Una luna de miel diferente en Perú

 Una luna de miel diferente en Perú

Un país sorprendente espera a los recién casados. Un viaje único, memorable, en el que la magnífica costa del Pacífico, la infinita belleza de los Andes y la exuberancia de la selva amazónica se convierten en escenarios de excepción. Un mismo país que ofrece 3 escenarios naturales inmejorables a través de su costa, su sierra y su selva amazónica convirtiéndose así en un multidestino para una luna de miel de lo más completa y cargada de experiencias inolvidables.

 

Para condensar el mayor número posible de las distintas experiencias que ofrece Perú,  continuación detallamos algunos lugares que no hay que dejar de visitar:
Lima, una capital para descubrir en pareja

Lima respira años de historia. Pasear por sus calles te transporta en el tiempo pasando de la época colonial, todavía presente a través de sus mansiones, a la modernidad que reflejan sus rascacielos, centros comerciales y discotecas de moda.

Pero además es una ciudad romántica con vistas al Pacífico. El Parque del Amor, en el conocido barrio de Miraflores, es de visita obligada, al igual que lo es el centro comercial Larcomar, con unas impresionantes vistas al océano. También lo es el restaurante La Rosa Náutica, uno de los más bonitos de Lima, construido sobre el mar con una variada carta y un bar encantador. Para disfrutar de la gran oferta de ocio nocturno de la capital, los visitantes no pueden perderse el barrio de Barranco, donde también se puede disfrutar de sorprendentes tiendas de diseño y arte contemporáneo.

Cusco, déjate envolver por su magia

Podría decirse que Cusco es un auténtico museo al aire libre, donde el corazón del Imperio Inca se hace presente a cada paso. Y es que sólo recorriendo sus calles ya pueden apreciarse los impresionantes muros de piedra construidos por los Incas. Además, ésta es también una ciudad salpicada de edificios coloniales barrocos, impresionantes iglesias y casas de estilo español, rodeados del impresionante paisaje de la cordillera andina, cuyas cumbres superan los 6.000 metros.

Su bella Plaza de Armas, con sus arcos coloniales y la Catedral, el pintoresco barrio de San Blas, o el Mercado Central son algunos lugares que no hay que dejar de visitar. Y por la noche, tras una cena en el MAP Café, uno de los referentes en Perú en cuanto a cocina de fusión peruana novoandina, la noche puede continuar en clubes como el Inka Team, El Muki -uno de los ‘clásicos’ de la ciudad-, el Pisquerito, o Los Perros Couch-Bar, donde se pueden degustar bebidas exóticas.

Rumbo a Machu Picchu en el lujoso tren Hiram Bingham: un trayecto muy romántico hacia el escenario más mágico de Perú

Si hay una forma especial de llegar a Machu Picchu, es a bordo del lujoso tren “Hiram Bingham” de PeruRail, bautizado así en honor al explorador norteamericano Hiram Bingham, descubridor de la ciudadela de Machu Picchu en 1911. Este exclusivo tren une la ciudad de Cusco con Machu Picchu, atravesando los impresionantes paisajes de la región, salpicados de coloridos pueblos andinos y misteriosos vestigios de lo que una vez fueron ciudades incas. Todo en el viaje está cuidadosamente concebido para proporcionar al viajero la experiencia más cómoda y exclusiva. Partiendo de Cusco a las 9 de la mañana, el tren llega a Machu Picchu a las 12.30, momento en que la gran mayoría de los turistas abandonan la ciudad para tomar el viaje de vuelta a Cusco, permitiendo una visita más tranquila de las ruinas.

Durante el trayecto de ida, los pasajeros disfrutan de privilegiadas vistas con un delicioso brunch mientras escuchan las explicaciones de los guías nativos. Por la tarde, en el trayecto de vuelta, los coches se llenan de música tradicional en vivo, mientras se disfruta del sabor del pisco sour y de una deliciosa cena con ingredientes típicos de la región.

Si se decide hacer noche en Machu Picchu, una romántica alternativa es utilizar los servicios del spa de los hoteles cinco estrellas y relajarse con masajes, con tratamientos para parejas o con las aguas termales bajo las estrellas. La atmósfera única y mística que allí se respira  ayudará a recargar energía para, al día siguiente, visitar el Santuario de Machu Picchu a primera hora, envuelto aún por las nubes del alba y el mágico silencio que reina antes de la llegada de los primeros turistas.

Lago Titicaca: historia y tradición

A más de 3.820 metros, rodeado de un paisaje majestuoso en el corazón de los Andes, el Lago Titicaca ofrece un espectáculo natural único.

Desde Puno es posible adentrarse en la cultura de los indios Uros, que viven en islas flotantes artificiales hechas de cañas de totora. Otras visitas indispensables son a la Isla de Taquile, con calles de piedra flanqueadas por casas grises, y la pequeña isla privada de Suasi, donde la naturaleza permanece intacta. Los paseos en kayak por el lago se convierten en una de las mejores alternativas durante la estancia en el Titicaca para disfrutar del contacto estrecho con la naturaleza y las comunidades locales.

 

Crucero de lujo en la Amazonía peruana

Los cruceros por el Amazonas son travesías inolvidables río abajo que, acompañadas de una selección de la mejor gastronomía de la zona, impresionantes camarotes equiparables a los hoteles más prestigiosos, servicios de alto nivel y excursiones sorprendentes, convierten esta alternativa en una experiencia única. Las propuestas más interesantes las ofrecen las compañías especializadas en cruceros fluviales de lujo, como Delfin Amazon Cruises y Aqua Expeditions, que ofrecen durante todo el año viajes de duración variada desde Iquitos, una de las ciudades más representativa y seductoras de la selva peruana, conocida como “La perla del Amazonas”.

En ambos casos, el viaje es muy atractivo, especialmente al adentrarse en la reserva natural de Pacaya Samiria en pequeñas embarcaciones y descubrir por qué se la conoce como la selva de los espejos, ya que el reflejo del cielo y la vegetación confluyen perfectamente en sus aguas. Además, también es posible realizar caminatas por los bosques vírgenes de la zona.

Todo esto y mucho más es lo que Perú ofrece a aquellos que quieran hacer de su luna de miel el viaje más inolvidable disfrutando de una apasionante mezcla de naturaleza, cultura y la mejor gastronomía.

Más información en www.peru.travel

 

 

Post relacionados: