Este San Valentín, Enamórate de Portugal

 Este San Valentín, Enamórate de Portugal

La popular celebración del día de San Valentín se lleva a cabo prácticamente en todos los rincones del mundo. El 14 de febrero muchas parejas pasan todo el día juntos e intercambian regalos como símbolo del gran amor que les une. Portugal no es una excepción a esta festividad internacional, ya que además dispone de una gran variedad de escapadas para pasar un día inolvidable junto a nuestra pareja.

Sin duda, son muchos los lugares que muestran sus encantos para esta fecha en Portugal y es que bien a orillas del Tajo, bien inmersos en la magia de sus históricas ciudades o bien acomodados en algún rincón rural del Alentejo, el día de San Valentín es la mejor excusa para descubrir un país cercano y diferente para pasar un momento inolvidable.
De norte a sur, Portugal ofrece infinidad de opciones aunque una de las más conocidas es sin duda Lisboa, cuya esencia nostálgica supone una alternativa ideal para un paseo romántico y un recorrido por sus parques y monasterios. Además, la gran oferta cultural de la capital lusa y la extensa vida nocturna de la ciudad suponen un plan difícilmente rechazable.
Desde Lisboa también podemos descubrir Belém, donde además de pasear junto al Tajo y visitar los numerosos monumentos de la ciudad podremos saborear uno de los manjares más emblemáticos del país; los Pasteles de Belém. También desde la capital se puede descubrir la apasionante historia de la vecina Sintra, que sin duda ofrece uno de los iconos más románticos de la arquitectura lusa con el inolvidable Palacio da Pena, antaño una de las residencias principales de la familia real.

Si lo que deseamos es disfrutar de la historia del país, un lugar de obligada visita es sin duda Évora. Situada en el corazón del Alentejo, esta ciudad empapada del romanticismo del siglo XVI está repleta de iglesias, monasterios y calles medievales que evocan a sus visitantes a un viaje al pasado.
En la Región Centro, nos encontramos con otro de los diamantes de Portugal, la hermosa ciudad de Coimbra, que disfrutó de la Capitalidad de la Cultura en 2003. Esta ciudad de calles estrechas esconde multitud de monumentos como la sede antigua de la Universidad de Coimbra. Además, esta emblemática ciudad fue el escenario de un romance histórico entre el rey Pedro y la cortesana española Inés de Castro, que acabó trágicamente con el asesinato de ésta junto a la Fonte das Lágrimas. Recorrer los lugares de encuentro entre ambos amantes medievales es hoy un reclamo para los visitantes de la ciudad y la manera más romántica de conocer este icono histórico del centro de Portugal.
La Región Norte de Portugal ofrece multitud de opciones para una escapada romántica. En el inmejorable marco comprendido entre las dos grandes cuencas fluviales del Miño y del Duero no sólo se puede disfrutar de la naturaleza de la región más verde de Portugal, sino de rutas y ciudades cargadas de historia, cuyos centros históricos son Patrimonio de la Humanidad. Así, San Valentín es una fecha perfecta para conocer las ciudades de Guimaraes y Braga, que además este año presentan una agenda cultural imparable siendo la primera Capital Europea de la Cultura y la segunda Capital Europea de la Juventud.
Del mismo modo, Porto es otra de las ciudades que respira romanticismo por cada rincón. Dibujada a orillas del Duero, esta antigua ciudad de enorme apuesta cultural –en torno a la Casa da Música o la Fundación Serralves- regala atardeceres inolvidables en su Ribeira idóneos para un fin de semana en pareja. La faceta más decadente de Oporto se conjuga a la perfección con una arquitectura construida en base a joyas históricas como la estación de Sao Bento o la Torre de los Clérigos.
Al sur de Portugal se encuentra la famosa región de Algarve, que pese a ser la región menor en extensión geográfica es la más visitada anualmente de todo el país. La belleza de sus costas supone siempre un gran reclamo de esta región. Febrero es un mes perfecto para conocer el Algarve sin el bullicio turístico y poder así disfrutar de increíbles lugares que enamoran, como los encantadores pueblecitos de pescadores que rodean la costa o la increíble puesta de sol en el Cabo de San Vicente. Además, esta región goza de un gran panorama cultural durante todo el año, destacando por su apretada agenda de eventos, su gran oferta de turismo activo y su gran patrimonio histórico y gastronómico.
También los encantadores archipiélagos que completan la oferta de Portugal son excelentes escenarios para pasar un San Valentín inolvidable. Así, Madeira ofrece uno de los rincones más románticos con su exuberante naturaleza que le ha llevado a ser denominada como «El Jardín del Atlántico», siendo uno de los destinos preferidos para disfrutar de una escapada tanto de relax como de aventura, ya que la isla tiene una amplísima oferta de turismo activo. Además, este año sus exóticos carnavales al más puro estilo brasileño arrancan justo el día después de San Valentín.
Por último, Azores es otro de los secretos mejor guardados de todo Portugal. Este conjunto de nueve islas esconde paisajes tan espectaculares como románticos, como el Lago das Sete Cidades en la isla de San Miguel. Hay una leyenda en cuanto a su origen que afirma que el lago se formó con el llanto por el amor frustrado de una princesa y un pastor. Existe un sendero para recorrer el cráter, aunque también se puede divisar desde el mirador Vista do Rei desde donde contemplaremos la magnitud de esta obra de arte de la naturaleza.
Acerca de Turismo de Portugal
Portugal guarda todo su encanto detrás de un perfil recortado, en una línea de arena y espuma, y acariciado por la brisa del mar. Poseedor de un misterio que perdura hace más de 800 años, este país es genuinamente diverso y aquí todos los dualismos surgen y se entrecruzan: el pasado y el presente, la herencia cultural y la alegría de vivir.
Lugar de sol y de mar, historia y cosmopolitismo, su monumentalidad confiere encanto a la vida y contrasta con la levedad de los espíritus relajados. Con una localización geográfica singular y vocación atlántica, la Costa Oeste invita a disfrutar de la naturaleza, de la playa, de la gastronomía y de la animación. En esta tierra de luz y sol, inagotable fuente de energía, el pasado refuerza el sentido del presente.
La Costa oeste de Europa divide sus encantos en cinco regiones continentales y dos insulares: Lisboa, Oporto y Norte de Portugal, Centro de Portugal, Alentejo, Algarve, y los archipiélagos de Madeira y Las Azores. Todas estas regiones ofrecen un extenso y riquísimo patrimonio monumental, artístico y arqueológico, con una gastronomía tan rica y variada como su paisaje. Un destino bañado por el sol y por 850 km de doradas playas que brinda noches llenas de cultura y ocio marcado por el ambiente cosmopolita de sus ciudades.

Más información: www.visitportugal.com

Post relacionados: