Lourdes te invita a disfrutar de tus vacaciones en familia

Lourdes te invita a disfrutar de tus vacaciones en familia

Si tu y tu familia todavía no habéis decidido cual será vuestro próximo destino para estas vacaciones, viajar a Lourdes puede que sea la mejor alternativa para poder disfrutar de un verano inolvidable.

El hotel Paradis de Lourdes es el mayor de la ciudad con 300 habitaciones, propone una habitación familiar con dos, tres o cuatro camas, capaz para una pareja y hasta dos niños de menos de 18 años (ya no tan niños), compartiendo la habitación con padres o abuelos, con desayuno buffet incluido a partir de solo 70 euros/noche, con parking gratuito, wi-fi también gratis en las habitaciones y zonas comunes y con una magnífica situación, junto al río Gave de Pau y a cinco minutos de los santuarios y la Gruta de Bernadette. El Paradis es, probablemente, el mejor hotel de Lourdes, además del más grande y forma parte de la nueva cadena Lourdes Sanctuaries Hotels, que engloba a cinco de los más atractivos hoteles de la ciudad. Dispone de dos vestíbulos de recepción que dan a un gran salón, elegante y luminoso en el que los visitantes pueden descansar cómodamente. Su servicio de restauración internacional es de gran calidad y tiene además dos bares, una tienda, un web corner, salas de reunión y servicio de baby-sitter. Su personal es atento y multilingüe, dispuesto a atender todas las necesidades. Para los que desean que los niños tengan una habitación independiente, o para las familias más numerosas, la habitación adicional para los niños tiene un precio de 45 € por noche, desayuno bufé incluido (de uno a tres niños por habitación adicional). Un destino con muchos atractivos Casi todo el mundo sabe que Lourdes es uno de los principales centros de peregrinación del mundo, que más de 6 millones de personas lo visitan cada año, la mayoría atraídos por las apariciones de la Virgen a Bernadette Soubirous hace más de 150 años, que tiene aguas milagrosas y que es un lugar mágico que, con independencia de las creencias de cada uno, supone una experiencia personal íntima y enriquecedora. Pero también tiene otros muchos atractivos, especialmente para familias, lo que lo convierte en un lugar perfecto para unas escapada o unas vacaciones. Hay mucho que ver y hacer en Lourdes y sus alrededores. Por ejemplo, subir a su fortaleza, un recinto medieval y milenario que nunca fue conquistado, ni siquiera por las fuerzas de Carlomagno, y que está declarado monumento histórico y museo de Francia. Guarida de mercenarios, luego prisión real y por fin guarnición. Desde allí, se ofrece una vista excepcional de la ciudad, los santuarios y los Pirineos. Sus paredes acogen también un jardín botánico al pie del torreón del siglo XIV y el Museo Pirenaico, con importantes colecciones sobre la historia de los Pirineos franceses y españoles: cerámicas y mobiliario del siglo XVIII, una cabaña de pastores, las costumbres tradicionales, miniaturas… Muy cerca está el Pico del Jer, al que se accede mediante el funicular en tan sólo unos minutos. Dominando la ciudad, ofrece un mirador único con maravillosas vista de 360° sobre la ciudad, el valle de Argelès-Gazost y las cumbres pirenaicas. Aquí, uno se encuentra en armonía con la naturaleza, como una vuelta a los orígenes, donde el tiempo parece haberse parado… Un lugar perfecto para visitar con niños es el Parc Animalier des Pyrénées, a quince kilómetros de Lourdes ofrece una nueva forma de ver la naturaleza. En él, animales y pájaros de esta región –osos, lobos, linces, marmotas, nutrias, ardillas, cuatro tipos de buitres…– viven en amplios espacios muy cerca del público, a algunos de ellos, incluso se les puede dar de comer en la mano, especialmente a las auténticas protagonistas, las marmotas. Recorrer este Parque es una experiencia única para las familias, los niños disfrutan conviviendo casi con numerosos animales, observando su ambiente, sus movimientos y sus juegos. En 2011 se creó la «Hut Trapper«, un concepto inusual de cabaña montañesa en Francia que permite, literalmente, dormir en medio de una manada de lobos. Quienes alquilan esta cabaña tienen en su interior todo lo necesario para pasar el día y la noche con productos de la tierra listos para comer, mantequilla, leche, café, confituras y bebidas en la nevera. La cabaña tiene capacidad hasta para cuatro personas. A la salida del Parque de los Animales uno se encuentra con la llamada Vía Verde de los Gaves, un tramo a mitad del trazado total de la vía que conduce por una pista llana y llena de gran belleza hasta el centro de Lourdes. A pie, en bici o en patines se descubre uno de los valles más bonitos de los Pirineos. A lo largo de este recorrido de 26 kilómetros en total hay carteles que informan sobre los pueblos por los que se pasa y los servicios que estos le ofrecen. Un lugar idílico. La Vía Verde de los Gaves ha sido la primera vía verde francesa en obtener el certificado nacional «Turismo y discapacidad» para 3 discapacidades: discapacidad motora, mental y auditiva.   Más información en: http://lourdes-sanctuaries-hotels.com LOURDES2

Post relacionados: