Vacaciones activas en Estonia

 Vacaciones activas en Estonia
Estonia es famosa por su preciosa capital, Tallinn, ciudad medieval cuyo casco antiguo, fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1997. Sin embargo, en este país hay muchas más cosas que ver y que hacer; los más activos, pueden disfrutar de unas vacaciones llenas de deporte, aventura y por supuesto, diversión ya que Estonia puede ofrecerles numerosas actividades; naturaleza, aire libre, deportes y aventura, diversión en verano y muchas y muy originales experiencias durante el invierno.

Tanto si estás buscando actividades relajantes o un auténtico subidón de adrenalina, Estonia tiene algo para ti. Nuestra situación geográfica te ofrece la oportunidad de disfrutar las cuatro estaciones al máximo, desde submarinismo en verano, a los deportes de invierno más extremos.

El verano es la mejor época para disfrutar de nuestras playas de arena blanca y para practicar deportes acuáticos. Las zonas de juegos y las zonas recreativas que encontramos en las playas, son ideales para que toda la familia disfrute por igual. En algunas playas ofrecen la posibilidad de alquilar de tablas de windsurf y también todo lo necesario para la práctica del esquí acuático. Será necesario planificar la actividad con antelación, ya que estos aparejos no están permitidos en todas partes. Los aficionados al submarinismo no se pueden perder los increíbles pecios que pueblan las aguas estonias y por supuesto, navegar en el mar Báltico es una experiencia insuperable.

Tanto las zonas interiores como la costa de Estonia están cubiertas de hermosos bosques de pinos; además, nuestros parques nacionales son de fácil acceso, por lo que no habrá excusa para no pasar un día en la naturaleza, ya sea practicando el senderismo o acampando en alguno de estos parques con la familia o con los amigos. También podrás descubrir toda la diversidad cultural del país durante una excursión en bicicleta.

La naturaleza nos ofrece sus mejores colores durante la primavera y el otoño, por lo que si te gusta la fotografía, te recomendamos visitarnos en esas estaciones. La temporada del deshielo, hace que las aguas crezcan lo que convierte la primavera en una de las mejores estaciones para la práctica del canoeing en los ríos que atraviesan parques nacionales y bosques vírgenes. Lleva tu GPS contigo y también podrás disfrutar con las aventuras de Geo-Catching; hay cerca de 1000 tesoros escondidos en Estonia.

Numerosas granjas turísticas y casas vacacionales, organizan paseos a caballo durante el verano y excursiones en trineo en invierno; haz una visita al centro de información turística local para obtener toda la información y sugerencias para que tus vacaciones sean justo como te las habías imaginado.

En lo más crudo del invierno, enero y febrero, el país se cubre con una gruesa capa de nieve, lo que es genial para la práctica de actividades como el esquí de fondo, el snowboard, el patinaje sobre hielo o también puede intentar una actividad que hará que tu adrenalina se dispare: conducir por una carretera de hielo sobre el Mar Báltico, entre otras cosas ¡Abrígate y disfruta!

Aventureros y atletas experimentados, pueden intentar la escalada en hielo o en roca, así como el skydiving. Las familias pueden pasar un día estupendo en los parques de aventuras, donde pueden probar su resistencia y sus habilidades, los más pequeños, tienen actividades especialmente pensadas para ellos. También hay actividades que podemos practicar durante todo el año como el karting y el paintball, ya que, para ambas, existen opciones al aire libre e indoor ¡Ven a conocer este pequeño país lleno de sorpresas!

 

 

 

Post relacionados: