SEÚL, ‘EL TIGRE ASIÁTICO’

SEÚL, ‘EL TIGRE ASIÁTICO’

Corea del Sur ha conseguido, en menos de treinta años desde su democratización en 1987, situarse en el puesto número siete del ranking de naciones exportadoras del mundo.

Durante la década de los sesenta y los setenta, la República de Corea, en el sur de la península asiática, era una de las regiones más pobres del mundo. Pero esto forma parte del pasado. Sigilosamente, este tigre asiático se ha ganado estar en la liga de las principales economías del mundo y naciones exportadoras.

Tímida, tranquila y exquisitamente cortés. Así se presenta la gente de este lugar cosmopolita y sorprendente. Sin embargo, el mensaje que gritan a los cuatro vientos es: «Queremos ser un líder respetado en el mundo», explicaban los representantes de la aerolínea surcoreana Korean Air, durante la presentación de su nueva clase ejecutiva en el aeropuerto de Fráncfort en 2015. Una clase ejecutiva, tan generosa y derrochadora que provocaría la envidia de cualquier aerolínea de Medio Oriente.

También empresas como LG, Samsung, Kia o Hyundai se han entregado a este ascenso hasta la cima. En determinados sectores de la tecnología, incluso han alcanzado ya la cumbre. Que esto haya pasado de manera desapercibida, tiene mucho que ver con el comedimiento asiático. De hecho, Corea del Sur ha conseguido, en menos de treinta años desde su democratización en 1987, situarse en el puesto número siete del ranking de naciones exportadoras del mundo. Las bases del milagro económico coreano se remontan a la década de los sesenta y setenta. Desde el cambio de siglo, su economía aumenta de media un 5 % anual. Destacamos lugares con encanto que no pasan desapercibidos:

Gangnam: barrio de negocios con estilo musical

Dentro de la región geográfica, los coreanos están considerados como los italianos de Asia: no solo en los negocios, prevalece aquí el principio «Balli Balli» (rápido, rápido). Sin embargo, en cuanto a precisión, diligencia y esfuerzo no tienen nada que envidiar a los alemanes, más bien al contrario.

Capital de moda

Que Seúl sea cada vez más atractiva como destino de negocios, no solo se debe a su condición de centro político, económico y financiero del país, o a que una gran parte de la exportación de bienes como coches, barcos, electrónica, teléfonos móviles y acero se fabrique aquí. En Asia, “Corea marca tendencias”, dice Lubosh Barta, director general del hotel Four Seasons. Seúl es la «capital de moda por descubrir». 

 La ciudad, en la que vive la mitad de los 50 millones de habitantes de Corea del Sur, no solo es absolutamente segura. «Seúl es cosmopolita, sofisticada y tecnológica, la juventud, excelentemente formada sigue las tendencias de occidente», confiesa Barta. Por otra parte, en los últimos tiempos se ha hecho famosa gracias al pop coreano, sus diseñadores independientes concentrados especialmente en el barrio de moda de Gangnam y, lo más importante: la gastronomía coreana. «Este es sin duda su principal atractivo», se ríe Lubosh Barta. El hecho de que los creadores de la guía Michelin quieran incorporar Seúl a la biblia del gourmet es un indicio más de que la gastronomía coreana no se limita a platos nacionales, como la barbacoa coreana o el Bibimbap, un plato típico con arroz, verduras, ternera y huevo.

En la parte sur de Seúl dominan los edificios de viviendas y oficinas en altura. En este barrio se encuentra el centro de eventos y convenciones, y los hoteles de congresos. El nuevo barrio hipster de Gangnam es una excepción, con sus calles serpenteantes, llenas de árboles y multitud de lugares de marcha. Recuerda más a Berlín o a Nueva York que a una metrópolis asiática. En cuanto a los horarios de apertura, todos los días hasta las 22:00 horas la ciudad se rige por la más absoluta tradición asiática. «Seúl es un paraíso de las compras», indica Radu Cernia, director general del Ritz-Carlton, «y la gente está muy orgullosa de ello».

Presencia de cadenas internacionales

Si tenemos en cuenta su creciente fuerza económica e incluso su dominio a nivel mundial, se consolida la importancia al alza de Seúl como destino de convenciones y reuniones. Y si la rápida reacción de las cadenas hoteleras internacionales se considera, entre otros, un indicador de crecimiento económico de un destino, Seúl está de lo más «caliente».

Con el cambio de siglo, cadenas como Marriott, Hyatt y Hilton comenzaron a marcar su territorio gradualmente, con marcas de lujo como JW Marriott, Ritz-Carlton, Park Hyatt, Grand Hyatt y Conrad (2012). Incluso Banyan Tree se encuentra representada desde 2010; a principios de 2015 Marriott dio el pistoletazo de salida para un hotel bajo el sello Autograph Collection. En el otoño de 2015 se inauguró el Four Seasons, con 300 habitaciones en el animado barrio del templo de Deoksugung. Esta nueva incorporación da esperanzas al sector, que pretende equiparar las tarifas de Seúl con las de otras metrópolis internacionales como Londres, Tokio y otras capitales asiáticas. Sin embargo, al tigre asiático aún le queda mucho camino por recorrer. Todo lo contrario se observa a nivel de precios, pues Seúl se sitúa en la zona más baja de la tabla.

Entre la tradición y la modernidad

Este sentimiento de esperanza también se ve impulsado por el crecimiento de las cadenas internacionales en el segmento de gama media y baja. Tan sólo en este último año, las marcas internacionales Ibis Styles, Holiday Inn Express, Four Points by Sheraton y Best Western han abierto nuevos establecimientos. El grupo de hoteles JLL señala los Juegos Olímpicos de invierno de 2018, como un motor del creciente sector hotelero en Corea. Pero, sobre todo, la creciente demanda de la clase media de rápido crecimiento en China, el Sudeste Asiático e India impulsan un crecimiento sostenible en el sector turístico y hotelero.

Los 3 mejores hoteles de negocios
Recomendados por Nam Sik Hwang, Hotel Sales Manager de Corea del Sur, HRS
 

Lotte Hotel Seoul
Este hotel de 5 estrellas, de la compañía hotelera más grande de Corea, está ubicado en el corazón del distrito de negocios central y cuenta con 1120 habitaciones, una tienda libre de impuestos y el restaurante de Pierre Gagnaire, con tres estrellas Michelin. Habitación individual desde 232 euros.

The Shilla Seoul
Este hotel, perteneciente al grupo Shilla, también se encuentra en el distrito de negocios central y combina la estética coreana tradicional con las comodidades de un hotel de 5 estrellas. Habitación individual desde 241 euros.

Hotel Peyto Samseong
Este encantador hotel boutique de 3 estrellas se encuentra en Gangnam, a tan solo cinco minutos a pie de la estación de metro más cercana. Sus 163 habitaciones ofrecen una vista panorámica de la ciudad; además es un «hotel verde», certificado, sostenible y comprometido con el medio ambiente. Habitación individual desde 109 euros.

Post relacionados: