Flora y Fauna de Chille, espectáculo único

Flora y Fauna de Chille, espectáculo único

Con su imponente cordillera, árido desierto y 4.300 km de costa, Chile alberga un ecosistema único y fascinante, que permite la vida de un gran número de especies endémicas.

El «desierto florido» es un fenómeno único de Chile. Ver cómo brotan coloridas flores silvestres en medio del Desierto de Atacama, el más árido del mundo, es sencillamente sobrecogedor. Sucede en algunas primaveras, entre septiembre y noviembre, cuando el fenómeno Corriente del Niño ha hecho aumentar las lluvias, generalmente desde la ciudad de Vallenar, también en las cercanías de Copiapó y hacia el sur hasta los alrededores de La Serena y Coquimbo.

El resto de la zona norte ofrece especies cactáceas, tamarugos y en el Parque Nacional Lauca, en el altiplano, están las llaretas que sólo crecen a gran altitud, junto a las llamas, vicuñas, alpacas, guanacos, delicados flamencos y ñandúes. En el Salar de Atacama y sus alrededores también podrás ver desde cerca diferentes especies de flamencos y otras aves andinas. Las palmas endémicas de Chile se pueden ver en el Parque Nacional La Campana, en las cercanías de Valparaíso.

La Cordillera de Los Andes cobija al puma, que rara vez se deja ver, junto a los cóndores, que sobrevuelan las cumbres ofreciendo un espectáculo mágico. Los podrás apreciar en diversos parques nacionales de la zona sur y en la Patagonia. El esquivo pudú, el venado más pequeño del mundo, se esconde en los densos bosques patagónicos como también el huemul, símbolo en el escudo del país.

La zona sur alberga una de las selvas templadas más grandes del mundo. En los parques nacionales o reservas naturales como el Parque Nacional Conguillío, el Parque Nacional Villarrica, el Parque Nacional Huerquehue y el Parque Nacional Alerce Andino podrás encontrar alerces, que viven hasta cuatro mil años, y elegantes araucarias. En la Patagonia podrás ver el famoso ciprés de las Guaitecas y las nalcas, planta comestible con cuyas hojas se cocina el curanto, comida típica de Chiloé.

A lo largo de la costa chilena se pueden avistar inmensas colonias de lobos marinos y pingüinos, en lugares como la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, también nutrias en la costa de Concepción, y delfines nariz de botella, toninas y ballenas en las dos Patagonia, sur y norte.

 

Post relacionados: