Cáceres

Los orígenes de Cáceres como civilización se remontan ya al Paleolítico. De imprescindible visita es el Museo de Cáceres, emplazado en un antiguo palacio, que a su vez, se había construido sobre las ruinas de un anterior alcácar almohade, del que queda un espectacular aljibe árabe del siglo XI situado en la planta baja del edificio. La ciudad también poseía un importante legado judío. Es por ello que en su día llegó a tener dos juderías. La Judería Vieja, la de mayor tamaño, todavía conserva la fisionomía de vivienda; y la Judería Nueva, muy cerca de la Plaza Mayor.    

Post relacionados: