Las siete ventajas de viajar solo

Las siete ventajas de viajar solo

Generalmente, muchos de los viajes que realizamos lo hacemos acompañados de amigos, familiares o en pareja. Pero cada vez son más las personas que se aventuran a viajar en solos y desterrar el mito de que puede resultar aburrido o solitario. Según un estudio de ‘US News and World Reports’, España se considera el mejor país para viajar solo. Por lo tanto, aprovechando esta gran ventaja, el hotel para los viajeros más intrépidos Barceló Bilbao Nervión explica las siete ventajas de viajar solo alguna vez en la vida. ¡A la aventura!

 

1. Saborear la libertad e independencia. Viajar solo permite hacer lo que uno quiere, como quiere y cuando quiere. Libertad absoluta para improvisar planes sin dar explicaciones y organizar el tiempo según surja.

 

2. Enriquecimiento personal. Seguro que alguien tiene entre sus conocidos a la típica persona que cuenta ‘batallitas’. Estas suelen destacar la cantidad de experiencias y momentos inolvidables que han vivido durante sus andanzas. Los viajes ‘All by myself’ sirven no solo para conocer a gente nueva sino para crear grandes recuerdos. 

 

3. Encontrarse con uno mismo. Pasar tiempo solo es interesante y enriquecedor. Se aprende a conocer facetas antes desconocidas de uno mismo, a disfrutar del silencio y de la soledad. Una persona que se encuentra a sí misma, es una persona satisfecha que desprende energía, equilibrio, serenidad y positivismo.

 

4. Escapada relax. Viajar solo será la excusa perfecta para desconectar y relajarse como nunca antes. Un paseo por el centro de la ciudad, disfrutar de la gastronomía como por ejemplo del Restaurante Ibaizabal del hotel Barceló Bilbao Nervión, o dormir sin despertador. Placeres que a diario no se tienen al alcance y que ¡saben a gloria!

 

5. Superación personal. ¡Sí puedo! Salir de la zona de confort puede llegar a producir inseguridad, pero lograr vivir nuevas aventuras y aprender a manejarse uno mismo ayuda a mejorar la confianza. Los retos de cada día se superan poco a poco y arriesgándose sin miedo al fracaso.

 

6. Money, money, money. Otra de las grandes ventajas de esta modalidad de viaje, es que se podrá gastar el dinero en lo que uno quiera. No existe la presión social de tener que ir a determinados lugares, cada uno puede decidir cómo administrar el dinero. 

 

7.Adiós problemas. Un fresh start en el que olvidarse de todos los problemas personales, laborales o económicos. Allá donde se vaya, nadie sabrá nada ni de la forma de ser ni de los problemas que se tengan a diario. La mejor manera de desconectar y de cambiar de ambiente.

 

Post relacionados: