El Hotel Barceló Oviedo Cervantes copa las noches de los últimos jueves de cada mes

 El Hotel Barceló Oviedo Cervantes copa las noches de los últimos jueves de cada mes

El singular establecimiento, que en apenas 4 años se ha convertido en uno de los hoteles más reconocidos de la capital asturiana, se ha sumado a la moda de los «after work» con un producto de máximo nivel.

Dicen que el éxito de muchos proyectos radica en una exquisita combinación de lo antiguo con un elegante toque de modernidad. Y en lo que respecta al hotel Barceló Oviedo Cervantes esapremisa se ha cumplido a la perfección. Construido sobre una antigua casona indiana de principios del Siglo XX, cuya excelente renovación fue galardonada con el Premio ACPE 2007 A la Rehabilitación de Edificios, su interior destaca por un minimalismo colorista donde laslíneas rectas se mezclan con un mobiliario acogedor que absorbe al visitante.

El Barceló Oviedo Cervantes desembarcó hace 4 años en la capital asturiana para quedarse, y a buen seguro lo está consiguiendo. La última iniciativa que ha lanzado para seguir posicionándose en el circuito de salidas de la sociedad ovetense ha sido la creación de sus “after work”. Tienen lugar todos los últimos jueves de cada mes en el lobby bar del hotel, uno de los rincones más llamativos y acogedores del establecimiento.

Abierto desde las 20:00 hasta las 24:00 horas, la música es uno de los fuertes de este nuevo“must” de las noches asturianas, con una miscelánea sonora que abarca todo tipo de estilos: desde un amplio repertorio de Rythm & Blues y Rock & Roll, con piezas genuinas de los 50’s; hasta grandes éxitos de la era Disco de los 70’s, la New Wave y los 80’s; pasando por el Latin Jazz, el Funk y el Soul o la mezcla de Indie Rock y Electrónica más actual.

Con un aforo máximo para hasta 150 personas, la carta del “after work” del Barceló Oviedo Cervantes ofrece una amplia selección de bebidas, apta para todos los gustos, precios y paladares. Desde una simple cerveza o una copa de Rioja, hasta un gin tonic de Bombay Shaffire o The London Gin o, para los más exigentes, una botella de Moët Chandon, entre muchas otras opciones.

 

Más información: barcelo.com

Post relacionados: