Colliure, la joya de la Costa Bermeja

Colliure, la joya de la Costa Bermeja

Al abrigo de la montaña y del mar se ubica este antiguo pueblo de pescadores y viñateros, famoso por sus anchoas y por haber inspirado a artistas como Matisse, Derain, Chagall, Picasso, Dufy o Dalí. Aquí reposan Antonio Machado y el escritor Patrick O’Brian.

 

Colliure se extiende en torno a su puerto, divido en dos por el castillo: el puerto de Arriba, tras el que se extiende la villa vieja con sus estrechos y tortuosos callejones y el puerto de Abajo, tras el cual se extiende el Rabal.

Tres periodos históricos dan forma al Castillo Real de Colliure, que domina totalmente el frente marítimo: La Edad Media, bajo los reyes de Mallorca, la época española y el dominio francés a partir de 1659 y la firma del Tratado de los Pirineos. Estos tres periodos se ven en la piedra, en la construcción, piso a piso. La base, tocando el mar, es catalana, de piedra. Cuando llegan los españoles lo transforman en fortaleza militar y construyen en ladrillo – para amortiguar los cañonazos. Los franceses construirán el piso superior de ladrillo rojo.

La estructura del castillo también cambia con la evolución de las armas. Con las catapultas medievales los muros son planos y cuadrados. Cuando llegan los españoles ya se ha descubierto la pólvora y se utilizan cañones. Francisco Ramón López, el “Maestro”, es el arquitecto militar español que repensará el castillo para adaptarlo a los cañones. ¿Como? Redondeando las formas para favorecer el rebote de las balas. Pero en el s. XVII llega el marqués de Vauban y se da cuenta que desde un castillo redondo no se puede disparar en línea recta y que esto crea un “ángulo de vida” que protege a los barcos enemigos. Y cambia el círculo por la famosa estrella vaubaniana con puntas enfocando hacia el mar y el interior. Pero eso no es lo único que cambia.

En el momento de escribir estas líneas la plaza de armas está levantada porque un grupo de arqueólogos trabaja desenterrando los restos de la villa medieval. Colliure empezó siendo un puerto pesquero junto al mar pero los ataques de los piratas sarracenos obligaron a los aldeanos a trasladar el pueblo tras el castillo, al abrigo de la muralla. El problema es que esto no los defendía de un ataque proveniente de las montañas y al marqués de Vauban la única solución que se le ocurre para arreglar este problema es destruir el pueblo. Tal como lo habéis leído. Lo arrasa. Pero en esa época ya no hay piratas y el consejo de sabios decide volver a construir a orillas del mar. El castillo parte el pueblo en dos puertos, uno para católicos  y el otro para protestantes – división que se mantiene hoy.

Con la destrucción del pueblo los católicos se han quedado sin iglesia y deciden reciclar. El antiguo faro catalán, reconvertido en presidio por los españoles ahora pasa a ser el campanario de Nuestra Señora de los Ángeles (Notre Dame des Anges), construida en 1684 en estilo gótico meridional y que alberga un altar mayor esculpido en madera cubierta de pan de oro del catalán Josep Sunyer. En 1810 se añadirá la cúpula al campanario.

Colliure fue el puerto de la villa de Elna, la sede episcopal del territorio. Aquí venían los reyes de Mallorca a pasar el verano, pero iban a dormir a Perpignan. Aunque en su origen Colliure era un puerto pesquero ahora su principal actividad es el turismo – como ocurre en tantos pueblos costeros mediterráneos – y la villa, que en invierno tiene 2800 habitantes, en verano ve pasar 50.000 personas cada día.

Colliure también es famoso  por su tradición anchoera, una tradición que se inicia durante la Edad Media y se mantiene gracias a una exención del impuesto sobre la sal creado por Luís XI. De todas las familias que se dedicaban a la anchoa tradicionalmente hasta hace décadas sólo quedan dos: los Roque y los Desclaux. Nosotros visitamos el taller artesano de la familia Roque, que se dedica a esta actividad desde principios del s. XX. La preparación de la anchoa es un proceso artesanal que tiene que hacerse a mano debido a la delicadeza de este pescado, que primero debe macerar 100 días en sal. Las anchoeras preparan hasta 8 quilos de pescado en una mañana.

I del mar a la montaña, pues la otra gran tradición es la vinícola. La temperatura, las propiedades de la tierra y, sobre todo, la tramontana crean variedades muy aromáticas en estos viñedos plantados en terrazas que se mantienen de forma artesanal. Son los vinos de la denominación Banyuls – Collioure. Visitamos la bodega Dominicain, que agrupa 160 viñateros que producen una amplia variedad de vinos delicados y elegantes, negros, rosados y blancos.  La bodega está ubicada en un antiguo convento dominicano del s.XIII adquirido por los productores de vino en 1926. Ofrece visitas guiadas.

A inicios del siglo XX el pueblo atrajo a pintores como Matisse, Derain, Duffy o Picasso, relacionados con el núcleo de Ceret. Se reunían en el hotel restaurante de un amigo, que empezó a comprarles las obras para decorar las paredes del establecimiento. Hoy el restaurante Les Templiers es una auténtica galería de arte que evoca aquellas primeras décadas del s. XX.

Y claro, no podemos irnos de Colliure sin visitar la tumba de Antonio Machado. Esperemos que “Definitivamente, duerma un sueño tranquilo y verdadero”.

 

Cómo llegar

Nosotros hemos ido en coche aprovechando una escapada a Perpignan. Colliure se encuentra a 30km de la capital del Rosellón. Desde Cataluña se puede llegar subiendo por la AP7 hasta pasada la frontera y luego por la A9 hasta la salida 43 Boulou/Céret/Argelès-sur-Mer/Port-Vendres y siguiendo en dirección Port-Vendres hasta encontrar las indicaciones de Collioure.

Se puede llegar en tren, con Renfe hasta Portbou y SNCF a Colliure o con AVE a Perpignan (1h40min desde Barcelona) y SNCF a Colliure.

Qué comprar

Anchoas– La Maison Roque www.anchois-roque.com

Vinos de la denominación Collioure – Banyuls, como los de la bodega Dominicain. www.dominicain.com

Dónde comer

Recomendamos Le 5ème Péche del chef Masashi lijima, un cocinero excepcional y miembro de Les Toques Blanches que ha sabido encontrar el equilibrio entre la cocina japonesa y la cocina rosellonesa.

Más información: www.collioure.com/ca

 

 

 

 

 

Post relacionados: