Descubre una Semana Santa diferente en Costa Brava Girona

 Descubre una Semana Santa diferente en Costa Brava Girona
La provincia alberga durante estos días procesiones y representaciones religiosas tan llamativas como las festividades de primavera y verano


Los gerundenses estiman y cuidan sus hondas tradiciones y manifestaciones de cultura popular. Entre las más conocidas destacan la sardana, los gigantes y cabezudos, los correfocs o los festivales de habaneras, que son habituales en toda la Costa Brava y el Pirineu de Girona a lo largo del verano. Pero durante el resto del año, la provincia ofrece la posibilidad de conocer otras costumbres y celebraciones, tales como las procesiones de Verges, Besalú, Sant Hilari Sacalm o Girona capital.

No todo el mundo sabe que Girona capital cuenta con hasta 12 cofradías religiosas, algunas de las cuales protagonizan durante la Semana Santa las procesiones más espectaculares de Catalunya. Es el caso de la que tiene lugar cada Viernes Santo, a partir de las diez de la noche y que arranca en la solemne catedral de Santa Maria, bajando a continuación de forma lenta y pausada por la gran escalinata que da acceso al templo, mientras suenan los timbales y los bombos de los manaies, los soldados del imperio romano que ocupaba Palestina en tiempos de Jesús de Nazaret. Y todo ello, en el magnífico marco arquitectónico de la Girona medieval.

En la vecina comarca de La Garrotxa, la villa de Besalú también alberga una de las representaciones religiosas más espectaculares de la provincia, la procesión de los Dolores. Desde el 1717 y hasta el año 1937, en la población había dos procesiones destacadas, la de los Dolores y la del Jueves Santo, que compartían muchos de los pasos y elementos. Pero la segunda fue desapareciendo y sus pasos han perdurado en la procesión de los Dolores, que al término de la Guerra Civil se retomó por el importante fervor popular del que gozaba, y que tiene lugar este viernes 22 de Marzo.

 

La devoción, el silencio piadoso y sus excepcionales singularidades han hecho de la procesión de los Dolores de Besalú un evento único y diferencial en estas tierras, donde la tradición, el misticismo y la espiritualidad se dan la mano y caminan juntos en una población de por sí repleta de historia y leyendas.

Por otro lado, en la comarca de La Selva, la localidad de Sant Hilari Sacalm acoge desde hace más de tres siglos su Vía Crucis viviente cada Viernes Santo, conservando una tradición procesional que se ha transmitido de padres a hijos, y se ha convertido en una manifestación popular tan importante que ha sido clasificado como Elemento Festivo Patrimonial de Interés Nacional y cuenta con la Cruz de Sant Jordi.

Verges es la única población catalana que conserva una Danza de la Muerte, reminiscencia de ritos ancestrales de culto a los difuntos. Este tipo de danza está muy asociado a las epidemias de peste negra que asolaron Europa entre los siglos XIV y XVII.

Tras la Semana Santa, en el horizonte se avistan ya las fiestas de primavera como el internacionalmente conocido festival Temps de Flors, que tiene lugar durante esos mismo días en Girona capital, que tendrá lugar del 11 al 19 de mayo o la Fiesta Mayor y Baile de los Caballitos, Gigantes y Mulassa, en Sant Feliu de Pallerols, del 18 al 20 de Mayo.

Con la Semana Santa la temporada turística arranca en las localidades de interior y la costa, activando de este modo empresas de servicios turísticos como alojamientos, restaurantes, agencias de actividades de turismo activo y circuitos gastronómicos.

Fotos: © Costa Brava-Pirineu de Girona

©Dansa-de-la-mort_Ajuntament-de-Verges

©Via-Crucis-Vivent.-Sant-Hilari-Sacalm.-Carles-Benitez-Arxiu-VCV

©Via-Crucis-Vivent.-St.Hilari-Sacalm.-Salvador-Bosch.-Arxiu-Imatges-PTCBG

Post relacionados: