Las playas de Tenerife revalidan su calidad

 Las playas de Tenerife revalidan su calidad

Tenerife ha recibido 16 de las 45 banderas azules concedidas a Canarias en 2012, convirtiéndose así en la Isla con mayor número de playas acreditadas con este importante distintivo de calidad otorgado por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC), órgano dependiente de la Federación Europea para la Educación Ambiental (FEE). Los criterios para su obtención son la calidad de las aguas, la información y educación ambiental, la gestión ambiental y la seguridad, los servicios y las instalaciones disponibles. Cualidades que poseen las dieciséis playas tinerfeñas que este año contarán con la bandera azul.

De entre las 16 playas galardonadas de Tenerife, la Playa de La Arena en Santiago del Teide se convierte en la mejor playa de la provincia al recibir este mismo distintivo durante 25 años consecutivos. Esta playa, de 175 metros de longitud y unos 60 metros de anchura, cumple los requisitos de limpieza y accesibilidad, además de tener baños públicos y duchas, zona wi-fi, servicio de mantenimiento y estar libre de cualquier barrera arquitectónica.

En Tenerife fueron galardonadas las playas de El Médano, La Jaquita y La Tejita (Granadilla de Abona); Las Vistas, Los Cristianos y El Camisón (Arona); Troya I-II , El Duque y Fañabé (Adeje); La Arena (Santiago del Teide); El Arenisco (La Laguna); El socorro (Los Realejos); San Telmo y Complejo Playa Jardín (Puerto de la Cruz); La Arena (Tacoronte); y San Juan, en el municipio de Guía de Isora.

Avistamiento de cetáceos

Pero Tenerife no solo posee calidad en sus playas. Las tranquilas aguas protegidas por la orografía de la Isla de los vientos alisios y el buen clima y las aguas transparentes, convierten a la Isla en un lugar privilegiado para la observación de cetáceos en libertad.

En la costa suroeste de Tenerife existen colonias de calderones y delfines que viven aquí todo el año. Su presencia es tan cercana a la costa, que ha convertido a Tenerife en el primer lugar de Europa en número de personas que hacen avistamiento de cetáceos en libertad.

En estas aguas es posible encontrar hasta 21 especies diferentes, desde la gigantesca ballena azul hasta la temible orca. Existen dos poblaciones residentes -calderón tropical y delfín mular- que se pueden observar casi los 365 días del año.

Muchas empresas se dedican a organizar este tipo de salidas, ofreciendo una amplia variedad de precios y horarios. Se trata de excursiones de entre una y cinco horas que se pueden realizar tanto en pequeñas embarcaciones como en otras de gran capacidad.

Embarcarse en cualquiera de estas excursiones supondrá toda una aventura porque, por muchas salidas que se realicen, nunca se es testigo de lo mismo. Son estos animales salvajes quienes deciden qué hacer en cada momento y son los observadores los que deben estar atentos para disfrutar y ser sorprendidos en cualquier instante por sus saltos, soplidos o burbujas. Incluso ver cómo curiosean cerca del barco nadando junto a sus crías.

 

Más información: www.webtenerife.com

Post relacionados: