanzar el continente blanco. Durante siete días, el pasajero podrá experimentar la fauna, como las grandes colonias de pingüinos, y los paisajes de la región con actividades limitadas como kayak, campamentos y raquetas de nieve, siempre de la mano del Equipo de Expedición. La vuelta está cerca pero este viaje ya se ha convertido en inolvidable.

De Polo a Polo con el MS Roald Amundsen

El campamento base en el mar será el primer crucero de expedición híbrido del mundo, el MS Roald Amundsen. El punto de partida de este crucero de expedición es Vancouver, en Canadá, navegando hacia el norte a lo largo de la costa de Alaska, admirando los Misty Fjords; ciudades con historia como la de Wrangell; Sitka, en la costa exterior del Paso Interior, a la que solo se puede llegar por mar o aire ya que se encuentra rodeada por el Bosque Nacional Tongass, el mayor bosque tropical templado del mundo; Kodiak, el mayor puerto de Alaska o el imponente Parque Nacional de Katmai, con una extensión de más de 16.000 kilómetros cuadrados y de una docena de volcanes activos.

Además de navegar por diferentes pueblos pesqueros y tradicionales como Chignik, la deshabitada Unga Village (islas Aleutianas), Dutch Harbour o las islas de San Pablo, la mayor de las islas Pribilof y hogar de numerosas especies de aves y un gran número de focas peleteras; y San Mateo – del que se dice que es lugar más aislado de Alaska-.

Al atravesar el estrecho de Bering, alcanzaremos el Círculo Polar Ártico, con Rusia al oeste y a Estados Unidos al este. Esta es también la Línea Internacional de cambio de Fecha, lo que significa que el “mañana” está a nuestra izquierda y el «hoy» a la derecha.

Al cruzar el mar de Chukotka, el barco alcanza Point Barrow, el punto más septentrional de los Estados Unidos, y entrará en el mar de Beaufort, donde con un poco de suerte, se podrán contemplar las ballenas de Groenlandia y ballenas grises. El hielo marino también será protagonista. Mientras discurre por el paso del Noroeste hacia la isla de Baffin y Groenlandia, el pasajero será testigo de la mayor isla deshabitada de la Tierra como Isla Devon o Fort Ross en la bahía de Hudson hasta alcanzar Ilulissat y Sisimiut, el segundo asentamiento más grande de Groenlandia.

A continuación, seguirá la navegación hacia el sur a lo largo de la costa oriental de Estados Unidos hasta llegar a las cálidas islas tropicales de Centroamérica, antes de pasar por el Canal de Panamá y llegar a Sudamérica. Desde este punto, recorrerán la costa occidental americana explorando sitios antiguos en Ecuador, Perú y Chile antes de navegar por los fiordos chilenos y llegar a la Patagonia. La siguiente parada es la Antártida.

Como se describe en el Tratado Antártico, la Antártida está dedicada a la paz, la ciencia y el turismo. Es por eso que desde Hurtigruten se adhieren a pautas ambientales muy estrictas en esta área.

Más información en https://www.hurtigrutenspain.com/destinos/de-polo-a-polo/

 

Post relacionados: