Semana Santa en Rioja Alavesa: placeres al aire libre

 Semana Santa en Rioja Alavesa: placeres al aire libre

Senderismo, birding, recorridos en 4×4, rutas en segway y piraguas en el Ebro son algunas de las propuestas para disfrutar de la primavera entre viñedos

La llegada del buen tiempo invita a salir y disfrutar de la naturaleza. Con la vista puesta en la primavera y las vacaciones de Semana Santa, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa ofrece un sinfín de actividades. Mil y un viajes para recordar en una comarca única plagada de viñedos y bodegas, villas medievales, yacimientos arqueológicos y un paisaje vibrante.

 

Los días más largos, la luz, la naturaleza despertando del invierno y los viñedos brotando constituyen la mejor invitación para visitar la Ruta del Vino de Rioja Alavesa en primavera. A tan solo media hora de la capital de Euskadi, Vitoria-Gasteiz, y muy cerca del aeropuerto de Bilbao, la comarca serpentea a orillas del Ebro, a los pies de la Sierra de Cantabria, lo que proporciona un microclima único, perfecto para la elaboración del vino. Zona viticultora por excelencia, Rioja Alavesa ofrece, además, innumerables atractivos naturales, un amplio patrimonio cultural y arquitectónico y una gran oferta de actividades enoturísticas, gastronómicas y de ocio perfectas para cualquier escapada.

El entorno ofrece múltiples posibilidades de ocio y turismo; desde admirar dólmenes prehistóricos como el de ‘La Hechicera’, en Elvillar, a pasear por sus lagunas de gran riqueza ornitológica, donde participar en una actividad de birding con explicaciones a cargo de un guía experto acerca de las colonias de aves que habitan en la zona, sus costumbres y características, todo ello con la posibilidad de maridarlo con buenos vinos de la D.O.Ca. Rioja.

Para admirar el paisaje, nada mejor que adentrarse en alguna de sus rutas de senderismo, que se pueden recorrer a pie o en bicicleta. El amplio trazado de caminos y senderos que se extienden a lo largo y ancho de sus 316 kilómetros incluye propuestas como la Ruta del Vino y el Pescado (que coincide con el GR-38), una senda histórica que atraviesa Euskadi en la que antaño se intercambiaban los productos de interior con los pueblos de costa, y el GR-99 o Camino Natural del Ebro, un sendero con más de 1.200 kilómetros que discurre desde el nacimiento hasta la desembocadura del río Ebro y que cuenta con varias etapas que discurren por Rioja Alavesa.

También se pueden recorrer en la comarca partes del Camino de Santiago –variante que utilizaron peregrinos procedentes de Europa así como oriundos de la comarca-, y el Camino Ignaciano, que recrea el trayecto que el caballero Ignacio de Loyola recorrió en 1522 desde Loyola hasta la ciudad de Manresa, desde donde pensaba llegar a Barcelona y continuar hacia Tierra Santa y que cada vez más peregrinos transitan hoy con el fin de seguir su proceso espiritual.

Quienes busquen más acción, pueden decantarse por alguna de las rutas de segway entre viñedos o bien en vehículos 4×4. Pero además, distintas empresas de servicios especializados ofrecen actividades a medida, que van desde paseos en globo a actividades acuáticas, entre ellas piragüismo o rappel en el Ebro.

 

Placer en la mesa

La gastronomía es otro de los grandes atractivos de Rioja Alavesa, de la mano de platos y elaboraciones típicos vasco-riojanos y de vanguardia, así como de productos autóctonos y, especialmente, de temporada. En esta época, nada mejor que ligeras combinaciones de verduras frescas aliñadas con aceite de oliva virgen extra de la variedad Arróniz, recién embotellado.

Para disfrutarlo existe una amplia oferta, que va desde restaurantes de siempre con platos tradicionales hasta locales de diseño con gastronomía creativa, pasando por bares de pintxos con excelentes muestras de alta cocina en miniatura. Sin embargo, las opciones son muchas más, e incluyen también a las bodegas, algunas de las cuales disponen de servicio de restauración y en ellas se puede saborear una comida o cena entre barricas. Pero también existen otras que disponen de servicio de catering para facilitar la celebración de todo tipo de eventos, y aquellas que organizan comidas entre viñedos.

Con el fin de crear una experiencia totalmente personalizada, la Ruta del Vino de Rioja Alavesa ha renovado su oferta de enoturismo, incluyendo  una nueva guía gastronómica basada en los pintxos, como hilo conductor para descubrir la comarca a través de sus referentes culinarios de pequeño formato. Así, ‘Rioja Alavesa de Pintxos’ completa la oferta de productos segmentados que ya incluye otras propuestas, entre ellas ‘Pasión por el vino’, ‘Calados’, ‘Comer en bodega’, ‘Con amigos’, ‘De compras’ y ‘En idiomas’ conformando el más completo catálogo de ofertas y experiencias turísticas en torno al vino.

 

 

 

Post relacionados: