Un paseo por la Jordania bíblica

 Un paseo por la Jordania bíblica

A lo largo de la geografía jordana se pueden descubrir lugares mencionados en el Antiguo y Nuevo Testamento

 

El próximo día 24 de mayo, el Papa Francisco realizará su primer viaje a Tierra Santa. No es de extrañar que su primera parada sea en Amman, capital de Jordania, puesto que el país fue testigo de numerosos hechos narrados en la Biblia. Incluso si no se es religioso, visitar lugares de importancia bíblica puede resultar una experiencia emocionante. Si recorremos el país de norte a sur, por el histórico Camino de los Reyes, estos son algunos de los lugares que se pueden descubrir y de los que se ya se hacía mención en el Antiguo y Nuevo Testamento.

Anjara: esta ciudad se menciona en la Biblia como el lugar en el que Jesús, su madre María y sus discípulos pasaron y descansaron en sus viajes del Mar de Galilea hasta Betania. Hoy en día hay un moderno santuario dedicado a la Virgen de la Montaña. Fue uno de los lugares de Peregrinación del Jubileo 2000.

Betania de Transjordania: es el enclave bíblico más importante de Jordania situado en la orilla este del río Jordan. Aquí se estableció Juan Bautista y donde Jesús fue bautizado. También fue el lugar dónde Jesús oró por primera vez ante Dios y reunió a sus primeros discípulos. Actualmente hay una iglesia de época bizantina y se han encontrado restos de cinco iglesias paleocristianas.

Madaba: la ciudad se menciona en el Antiguo Testamento como Medeba. Se la conoce como la ciudad de los mosaicos ya que posee una de las colecciones más importantes de mosaicos bizantinos del mundo. La joya de Madaba se sitúa en el suelo de la Iglesia de San Jorge. Se trata de un mapa que reproduce Tierra Santa y Jerusalén considerado como el mapa religioso de Tierra Santa más antiguo.

Monte Nebo: lugar donde Moisés llegó desde Egipto y vislumbró Tierra Prometida. Se dice que Moisés fue enterrado aquí aunque no se conoce el lugar exacto. Desde Monte Nebo hay unas bonitas vistas al Mar Muerto, al valle del río Jordan, Jericó y a las colinas de Jerusalén. En el año 2000, el Papa Juan Pablo II ya visitó este lugar y lo designó lugar de Peregrinación Oficial del Jubileo 2000.

Mar Muerto: en la zona del punto más bajo de la tierra se vivieron los trágicos acontecimientos de Sodoma y Gomorra y donde la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal tras desobedecer a Dios. De hecho, en una zona frente al Muer Muerto hay una formación rocosa que se dice que es “la estatua de sal de la mujer de Lot”. Cerca de la ciudad de Safi se encuentran una iglesia y un monasterio dedicados a Lot, construidos en los alrededores de la cueva en la que se cree, se refugiaron Lot y sus hijas.

Mukawir: esta zona se identifica como el palacio de Herodes, gobernador romano de la región durante la época de Jesucristo. Se dice que en este palacio Herodes apresó a Juan Bautista y lo decapitó tras la famosa danza de Salomé.

Petra: casi con total seguridad fue la última parada de los tres Reyes Magos camino a Belén.

Estos son solo algunos ejemplos de los más de 100 enclaves jordanos que aparecen en la Biblia.

Jordania, un oasis de paz en Oriente Medio

El Reino hachemita de Jordania, sorprende al viajero por ser una nación moderna, dinámica, estable y totalmente segura. Desde las evocadoras y antiguas estepas de Wadi Rum hasta el bullicioso centro de Amán, y desde las majestuosas ruinas de antiguas civilizaciones hasta el esplendor atemporal del Mar Muerto, Jordania se revela como un destino único de lugares imponentes y misteriosos, alojamientos de alto nivel, exquisita gastronomía e incontables actividades para inspirar, motivar y rejuvenecer al visitante.

 

www.sp.visitjordan.com

Post relacionados: