Irlanda promociona sus conexiones a la isla Esmeralda

Irlanda promociona sus conexiones a la isla Esmeralda

La ruta Girona-Knock, en el Noroeste de Irlanda, abre las puertas a la Irlanda más salvaje, un destino marcado por los preciosos paisajes verdes y los pueblos pintorescos con imponentes castillos. A esta opción de viaje hay que sumar las conexiones a Dublín, Belfast y Cork desde Barcelona, que ofrecen un completo pull de sugerentes alternativas para experimentar al máximo la Isla Esmeralda

La Oficina de Turismo de Irlanda ha viajado hasta Barcelona para celebrar las nuevas conexiones directas a la Isla Esmeralda y dar las claves de un destino que conquista al viajero por sus preciosos paisajes verdes, sus pueblos pintorescos, sus imponentes castillos cargados de historias y leyendas, sus animadas ciudades, con sus efervescentes agendas de eventos, y la característica jovialidad de sus gentes.Las opciones de viaje desde Barcelona son múltiples, adaptadas a los gustos de todo tipo de viajeros. La nueva ruta Girona-Knock -que Ryanair empezó a operar en el mes de marzo- abre las puertas a la Irlanda más salvaje y auténtica, que con sus impresionantes acantilados, sus largas playas y sus paisajes de montaña promete hacer las delicias de los amantes de la naturaleza. Para espíritus más cosmopolitas, las conexiones desde Barcelona a Dublín, Belfast, en Irlanda del Norte, o Cork, para muchos el destino más animado de Irlanda, prometen grandes experiencias con la cultura, la gastronomía y el Irish lifestyle como protagonistas. Y tú, ¿por qué destino te decides?  

Girona-Knock, la ruta más novedosa

La ruta Girona-Knock es la más reciente de las conexiones a Irlanda desde Cataluña y estará disponible hasta finales de octubre con tres vuelos semanales (martes, jueves y sábados). A través de este destino del Noroeste de Irlanda, la Isla Esmeralda muestra su lado más puro, con su naturaleza agreste, sus paisajes de costa, sus escarpados acantilados, sus parajes verdes salpicados por pueblos con encanto y castillos centenarios. ¿Quieres más pistas para lanzarte a este viaje “salvaje”? ¡Toma nota de las paradas imprescindibles!

Partiendo desde Girona, después de poco más de dos horas de vuelo aterrizarás en Knock, punto de partida excelente para recorrer algunos de los rincones más auténticos de toda Irlanda. La primera visita bien puede ser el pintoresco pueblo de Westport: piérdete por sus calles y recala en algún pub tradicional para disfrutar del sabor de una rica Guinness o un plato de gastronomía local mientras suena la música en vivo.

Retomando tu viaje y avanzando por carreteras serpenteantes alcanzarás Kylemore Abbey, un lugar de impresionante belleza, tanto por su emplazamiento en un precioso escenario natural, como por su valor arquitectónico, artístico y cultural, además de la emocionante la historia de amor que esconde.

Fue construido entre 1863 y 1868 como residencia de descanso del multimillonario Mitchel Henry, donde vivió con su esposa Margaret hasta la muerte de ésta, en 1875, momento en que mandó construir una iglesia neogótica, réplica de la catedral de Norwich. Años más tarde el lugar fue transformado en abadía por las monjas benedictinas y ejerció como colegio internacional femenino hasta 2011. Actualmente constituye todo un tesoro cultural, donde es obligado visitar también las huertas y el jardín victoriano y disfrutar de las delicias gastronómicas que preparan las pocas monjas que aún habitan allí.

La siguiente parada obligatoria en tu recorrido es el castillo medieval de Ashford, a orillas del lago Corrib, construido en el siglo XIII. Increíble hotel de cinco estrellas en la actualidad, fue el escenario donde se rodó a principios de los años cincuenta la película “The Quiet Man” (El Hombre Tranquilo), dirigida por John Ford y protagonizada por John Wayne. Aparte del castillo, el filme incluye escenas rodadas en los alrededores del pintoresco pueblo de Cong, en cuyo bar ‘Pat Cohan’ todavía se puede ver la barra original que salía en la película. Tanta es la mitomanía en torno al filme que tiene su propio museo.

Otro lugar imprescindible en la zona es la montaña Croagh Patrick, importante destino de peregrinación. Cuenta la tradición que en el año 441 d.C. San Patricio ascendió la montaña, donde ayunó durante cuarenta días y cuarenta noches y desde donde haciendo sonar su campanilla consiguió terminar con todas las serpientes y reptiles venenosos de la isla, que se arrojaron por el precipicio conocido como “el hoyo del diablo”. Para conmemorarlo, el último domingo de julio se celebra el llamado Reek Sunday, durante el que miles de personas peregrinan hasta la cumbre de la montaña.

Si en  tu viaje vas con niños, no puedes dejar de visitar el Westport House and Pirate Adventure Park, un complejo pensado para el disfrute de toda la familia, que integra un camping y numerosas atracciones y actividades para los más pequeños, inspiradas en las aventuras de piratas, pues la casa perteneció a la famosa reina pirata del siglo XVI Grace O’Mally.

Citas estivales muy tentadoras

Otra de las grandes señas de identidad de Irlanda es su vibrante agenda de eventos. Durante todo el año, se suceden los festivales musicales, los maratones culturales, los espectáculos deportivos, las fiestas gastronómicas… Citas para todos los gustos que dan aún más vidilla a las siempre animadas ciudades de Irlanda.

Si te gusta la vela, tu cita está en Galway, la meta final de Volvo Ocean Race. Tras su paso por puertos de todo el mundo, la carrera celebrará su última etapa del 30 de junio al 8 de julio en Galway, toda una fiesta que se celebrará con múltiples actividades paralelas. Los amantes de la navegación también tienen otras dos sugerentes citas este verano: en Derry Londonderry, con motivo de la Carrera de Yates Clipper Round the World, una de las más grandes del mundo, que se sucederá del 5 al 8 de julio; y en Dublín, donde del 23 al 26 de agosto tendrá lugar el The Tall Ships Festival. Muy interesante su intenso programa de actividades gratuito y muy familiar, con talleres temáticos, conciertos de música, espectáculos de títeres, cuentacuentos y exhibiciones de deportes náuticos en el muelle del Gran Canal.

Y si te atrae la música tradicional irlandesa, nada como darse un paseo por Cavan, donde del 10 al 20 de agosto se celebra el Fleadh Cheoil na hÉireann, con un prometedor cartel de conciertos y actividades. 

Irlanda, Hay que vivirla

Si deseas ver o consultar fotos de Irlanda, visita la página: www.tourismirelandimagery.com

Para obtener más información sobre vuelos desde España a Irlanda y viceversa, entra en: www.aerlingus.com

www.ryanair.com

www.iberia.es

www.easyjet.com


Post relacionados: