Vive la Semana Santa de Peñafiel en un convento del siglo XVII

 Vive la Semana Santa de Peñafiel en un convento del siglo XVII

La localidad vallisoletana de Peñafiel, ubicada en plena Ribera del Duero, alberga una Semana Santa vinculada directamente con la tradición castellana. Conserva algunas peculiaridades propias que merece la pena descubrir, así como el Hotel Spa Convento Las Claras, ubicado en pleno centro de la villa, y que ofrece todo lo necesario para disfrutar de unas pequeñas vacaciones durante esos días de Abril.

Al llegar la Semana Santa, las calles de Peñafiel se convierten en un templo al aire libre donde se escenifica la Pasión y Muerte de Cristo. Y el momento más emocionante se vive durante el Domingo de Resurrección, cuando la Plaza del Coso sirve de escenario para ‘La Bajada del Ángel’. Una representación, al estilo de los Autos Sacramentales, cuyas raíces se remontan a finales del siglo XVIII.

Se trata de la representación del momento en que un ángel desciende de los cielos para revelar a la Virgen María la Resurrección de su hijo Jesús y el posterior encuentro entre Madre e Hijo en la iglesia de San Miguel de Reoyo. Una tradición, que gracias al fervor y la enorme devoción popular, ha pervivido en Peñafiel generación tras generación.

En este contexto de tradición y religiosidad, sin duda, el mejor lugar para alojarse en Peñafiel durante la Semana Santa es el Hotel Spa Convento Las Claras, que ocupa lo que fue un antiguo convento de clausura del siglo XVII. Hoy, este cuatro estrellas es un magnífico punto de partida para descubrir todos los atractivos de la Ribera del Duero y disfrutar tanto de su patrimonio monumental y sus espacios naturales, como de su gastronomía, donde el Restaurante Conde Lucanor ocupa un lugar destacado, gracias a la meticulosa cocina elaborada por el joven chef Gonzalo Díez.

www.hotelconventolasclaras.com

Post relacionados: