Crucero Costa neoClassica de Estambul a Venecia

Crucero Costa neoClassica de Estambul a Venecia

Una de las rutas de crucero más hermosa del Mediterráneo Oriental es sin duda la que transcurre entre el Bósforo y el Adriático. Turquía, Grecia, Croacia e Italia son los países donde se realizan las escalas. Un trayecto atractivo y seguro para el crucerista donde lo importante es el disfrute del barco y las escalas. Costa Cruceros no olvida la diversión y el entretenimiento a bordo, tanto para las horas de ocio tras las excursiones del día, como para todos aquellos pasajeros que optan por permanecer a bordo y disfrutar de las instalaciones y servicios que ofrece el barco, son algunos de los valores añadidos que aporta la naviera a los pasajeros durante su estancia.

La característica más relevante de este crucero son las escalas con más renombre del Mediterráneo y su buen clima, que permite realizar el viaje prácticamente en cualquier época del año. De hecho, cada vez más viajeros prefieren realizar este tipo de cruceros fuera de los tres meses de máxima afluencia de la temporada estival, para así disfrutar al máximo de los servicios del barco y de la tranquilidad de las escalas.  

EL COSTA neoCLASSICA

Tras una gran remodelación, el Costa Classica (53.000 toneladas y 654 camarotes) se ha incorporado en 2015 a la serie Costa neoCollection como Costa neoClassica y, junto con el Costa neoRomantica y el Costa neoRiviera, ofrecen algunos de los más impresionantes itinerarios neoCollection, al estilo slow cruise, todo ello con barcos más pequeños, ofreciendo cruceros a destinos únicos con grandes paisajes naturales y magníficos lugares de interés cultural. Las operaciones de remodelación incluyeron las secciones del casco y el motor así como la sección de Hotel. En lo que se refiere a la primera, los mayores trabajos fueron la limpieza y repintado. Las áreas de pasajeros y cabinas se han renovado por completo, con un nuevo diseño que sigue la línea del ambiente y elegancia de los buques Costa neoCollection, con un estilo más intimista, para proporcionar el mismo tipo de experiencia de crucero. Costa neoCollection es ideal para parejas, para una luna de miel muy especial y para grupos de amigos, con servicios de la más alta calidad, diseñados para permitir a cada pasajero experimentar el buque a su propio ritmo, ofreciendo más libertad y flexibilidad al pasajero.

El área de bienestar ha sido reformada y es ahora incluso más relajante para los pasajeros. Además de la nueva área TRX para Ejercicios de Resistencia Corporal Total, ofrece la posibilidad de participar en sesiones de entrenamiento energético. Un servicio que agradecen todos los pasajeros que no desean abandonar su rutina de ejercicio diaria, incluso en vacaciones. Algunos nuevos servicios de abordo impactarán a los pasajeros, con el típico estilo de Lo mejor de Italia ofrecido por Costa.

El Restaurante Tivoli se ha equipado con mesas para dos y cuatro personas para garantizar opciones de cena flexibles, incluyendo un brunch durante los días de navegación. La elección de vinos y gastronomía del Costa neoClassica está mucho más cuidada, los pasajeros podrán disfrutar en sus menús de toda la tradición gastronómica local en base de la escala realizada en la ruta. Este hecho destaca siempre en todos los barcos tipo Costa neoCollection.

El Grill Al Fresco representa, en cambio, un refugio verde: la parte central, cubierta con un tejado, se ha decorado con árboles que crean un tranquilo espacio para descansar y el área exterior parece un balcón sobre el mar.

El Buffet La Tratoria ha sido remodelado para ofrecer más espacio en las mesas y redecorado, extendiendo el ambiente del Grill al interior del buffet.

El Bar Foyer será el sitio ideal para un aperitivo en el interior con vinos espumosos Ferrari, mientras que, en el Bar Dolce Amore, los pasajeros podrán disfrutar especialidades de cafés de diferentes países del mundo durante el día. Justo enfrente, se encuentra la Pizzeria La Tavernetta donde poder degustar una autentica y tradicional pizza italiana.

El Teatro Colosseo ofrece cada noche un espectáculo distinto, música, baile, magia o cabaret; éstas son algunas de las propuestas que encontraremos, siempre pensadas para todo tipo de público y adaptadas a las nacionalidades mayoritarias asistentes en el barco. El Grand Bar Piazza Nanova es el espacio común más grande del barco para descansar y relajarse tomando alguno de los increíbles cócteles que podremos tomar abordo. Por la tarde/noche la Sala de ballo Puccini es otro espacio muy frecuentado. Para los más noctámbulos, la discoteca Galileo siempre es el último espacio en cerrar en el barco. Estos son algunos de los espacios destacados del neoClassica, cada pasajero encuentra su favorito durante el trayecto, donde se sentirá más cómodo y siempre atendido por el personal de bar del crucero.

En las nuevas cabinas, más luminosas y equilibradamente decoradas, los huéspedes podrán probar el auténtico espresso gracias a la máquina de café Illy personal. Además, las nuevas piezas de mobiliario hacen aún más bonitos los balcones de las suites, para disfrutar de las vistas sobre el mar con total comodidad. Durante los días soleados, los pasajeros pueden apreciar el renovado estilo lounge del puente descubierto y disfrutar de una copa en la piscina común o en la piscina de adultos sin acceso a menores. En los meses de verano, gran parte de la actividad lúdica diurna se realiza en la cubierta, zona piscinas, donde el equipo de animación prepara diariamente concursos y actividades de todo tipo. Una de las características del barco en estos meses es el carácter genuinamente español del crucero, algo siempre a tener en cuenta sobre todo en tu primer crucero.

  EXCURSIONES COSTA

Costa neoClassica ofrece a sus clientes múltiples excursiones para cada escala que se adaptan perfectamente a sus los gustos y preferencias. En el mostrador de excursiones pueden ser contratadas hasta 24 horas antes de la escala deseada. Así mismo, el personal asesora en todo momento sobre todas las cuestiones que a cada pasajero se le puedan plantear para así escoger acertadamente la excursión a contratar. Costa Cruceros pone también a disposición los llamados tótems o quioscos interactivos donde poder realizar reservas en todo momento sin colas, así como también otras gestiones como consultar el saldo actual del gasto realizado a bordo del barco. Además, como en el resto de barcos de Costa neoCollection, el Costa neoClassica cuenta con un profesional, que aconseja a los pasajeros sobre los mejores servicios y actividades a bordo y en tierra. Las excursiones organizadas por el barco tienen la ventaja de que los tiempos están siempre calculados y si existe cualquier retraso en la excursión, el barco siempre espera para zarpar hasta la llegada del grupo.  

EXCURSIONES POR LIBRE

El indicador “Todos a bordo”. Para contar los tiempos reales que disponemos para realizar las excursiones, debemos tener en cuenta que siempre hay que regresar como máximo al barco 30 minutos antes de la hora programada para zarpar. Por seguridad, nosotros recomendamos, si realizamos las excursiones por libre, llegar siempre al menos 1 hora antes de zarpar en cada escala. Debido a lo característico de algunas escalas, el desembarque puede ser realizado en lancha, ya que la inexistencia de puerto o la falta de amarre imposibilita el atraque del barco. Esto puede comportar que el desembarque se demore más tiempo, algo que hay que tener en cuenta también para calcular los tiempos disponibles para realizar las excursiones por libre.

  [divider]ITINERARIO ESTAMBUL – VENECIA[/divider]

El crucero Costa neoClassica incluye 6 escalas, de las cuales es difícil escoger cual puede ser la mejor. Si bien las más significativas son las de partida y finalización del crucero. Hay que destacar que esta ruta también realiza el trayecto inverso, por lo que es posible realizar la salida desde Venecia y la llegada en Estambul. En nuestro caso, zarpamos desde Estambul (Turquía) para seguir visitando los puertos de Mykonos (Grecia), Santorini (Grecia), Argostoli (Grecia), Dubrovnick (Croacia) y finalizando en Venecia (Italia).

Lo primero que hay que tener en cuenta para esta ruta es que no existe el tradicional día de navegación, esto tiene sus ventajas e inconvenientes. Por un lado, se “gana” un día adicional a la tradicional semana de crucero, ya que se realiza una escala más y ofrece la oportunidad de visitar un nuevo país o una nueva ciudad. Su principal inconveniente es que las escalas son más cortas de lo que es tradicional, por lo que las excursiones son más cortas que las realizadas en otros cruceros. Muchos turistas prefieren este tipo de ruta, ya que así se descubren más ciudades.

Otra característica de este crucero es que los vuelos están incluidos. Al tener que coordinar un volumen tan grande de pasajeros con vuelos regulares y/o charter, es importante realizar la reserva con tiempo, para así intentar escoger el vuelo que más aproveche la estancia en función de su horario de salida/regreso.

Otra peculiaridad a destacar es que, tanto para el día de partida como el de llegada, el crucero permanece atracado en la ciudad durante una noche completa. Esto permite disfrutar de la vida nocturna del destino. La primera noche en Estambul podremos realizar un paseo nocturno por el puente de Galata, respirar el ambiente de los restaurantes y descubrir el exotismo entre oriente y occidente, siempre en contacto con el gentío que no cesa en ningún momento del día y que convierten esta experiencia en el primer buen sabor de boca del crucerista. Este paseo es muy sencillo de realizar ya que el crucero atraca muy cerca del puente, pudiendo acceder a él con taxi, tranvía (controlar los horarios) e incluso dando un paseo andando.

ESTAMBUL

Visitar los puntos más importantes de la ciudad como la Mezquita Azul, Santa Sofía, la Cisterna Basílica o el Gran Bazar y el Bazar de las Especias, entro otros muchos lugares, es muy sencillo utilizando el tranvía (línea T1), ya que su trayecto pasa frente a la mayoría de estos lugares. Si disponemos aún de tiempo, os aconsejamos visitar la Torre Galata desde donde obtendréis una de las mejores vistas de la impresionante ciudad de Estambul. La salida desde Estambul hacia Mykonos se realiza a media tarde, por lo que no hay que perderse desde la cubierta la salida de esta gran ciudad. Hay que prestar atención al cambio de moneda. Para realizar nuestras compras se acepta el euro como moneda en prácticamente todas las tiendas del centro, incluido el Gran Bazar, pero para el acceso a las atracciones turísticas y el transporte público es imprescindible el uso de la Lira turca. Por lo tanto, antes de empezar la excursión habrá que realizar el cambio.

MYKONOS

La llegada a Mykonos está programada justo para después del almuerzo, y la hora de salida para poco antes de medianoche, por lo que nos permite disfrutar de esta bella isla griega, tanto por la tarde realizando un baño en sus playas, como incluso cenando en alguno de los restaurante que hay alrededor de la plaza del ayuntamiento. No sin antes visitar los famosos molinos de viento o pasear por la estrechas calles de la zona vieja. Tiendas de artesanía y de diseñadores locales destacan entre sus pintorescas y laberínticas callejuelas. Los colores blanco y azul eléctrico tan característicos de las islas griegas dominan toda la arquitectura que nos rodea. Hay que prestar atención a los discretos indicadores en las paredes que siempre señalan “Port” ya que es muy fácil perderse, a pesar de lo pequeña que es la ciudad. Nuestra recomendación para disfrutar al máximo de Mykonos es deambular y dejarse llevar por la curiosidad de cualquier rincón. No será nada difícil acabar llegando a la zona llamada “Pequeña Venecia”, unas terrazas que sobresalen sobre el mar, donde podremos tomar una copa justo antes del espectacular crepúsculo del atardecer. Al lado está la zona del ayuntamiento y frente a la pequeña bahía encontramos los molinos que presiden silenciosamente la ciudad.

  SANTORINI

Si Mykonos nos encantó, Santorini nos impresionará. Este pequeño archipiélago de origen volcánico, se encuentra al sur del mar Egeo. Dos son las ciudades imprescindibles para ser visitadas, Fira y Oia. El neoClassica esta vez realiza el desembarque mediante lanchas frente la ciudad de Fira. Para acceder a ella, deberemos salvar los 270 metros del acantilado que tenemos frente a nosotros. Para ello, podemos utilizar el teleférico (lo más recomendable) o realizar la subida con el tradicional burro. De entrada descartamos la opción de subir andando los eternos 580 escalones ya que la visita a Santorini es muy corta (efectiva entre las 9 de la mañana y la 1 del mediodía). Nuestra recomendación es visitar primero Oia, que se encuentra en un extremo de la isla, a 11Km o unos 25 minutos en taxi. Aunque también se puede ir en bus, esto nos demorará mucho más tiempo. En Oia, encontraremos la tradicional estampa que todos hemos visto alguna vez y que simbolizan las “Islas Griegas”. Casas y pequeñas ermitas colgadas sobre el acantilado y pintadas de colores blanco, azul y ocre. Un calle única con ramificaciones hacia el acantilado nos conducirá de punta a punta de Oia sin posibilidad de pérdida. Tiendas de souvenirs, galerías de arte y tiendas de artesanía tradicional griega nos harán el paseo más ameno. Fantásticas vistas y panorámicas increíbles van a hacer que el aficionado a la fotografía casi colapse por no saber cual mejor toma realizar. Todo un lujo para los sentidos.

Una vez terminada la visita a Oia, y en función del tiempo restante, el regreso a Fira se puede realizar en bus o taxi. En Fira aprovecharemos el tiempo que nos resta para volver a bajar por el teleférico y regresar al barco, realizando nuestras compras de tradicionales souvenirs, ya que son algo más económicos aquí. Para adquirir alguna pieza de artesanía, éstas son de mayor calidad y exclusividad en Oia. La ciudad de Fira, al ser mucho más grande, nos obligará a controlar en todo momento dónde se encuentra el teleférico para contar los tiempos de regreso, la espera para la bajada y el posterior traslado en lancha al barco. Muchos cruceristas no creen en la advertencia de que el barco zarpa a la hora y no espera a nadie, esta escala es la típica donde el factor tiempo puede desafiar esa norma, por lo que si no se quieren correr riesgos innecesarios, se debe planificar el tiempo de regreso al barco.

  ARGOSTOLI

La ciudad de Argostoli se encuentra en la isla de Cefalonia, que se caracteriza por sus vírgenes espacios naturales. En esta escala, al ser muy corta – unas cuatro horas efectivas-, se pueden realizar excursiones como la visita a la Cueva de Drogarati; la Laguna Melissani, una laguna subterránea alimentada por los canales subterráneos con agua procedente del lado opuesto de la isla. Una pequeña barca de remos nos paseará por la laguna de cuyas paredes brotan excéntricas estalactitas; o visitar la famosa Playa de Myrtos, con aguas de azul turquesa que se convierten en lila y color malva en el horizonte. Para los que desean una actividad más relajada, un simple paseo por la zona del puerto observando las tortugas o callejear por la avenida comercial de Lithostroto son más que suficientes para pasar la mañana en tierra antes de zarpar hacia la próxima escala. Por ser una escala poco turística, siempre se podrá realizar algo de shopping a mejor precio que en otras islas griegas más concurridas.

  DUBROVNICK

Dejando atrás Grecia, el Costa neoClassica llega a Croacia por la costa dálmata llegando al puerto de Dubrovnick. La historia de esta ciudad está estrechamente ligada a la de Venecia y de hecho, aún hoy, la ciudad antigua conserva testimonios del dominio veneciano. El puerto de cruceros se encuentra a poco más de 3Km del centro histórico, por lo que tenemos varias formas de llegar, o con el propio bus lanzadera que pone a la venta la naviera, en taxi o el bus urbano. Con cualquiera de las opciones, la entrada a la ciudad se realiza por la Puerta de Pile, fácilmente reconocible por los seguidores de la serie de televisión Juego de Tronos, por ser uno de los escenarios donde se desarrolla la serie, así como otros muchos de la ciudad. Una vez dentro, existen un sinfín de rincones interesantes, como la Gran Fuente de Onofrio, la Vieja Farmacia, recorrer toda la calle principal llamada Placa o Stradum, la Torre del Reloj o el Palacio del Rector, entre otros muchos rincones.

Es imprescindible recorrer toda o gran parte de la muralla, con unas increíbles vistas hacia el mar y la ciudad; visitar el puerto viejo situado en el lado opuesto a la Puerta de Pile y si nos sobra algo de tiempo, subir al teleférico que nos traslada a 405 metros sobre el nivel del mar recorriendo para ello 778 metros; las vistas que desde allí se obtienen de la ciudad amurallada son espectaculares. En las tiendas aceptan euros sin problema, pero para pagar entradas o transporte público es necesario disponer de kunas croatas que podrás cambiar en el puerto.

  VENECIA

La llegada a Venecia, y escala final del crucero, es el evento más esperado de toda la ruta. Entrar a la laguna de Venecia y pasar frente a la Plaza de San Marcos de forma majestuosa con el crucero neoClassica es una imagen difícil de borrar de nuestra memoria y que prevalecerá por mucho tiempo en nuestro recuerdo. Todos los pasajeros se concentran el cubierta para ver pasar lentamente los primeros canales que podremos ver en nuestra visita. El crucero se dirige hacia la terminal marítima a través del Canal de la Giudecca.

La primera jornada en Venecia será la escogida para realizar la visita más larga, ya que al dormir en el barco, nos permite aprovechar toda la tarde y noche. Visitar la Plaza de San Marcos, el Palacio Ducal, la Basílica, el Puente de los Suspiros, el Puente de la Academia, o el Puente de Rialto entre otros muchos rincones que podrán ser visitados en las primeras horas de nuestra visita. El imprescindible paseo en góndola, si es la primera vez que se visita la ciudad, se puede realizar desde algunas de las “paradas” de gondoleros que existen por los canales. Por suerte, ahora existe una tarifa fija que respetan prácticamente todos los gondoleros. Fuera de estas paradas, sí es posible negociar un paseo más personalizado y por más tiempo, con serenata incluida si se desea. Aquí el precio puede llegar a dispararse, así como si el servicio se realiza por la noche. Intentar “perderse” por las calles y puentes de Venecia es la mejor forma de conocer la ciudad (a la práctica es imposible perderse ya que todas las calle te llevarán al Gran Canal o la la Plaza San Marcos). Tras una exhausta jordana “pateando” literalmente Venecia, podrás regresar a cualquier hora de la noche al barco. Para moverse libremente, lo más cómodo es usar los vaporetos (nuestros autobuses urbanos). La mejor opción es comprar un bono de 24h, que permite utilizar el vaporeto tantas veces como se quiera (controlar horarios para el regreso al barco).

El día siguiente, desembarque y fin del crucero, podremos realizar una pequeña excursión matinal por los alrededores de la Plaza de Roma, cruzar el Puente de la Constitución de Santiago Calatrava, llegar hasta la Estación de Santa Lucia y realizar shopping por la calle Rio Terà Lista di Spagna.

  Toda la información de salidas y otras rutas del Costa neoClassica se pueden consultar en: http://www.costacruceros.es  

Post relacionados: