Vallnord ofrece menús adaptados a las intolerancias alimenticias

 Vallnord ofrece menús adaptados a las intolerancias alimenticias
Los esquiadores que sufren alguna intolerancia o alergia alimenticia no tiene porqué  renunciar a comer en pistas. La estación andorrana de Vallnord cuenta en sus áreas de restauración con menús adaptados a cada cliente, basados en la gastronomía de montaña, para disfrutar sin contratiempos de un almuerzo de calidad con total seguridad. En las áreas de autoservicio se garantizan platos sin gluten para celíacos, mientras que el personal de la estación trata en una atmósfera específica la ausencia total de alergénicos para los usuarios que sufran alguna patología alérgica.

Tras una intensa jornada de esquí, es importante cuidar también la alimentación. La actividad física conlleva un importante desgaste físico y es importante descansar y reponer fuerzas en las áreas de restauración de la estación de Vallnord. No se recomiendan los almuerzos copiosos si luego se continuará con el esquí, pero tampoco elegir una comida demasiado ligera si se quiere disfrutar de la actividad física hasta el cierre de la estación y evitar la fatiga. Encontrar el equilibrio es la clave y mantener la hidratación durante toda la actividad deportiva.

Vallnord ofrece un amplio abanico de posibilidades en sus áreas de restauración y cafeterías. Desde un menú saludable y rápido hasta alta cocina de montaña, con zonas comunes de descanso, tanto interiores como exteriores en sus apacibles terrazas, a pie de pistas.

MENÚS ESPECIALES PARA INTOLERANTES Y ALÉRGICOS

Cada vez con mayor frecuencia, las intolerancias y alergias alimenticias afectan a un mayor volumen de la población. Por este motivo, la estación de Vallnord atiende estos factores de riesgo para los que la padecen y ofrece menús alternativos. En los tres sectores (Arcalís, Arinsal y Pal) se elaboran comidas especialmente indicadas para los usuarios con algún tipo de trastorno alimenticio. De este modo, en los menús de autoservicio se presta especial atención a los celíacos y siempre se incluye en la carta algún plato sin gluten.

Mientras que las personas con intolerancia o alergia a algún alimento como el pescado, el marisco o los frutos secos, entre otros, pueden almorzar con total seguridad en las áreas de restauración de la estación andorrana. El personal trata de una forma especial y en una atmósfera específica los platos y se certifica la ausencia de alergénicos. Además, con reserva previa, en los restaurantes de la estación se pueden preparar menús especiales según las necesidades.

PRODUCTOS SIN CONSERVANTES NI ADITIVOS

Comer en una estación de esquí no exime de degustar un saludable plato basado en la cocina típica de alta montaña. Los productos que ofrece Vallnord son de calidad y frescos, apostando por los productos de la tierra, como es el caso de la carne de Andorra que cuenta con sello de calidad tanto en la alimentación, así como una garantía del pasto del ganado y también en el sacrificio del animal, evitando el estrés.

Asimismo, se ha exigido a los proveedores que los productos envasados contengan el mínimo de conservantes y aditivos, incluso en los productos frescos, para apostar por una comida sana y más natural. Comer en la estación de esquí de Vallnord es todo un acierto.

Más información:

www.vallnord.com

Post relacionados: