Descubriendo los alrededores de Arcachon

Descubriendo los alrededores de Arcachon

La cuenca de Arcachon acoge un microclima que la hace especialmente singular, la multiplicidad de sus paisajes en los cuales se entremezcla tres color fundamentales, el intenso azul del cielo y el mar, el verde mediterráneo de sus pinares, un mosaico tricolor que le confiere las señas de identidad de sus fascinantes paisajes.

    Esta cuenca que es una península, alberga  diez ciudades junto con pequeños pueblecitos que nos invitan a descubrir una de las zonas que alberga un de las zonas productoras de ostras más afamadas de Aquitania. Puertos pesqueros y deportivos, así como playas de arena finísima y como no, la duna de arena mas grande de Europa, la cual año a año continua creciendo y expandiendo, por ello se dice que está viva. La ciudad de Arcachon  destaca por mantener una peculiaridad que la hace ser especialmente atractiva, pues en si, es una ciudad de ciudades con diferentes identidades y personalidades a la vez. Por ejemplo en los meses primaverales el esplendor se encuentra en Les Abatilles; la de Verano junto al mar, en los paseos costeros y espigones o los restaurantes y cafeterías situados en ellos; y la Ciudad de Invierno en las zona de Pyla sur Mer, en las cuales se ubican las esplendorosas villas y palacetes del siglo XIX.

  Para los amantes de las ostras y el marisco, una visita a la ciudad marinera de Arcachon es de obligado rigor.  En ella podrás degustar  exquisitas ostras  pues es una zona donde se cultivan artesanalmente y con mucho esmero, por supuesto acompañadas de un buen vino de la región. Pero antes de deleitarnos con manjares tan exquisitos, merece la pena visitar una de las zonas mas emblemáticas que nos ofrece  este singular paraje.

  La duna de Pilat, es una zona protegida, espectacular por si misma es motivo de visita por parte de  turistas tanto franceses como extranjeros. La imponente masa de arena que se alza ante los ojos del visitante, ciertamente no deja indiferente a quien se atreve a subir a su cima y recorrerla, que son muchos dado que es una atracción natural y destino de cientos de turistas, pues recorrer su cresta nos ofrece en toda su plenitud la visión de la entrada a la Bahía de Arcachon desde sus 109 metros de altitud. Sin duda es un lugar fascinante que según sea visitada a diferentes horas del día, nos permitirá una visión distinta del paisaje, entremezclados los tres colores de su configuración, el verde de los pinares adyacentes, el ocre dorado de su finísima arena y el azul que se entremezcla entre el cielo y el mar.

  Delante de la duna, divisamos Cap Ferret, en el destaca como punto de referencia su faro  de 52 metros de altura que es digno de ser visitado, pues puede accederse a su mirador después de subir 269 escalones. La panorámica de la inmensa duna de Pilat se hace patente desde este privilegiado  mirador. La base del faro alberga un centro de interpretación, en cual se halla una exposición permanente “ Horizonts Voyageurs”  la cual muestra la evolución de las cartas de navegación desde el siglo XVII hasta la actualidad.

  Pero antes visitaremos L’Herbe, un pueblecito de pescadores que cultivan ostras de forma artesanal. Sus pequeñas casitas al borde del mar son encantadoras, algunas echas de madera y pintadas con vivos colores. Los aparejos de pesca y las balsas depuradoras de ostra se sucederán en nuestro recorrido donde el intenso olor a marisco y sal marina será nuestro permanente acompañante.

  La mejor forma de llegar a la ciudad es mediante el tren que sale de Burdeos temprano por la mañana, así nos permite aprovechar todo el día, pero si nuestra intención es descubrir los alrededores lo recomendable es acceder en coche. En la propia estación de trenes de Burdeos podemos alquilar uno pues encontraremos la mayoría de agencias internacional del sector. Para realizar el traslado hacia Cap Ferret, es recomendable tomar un ferry la travesía dura unos  30 minutos desde el muelle que se encuentra en el paseo marítimo de Arcachon.

  OFICINA DE TURISMO: www.arcachon-tourisme.com Donde comer: oyster bar (Arcachon) www.huitres-laban.com

Post relacionados: