Un recorrido por el Ariège, tierra de historias en el Pirineo Francés

Bastide-de-Mireporix

Un recorrido por el Ariège, tierra de historias en el Pirineo Francés

El departamento de Ariège en el Pirineo francés es un territorio donde se cruzaron los grandes acontecimientos de Francia y España.

El Midi Pyréneés, la región más grande de Francia, se encuentra adyacente a la cordillera que de forma natural se erige como frontera entre España y Francia, los Pirineos. En ella se encuentran imponentes parajes, algunos emblemáticos y de gran belleza que han sido forja de grandes momentos históricos. El  Ariège, departamento que forma parte de está región del Midi Pyréneés, nos invita a soñar y a viajar, descubriendo rincones y parajes que son el recuerdo vivo de la convulsa y apasionante historia de los hombres y mujeres que aquí vivieron.

  MIREPOIX. Iniciamos nuestro periplo en la ciudad de Mirepoix. Ciudad que fue fundada por los fenicios y que la denominaban Beli Cartha (Ciudad de la Luna). Posteriormente fue conquistada por Simón de Montfort, durante la cruzada contra los cátaros en  1209,  desde aquel entonces se convirtió en una de la más importantes ciudades de la zona. Durante los siglos XII y XIII se concentró en ella el mayor número de «Casas de Perfectas» ( esta fue la forma de llamar a los que eran Cataros) en la zona, amparadas por el señor de la región, Raimundo de Péreille. En los albores 1206 se reúnen en un concilio Cátaro, donde se dan cita seiscientos caballeros “perfectos” que solicitan al señor feudal la reconstrucción del Castillo de Montségur. Años después es desde Mirepoix, en 1232 desde donde parten doscientos perfectos y perfectas junto a una guarnición de cincuenta caballeros de armas hacia dicha  fortaleza, conducidos por Pedro Roger de Mirepoix, donde se instalaron formado un núcleo habitado hasta la trágica fecha del 16 de Marzo de 1244. La ciudad conserva casi intacto su aspecto medieval de finales del siglo XIII cuando fue reconstruida. Se encuentra rodeada por una muralla en la que se conserva una magnífica puerta de entrada a la ciudad del siglo XIII. La gran plaza central (Place des Couverts) se encuentra rodeada por porches y soportales de madera tallados con esculturas y entramados que datan de los siglos XIII al XV. Cabe destacar los travesaños la antigua casa de los cónsules son los mejor conservados en los que observaremos las tallas de cabezas de monstruos y humanas. Nos sorprenderá  una enorme viga de madera de 12 metros de longitud y de más de 60 cm de grosor que sustenta el porche y las 104 esculturas talladas en madera en el edificio. Otro de los edificios destacados de la ciudad es su catedral. De estilo gótico meridional, que fue consagrada a San Mauricio en el siglo XIII. La nave central, de estilo gótico, es la más ancha entre las catedrales francesas góticas y una de las más amplias de Europa.

  LLEGAMOS A MONTSÉGUR Una vez partimos de Mirepoix, nos dirigimos hacia Montségur. El pog (peñón en occitano) de Montségur es un pico de roca calcárea coronado por los restos del lo que fue un antiguo castrum (antiguos núcleos fortificados)  posteriormente convertido en una castillo fortaleza, este se encuentra ubicado en su cima a 1207 metros de altitud en pleno corazón de la región francesa del Midi-Pyrenees, en el departamento del Ariège. Este es un lugar histórico, donde la tragedia es su principal protagonista. A primeros de marzo de 1244 un grupo de cátaros asediados intentan una salida, que fracasa al día siguiente el 2 de marzo de 1244, Montségur cae rendida y capitula a sus sitiadores. Las tropas vencedoras del rey, comandadas por el senescal Huges de Arcy, otorgan una tregua de quince días a los cátaros para que abjuren de su fe y el día 16 de Marzo de 1244 se prepara una enorme pira en el lugar que hoy se conoce como “el Prat dels Cramats” (la pradera de los quemados) y 220 de ellos desfilando hacia su trágico final se arrojan a la hoguera. Así termina la guerra contra los Albigenenses y Montségur entra de lleno en la infame historia de la inquisición. En el camino de acceso al castillo se encuentra una estela de piedra en recuerdo al martirio de los allí perecieron, en la que está grabado “a los cátaros, a los mártires del puro amor cristiano…”. EL castillo se puede visitar, para acceder a los que queda de sus ruinas, hay que ascender por un camino abrupto y pedregoso que se inicia en el monumento a los mártires y que atraviesa un denso bosque hasta la mitad de su recorrido, donde la frondosa vegetación de boj domina toda la ascensión prácticamente. El castillo, reconstruido en gran parte, en el cual se continúan haciendo excavaciones arqueológicas, también se puede acceder a su interior. A través de una rampa de madera de nueva construcción, nos permitirá acceder a su interior donde encontraremos la puerta principal situada al Suroeste. En su interior apreciamos el reducido espacio en el que tuvieron que convivir durante el asedio las 500 personas que aquí se refugiaron. Situado al este el muro de defensa, por donde se inició el asedio con catapultas orientadas al norte, se encuentra la puerta que accede al pueblo medieval que está en proceso de excavación. Saliendo por esta puerta y dirección al noroeste, siguiendo un discreto caminito podemos acceder al torreón  y a su sala, desde donde podremos observar a través de las saeteras, el pequeño pueblecito de Montségur. Historia de Montségur : http://qtravel.es/reportajes/montsegur-testigo-del-tragico-final-cataro/  EL PUEBLO Y SU MUSEO Situado en la base del peñón, Montségur es divisado desde lo alto del a antigua fortaleza, con sus casitas alineadas siguiendo las  curvas de desnivel. Casi un millar de habitantes fue su población dedicada a una industria textil en auge a finales del siglo XIX. En el centro del pueblo, encontraremos el museo, donde se encuentran interesantes objetos encontrados en las excavaciones arqueológicas que se han sucedido desde hace 50 años. Entre ellos se encuentran puntas de lanza y flechas así como pesadas bolas de piedra, lanzadas desde catapultas durante el asedio al castillo. También se encuentran útiles cotidianos, piezas de cerámica, monedas, cerraduras, lámparas de aceite, etc.… Además de dos esqueletos un hombre y una mujer que constituyen dos de la piezas más notables, estos esqueletos muestran heridas de flecha, por lo que se supone que cayeron durante el asedio de la fortaleza que en si no suponían un complejo arquitectónico complejo y de gran envergadura, si no todo los contrario, más bien acorde con quienes lo levantaron y defendieron con sus vidas.

 

SANT LIZIER. Partimos de Montsegur y nos dirigimos a Saint-Lizier en francés (en occitano Sent Líser) es una comuna francesa del departamento del Ariège en la región de Mediodía-Pirineos. Está clasificada en la categoría de (les plus beaux villages de France) el pueblo mas bello de Francia. Forma parte de los Caminos de Santiago de Compostela (ruta de los Pirineos Piamonte). En esta ciudad medieval se encuentran destacados lugares de interés, la iglesia, otrora Catedral y palacio del Obispado desde el siglo VI, que fue levantada en un antiguo castrum romano, la que fuera la antigua ciudad galo-romana de Consoranni. La ciudad toma su nombre en honor a Lizier Couserans canonizado bajo el nombre de Saint-Lizier obispo que participó en el Concilio de Agde, en el siglo VI. El obispado tenía dos sedes, la catedral de Saint Lizier y Nuestra Señora de la Seo, con un único obispo. Con la Revolución de 1789, fue suprimido el obispado y el palacio episcopal se utilizó como hospital psiquiátrico, hasta 1969. En la parte más elevada se encuentra el Palacio Episcopal y Nuestra Señora de la Seo. Actualmente convertido en un museo y que alberga también un excelente restaurante. Para acceder a la Catedral de Notre-Dame –De-La-Sède, ha que entrar por el museo, en el cual podremos admirar restos arqueológicos de la antigua ciudad galo-Romana como frisos, columnas y un muy bien conservado sarcófago labrado en mármol y decorado con motivos romanos. Una vez llegados a la sala de la Catedral nos fascinara el  ábside central que está decorado un conjunto de frescos románicos únicos, en el que cabe admirar un cristo en majestad del siglo XIII. En la parte baja y más deteriorada figuran escenas diversas, las más completas nos muestran la Anunciación y la Visitación. La Catedral está en la parte baja de la población. En una sala anexa en el claustro románico, encontramos el “Tesoro de los Obispos de  Saint-Lizier”, es un conjunto de piezas de orfebrería de un gran valor artístico, cuya pieza maestra es el busto de Saint-Lizier en plata tallada de época renacentista, que se  atribuye a Antoine Favier, orfebre en Toulouse, lo que habría realizado en 1531. Desde 1998, los monumentos de la ciudad están listados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

  CUEVA DE NIAUX Como punto de partida desde Saint Lizier, tenemos la oportunidad de visitar La Cueva de Niaux es una de las pocas cuevas con pinturas rupestres abiertas al público. En ella se conservan las huellas y pinturas que hace 14.000 años dejaron los humanos que la habitaron. Situada en el valle de Vicdessos del sureste francés, en el departamento de Ariège, frente al hábitat magdaleniense de la gruta de la Vache y próxima a la cuenca de Tarascon-sur-Ariege, región de Mediodía-Pirineos. Ésta cueva forma parte del conjunto de cuevas rupestres de lo que se conoce como pintura franco-cantábrica. Para poder acceder al interior, previamente hay que reservar visita, pues están restringidas y se realizan con acompañante, que a la vez actúa de guía. La visita se realiza totalmente a oscura, salvo la luz de las linternas que se aportan individualmente en la entrada, donde se ha habilitado un pequeño espacio museográfico. La entrada natural a la cueva está bloqueada, por lo que se accede a través de un pasadizo habilitado en uno de sus laterales y protegido con una puerta de hierro. Una vez en su interior el recorrido, a través de dos grandes cuevas y algunos pasajes estrechos, tiene lugar en el mismo piso que recorrían los magdalenienses en su estado natural: húmedo, irregular y resbaladizo. A medida que avanzamos hacia su interior notamos que la temperatura desciende, habitualmente se encuentra a 12º de temperatura. A nuestro paso se suceden amplios espacios que se van estrechando a medida que avanzamos. Nos sorprende las primeras inscripciones que nos encontramos gravadas en las paredes, dado que nos son precisamente prehistóricas, aunque algunas bastantes antiguas, realizadas por visitantes que durante los siglos XVIII, XIX y XX, tuvieron la necesidad de constatar su visita dejando grabados sus nombres así como alguna que otra frase amorosa. Mas adelante en una estrecha y semicircular galería ya empezamos ha encontrar las primeras pinturas rupestres del Paleolítico Superior, en especial numerosas figuraciones parietales magdalenienses. Después de adentrarnos unos 800 metros desde el exterior, alcanzamos el llamado Salón negro, una rotonda natural cuyas paredes se encuentran adornadas con un centenar de representaciones animales en un conjunto magníficamente conservado. Se atribuye una antigüedad a estas pinturas de unos 13.000 años, realizadas con trazos negros representan a los grandes mamíferos de la fauna prehistórica de la región, como bisontes, caballo, ciervos y cabras. La cueva está clasificada como monumento histórico de Francia desde el 13 de julio 1911, la gruta de Niaux es parte de un conjunto subterráneo de 13 Km. de longitud, que también incluye la gruta de Lombrives situada en el otro lado de la montaña.

  MONUMENTO A LOS GUERRILLEROS Durante el viaje tendremos la oportunidad, pues coincide con nuestra ruta de la zona pirenaica que comprende el departamento del Ariège, la que fue durante la ocupación alemana de Francia, protagonista de una fuerte resistencia hacia las tropas invasoras la población de Prayols. Los protagonistas de esta resistencia fueron en gran parte españoles republicanos que después de la guerra civil española, cruzaron la frontera y se ubicaron en la región. En 1982 se erigió en la población de Prayols, el Monumento Nacional de los Guerrilleros. Mediante una suscripción popular, asociaciones de antiguos guerrilleros españoles en Francia, las autoridades francesas y la sociedad, reconocían la aportación de los republicanos españoles a la liberación de Francia durante la segunda guerra mundial. RUTA REPUBLICANA “NO PASARAN” Desde Sain-Girons, nos dirigimos hasta el refugio de la Maison du Valier, desde este refugio iniciamos un breve paseo siguiendo el margen de un riachuelo hacia el interior de un frondoso valla, que a media que ganamos altitud va quedando despoblado de su masa forestal y que conduce al refugio de Estagnous. Estos refugios forman parte del circuito PASSÁRAN, que realiza un bucle entre refugios de montaña que se inicia en el Refugi Amics de Montgarri, discurriendo a través de los valles transfronterizos de Castillonais, Biros y la Vall dÁrn. Este recorrido nos permitirá descubrir y admirar, las cimas míticas como el Cabère, el Mauberme, el Barlonguero, y el Valier, si optamos por realizarlo en su plenitud, cual cosa nos pondrá a prueba, es imprescindible tener experiencia en montaña y travesías, además de hacerlo con un guía con experiencia. Ante nosotros se descubrirán parajes de una belleza singular, en un entorno casi virgen en el corazón del Pirineo. La actual ruta  de 5 jornadas, nace del entusiasmo de los guardas de los refugios de ambos lados de la frontera pirenaica, con la intención de dar a conocer las antiguas rutas por las cuales transitaron pastores, mineros, maquis y contrabandistas… los cuales la recorrieron en diferentes épocas a lo largo de la historia. Ahora esta travesía nos permite volver a tomar contacto con esta ruta, que discurre por un entorno natural el cual hay que respetar y seguir conservando como legado a futuras generaciones.

  ECO MUSEO DE FORJAS DEL PYRÈNE Este museo situado en la localidad de Montgailhard, alberga en sus cinco hectáreas de superficie, antaño una herrería, la cual aun conserva el sistema hidráulico que mueve una gran rueda de madera, la cual se transforma en la energía que permite martillar el hierro fundido con el cual siguen haciendo herramientas y útiles agrícolas como azadas, palas o hachas. Como parque temático, dispone de varios talleres de actividades artesanales en los cuales a diferentes horas se realizan demostraciones de antiguos oficios como el del herrero, el cual fabrica en un instante una típica navaja o cuchillo de la región, el fabricante de peines hechos de asta de buey o el fabricante de zuecos, tan típicos de esta zona pirenaica. En el edificio principal se encuentran más de 6.500 herramientas, de los 120 oficios que cuentan la rica historia de la región. [divider]GUÍA PRÁCTICA[/divider] [column size=one_half position=first ] Cómo llegar en coche. Para llegar al departamento del Ariège desde España y hacer un recorrido práctico, se pueden tomar dos rutas: la primera es entrando a Francia atravesando el país vecino de Andorra, y la segunda es por la frontera francesa de Perpignan. En cualquier caso la opción mas interesante es empezar desde Mirepoix y seguir bajando hasta Montségur, como se tendrá que hacer noche recomendamos la primera noche en Mirepoix y las posteriores en Saint Girons, así el recorrido por esta zona del Ariège nos saldrá perfecto. Dónde Comer. En Mirepoix, el Hotel restaurant Relais Royal es toda una experiencia. 8, rue Marèchal Clauzel, Mirepoix En Roquefeixade Restaurant et Hèbergement, Gìte d’etape de Roquefeixade En Sant Girons La Petite maison A pie de carretera de la Route de Toulouse Dónde Dormir. En Mirepoix, Relais Royal 8, rue Marèchal Clauzel, Mirepoix En Sant Girons, Hotel Eychenne 8, avenue Paul Laffont [/column] [column size=one_half position=last ] Qué visitar. La Bastide de Mirepoix y su ciudad. La ciudad de Saint-Lizier, su conjunto medieval. Palacio Episcopal, Catedral y no os perdáis una fabulosa Farmacia del siglo XVII prácticamente intacta. Montségur, ascensión a las ruinas del castillo Cátaro y en l pueblo su museo. La Gruta de Niaux, recordad reservar anticipadamente la visita. El parque de la Prehistoria en Tarascon-sur-Ariège. El monumento a los guerrilleros Republicanos españoles en la población de Prayols. El parque temático de las Forges de Pyrène Oficinas de información. www.tourisme-mirepoix.com www.montsegur.fr www.gite-etape-roquefixade.com http://www.grands-sites-ariege.fr/es/forges-de-pyrene/detalle/9/presentacion-7 http://passaran.wordpress.com/

http://www.grands-sites-ariege.fr/es/grotte-de-niaux/detalle/1/presentation-1

  [/column]    

Post relacionados: