Durga Puja, el festival desconocido de la India

Durga Puja, el festival desconocido de la India

Comparte este contenido rápidamente en:

Cuando finaliza la época de lluvias monzónicas en la India, a mediados de octubre, la región de Bengala se prepara para iniciaR uno de los festivales más importantes en honor a su principal Diosa, la gran Madre Durga. Calcuta, epicentro de esta festividad, luce sus mejores galas para recibir a miles de visitantes que disfrutarán durante diez días DE este multitudinario evento, el Durga Puja.

Cuentan los mitos hindúes que hace mucho tiempo los demonios campaban a sus anchas. Desesperados, los dioses decidieron pedir ayuda a Durga, la esposa de Shiva. La diosa tentó a los demonios con su belleza y cuando empezaron a perseguirla se puso furiosa. Su ira se manifestó en la forma de Kali, la terrible, una diosa oscura vestida con un collar de cabezas humanas y un cinturón de brazos cortados, que exterminó a los demonios sin piedad alguna. Sólo quedó su capitán, Mahishasur, que se convirtió en un búfalo para enfrentarse a Durga en un duelo final. Pero nada pudo ante el poder de la diosa y sus diez brazos armados.

Curiosamente, así como Kali –la manifestación violenta de Durga– es venerada en toda India, la sufrida esposa de Shiva y madre de sus cuatro hijos (Lakshmi, Saraswati, Ganesha y Kartikeya según la tradición bengalí) no goza de ningún lugar de culto permanente. Pero a cambio, es el centro de una de las celebraciones religiosas más importantes y concurridas de la India: el Festival Durga Puja, de gran relevancia en el estado de Bengala occidental y especialmente en Calcuta.

Cada año, a mediados de octubre, la diosa abandona su hogar del Himalaya para bajar a visitar a su familia durante 10 días. Es precisamente esta visita lo que se celebra durante el Durga Puja. Y para honrar a la diosa se construyen los llamados pandals –unas espectaculares y gigantescas estructuras con distintas temáticas en cuyo interior se aloja la pratima, la imagen de Durga matando al demonio-búfalo acompañada por sus hijos y  otras figuras ancestrales. Durante diez días se honoran las diez manifestaciones de la diosa –cada una con un nombre, una historia y una función– y los calcutenses visitan estos pandals (cerca de 5000 sólo en la ciudad) tras purificarse para ello en el río Hooghly, afluente del Ganges, el gran río sagrado de la India.

 

El festival Durga Puja comenzó como una celebración particular entre familias acomodadas pero en 1761 un grupo de 12 hombres excluidos de una de estas celebraciones decidió montar el primer baroyari (palabra que significa 12 amigos). El primer baroyari de Calcuta se fundó en 1910 y desde entonces el festival ha ido creciendo hasta alcanzar la magnitud actual.

LA EXPERIENCIA DE LOS PANDALS

En nuestro paso por la ciudad de Calcuta tuvimos la oportunidad de asistir a las festividades del Durga Puja y vivirlas como lo hicieron sus habitantes, asistiendo a sus diversos rituales y ofrendas, visitando algunos de los numerosos pandals que hay en la ciudad. Muchos de ellos son estructuras más o menos sencillas para acoger a la pratima pero otros van mucho más allá. Diseñados y construidos por unas asociaciones llamadas baroyari, algunos de los pandals son auténticas maravillas inimaginables. Auténticos pabellones temáticos de carácter reivindicativo, con música y luces, construidos algunos con una gran inversión económica, siempre dependiendo de los recursos y ayudas que posea cada asociación.

Entre los pandals reivindicativos destacados del festival encontramos el de Behala Friends, que siempre utiliza como crítica las desigualdades de género entre la sociedad hindú. En su última edición construyeron una jaula descomunal para reivindicar los derechos de la mujer. Otro muy importante es el pandal de Kasi Bose Lane, que denuncia el maltrato infantil, a través de una enorme figura de un recién nacido durmiendo sobre una flor de loto, junto con numerosos juguetes de grandes proporciones.

 

Y por último y probablemente el más impactante fue el de la asociación Tala Barowari Durgotsav, un pabellón contra la manipulación genética y la fabricación de productos transgénicos, basado en un clásico poema infantil local sobre animales mezclados. El pasillo de entrada representaba el laboratorio donde el diablo crea bestias como el gallo-pimiento o la vaca-cuervo. Desembocando en una gran sala donde diferentes animales mutados junto a diversas representaciones del demonio sobrecogen al visitante. Música tradicional de percusión hindú en directo daba el toque final a la ambientación. Un espectáculo realmente impresionante.

Calcuta es conocida por su patrimonio literario y artístico y también como la ciudad de la energía creativa y la furia. Y realmente creatividad y furia se combinan perfectamente en el Durga Puja. Aunque por supuesto no todos los pandals son reivindicativos como los detallados anteriormente, algunos son puro espectáculo, como lo es el pandal de la asociación 41 Pally: un recinto interior que plasma un enorme palacio de hielo, nieve y cristal, con cisnes y diversas figuras místicas presidida por una Durga de textura azul, todo ello con un juego de luces que te trasladan sin querer a un ambiente gélido como el del Himalaya.

Naktala Pandal, un espacio de gran colorido y vitalidad donde en su interior se encuentran enormes representaciones de girasoles y otras figuras vegetales hijas de la tierra. También, el gran ganador de la edición de 2015, el pandal Sherestho Pujo, un templo que recoge todos los elementos del Ritual Kola Bou Snan: la concha, la rama de palmera, el agua y la campana, representándose a través de la sobrecargada y luminosa decoración interior, con diversos pasadizos decorados hasta llegar a la sala donde se encuentra la imagen de Durga. Todo ello acompañado con un hipnotizante mantra casi ensordecedor. La ambientación y el sonido te acaban abduciendo.

El último día del festival, las pratimas son llevadas al río en procesión y lanzadas a las aguas de donde la tradición dice que salieron. La diosa, hecha con el barro del río, regresa al río, terminando así su ciclo de vida hasta el año siguiente. Una de las curiosidades más relevantes de este ritual es que, la imagen una vez en contacto con el río, pierde toda divinidad y se convierte en un objeto sin valor, algo desechable. Ya no es nada.

La caravana de grupos que descienden hasta la orilla del río con su pratima al grito de “Bolo Durga mai-ki ja” (gloria a la madre Durga) es interminable y se perpetúa hasta entrada la madrugada, cuando todas las Durga han llegado al río.

Si deseamos ver más de cerca y cómodamente estos rituales, existen numerosos barcos fluviales que nos transportarán a las proximidades de las principales orillas donde los devotos realizan las inmersiones de sus pratimas. Desde el barco la perspectiva es mucho mejor y podremos acercarnos al lugar sin el estrés de caminar entre las grandes masas de gente para poder contemplar y fotografiar estas celebraciones. Lamentablemente, los barcos sólo están disponibles por la tarde.

Durante el festival, los ciudadanos pasean por los diferentes barrios de esta urbe de 14 millones de habitantes visitando los diferentes pandals. Cuando cae el sol, a las 5 de la tarde, y se encienden los millones de luces y paneles luminosos animados que adornan la ciudad, los calcutenses salen a la calle para venerar a la diosa junto con su familia. Durante el Durga Puja, Calcuta se convierte en un auténtico festival gastronómico. Todo gira en torno a la Diosa: los restaurantes ofrecen menús especiales y los miles de carteles publicitarios de grandes marcas que cubre las fachadas están personalizados para la ocasión. La imagen de Durga es omnipresente.

 

EL RÍO HOOGHLY Y SU BARRO

Uno de los momentos más mágicos de estas festividades se vive al amanecer, junto al río Hooghly, donde se puede presenciar la ceremonia del Kola Bou Snan, con la que los hindúes se purifican antes de brindar sus ofrendas a la gran Madre Durga. Kola Bou, el árbol de la banana, es la esposa de Ganesha – al parecer Durga era una suegra tan exigente que Ganesha decidió presentarle una rama de banano como nuera. Durante la ceremonia, la rama del banano se viste con un sari y se sumerge en el agua.

Del río también se extrae el barro, materia prima que se usa para crear las figuras de las pratimas – hechas de caña y barro y pintadas a mano por  artesanos especializados.

El proceso de creación de estas figuras (marti) desde la recogida del fango en el río y hasta la decoración, es sagrado y se acompaña de rituales como el “Chakkhu Daan” (la donación de los ojos), que tiene lugar durante el  Mahalaya, el primer día del Puja. En él se pintan los ojos de Devi Durga y sus figuras acompañantes. Para ello el artesano responsable debe estar en ayunas y no puede comer carne.

El barrio de Kumartuli, situado en la orilla del río Hooghly, está dedicado exclusivamente a los talleres de artesanía, en los que se crean las imágenes de Durga y Lakshmi – su hija- y las de Kali para el Diwali – el Festival de la Luz, que se celebra en noviembre.

Sus habitantes necesitan todo el año para fabricar estas imágenes en barro. Debido a la gran cantidad de figuras a realizar y por ser un trabajo manual muy laborioso, las imágenes deben empezar a ser construidas con meses de antelación para estar listas antes del inicio de éste gran festival.

 

[divider]GUÍA PRÁCTICA[/divider]

No te pierdas el reportaje completo sobre Calcuta, el festival Durga Puja en la revista QTRAVEL Digital No.1, disponible para descarga y lectura gratuita desde Tablets, Smartphones y ordenadores.

CÓMO LLEGAR

No existen vuelos directos desde España. La mejor opción es volar hasta Dubai y a partir de aquí hasta Calcuta, aunque existen siempre combinaciones económicas haciendo otras escalas.

MONEDA

Recuerda que la moneda es la Rupia india y su paridad está alrededor de 1 Rupia = 0.72 Cent/€. Intenta llevar siempre dinero en efectivo, ya que en los puestos ambulantes y bazares no podrás pagar con tarjeta de crédito. Existen numerosas casas de cambio de moneda en la ciudad, pero normalmente en el hotel donde te hospedes podrás cambiar euros por rupias con un importe de comisión mínimo.

VISADO

Puedes conseguirlo con el método tradicional, a través de la embajada de la India o con el nuevo sistema e-TOURIST VISA, desde la página web habilitada por el gobierno de la India (www.indianvisaonline.gov.in) donde ahorraras tiempo y dinero. También ahorraras tiempo en los trámites del entrada al país.

CLIMA

El mejor momento del año para visitar Calcuta es en la época fría, cuando termina la época de lluvias monzónicas, que comienza en octubre-noviembre y se extiende hasta marzo-abril, donde podremos disfrutar de las temperaturas más agradables del año en casi toda la India sin riesgo de lluvias. La temperatura oscilará entre los 25 y los 33 grados centígrados.

DÓNDE DORMIR

Calcuta posee alojamientos de lo más variado, desde pensiones y hoteles de baja calidad y presupuesto hasta hoteles de lujo. Lo mejor es que vayas a lo seguro, por eso te recomendamos que te hospedes en un hotel de estilo occidental como si estuvieses en tu casa, como el céntrico hotel The Senator situado en Camac Street, 15 (www.thesenatorhotel.in)

DÓNDE COMER

En Calcuta resulta difícil encontrar comida occidental como la que nos gusta a los españoles, pero en la calle Park St (entre las calles Camac St. y Russell St) existen muchos restaurantes y cafeterías de calidad. Destaca el Bar – BQ, donde puedes degustar una cocina china excelente. Si buscas algo más económico tienes la calle Sudder St, repleta de restaurantes hindúes y pequeños puestos callejeros, frecuentada por mochileros, voluntarios y turistas occidentales.

DURGA PUJA

Si deseas viajar a Calcuta y aprovechar tu estancia para visitar las festividades del Durga Puja debes saber que se celebran generalmente a partir de la segunda quincena del mes de octubre. Dependiendo del año, dentro del calendario hinduista, las fechas pueden variar, por lo tanto te aconsejamos que antes de planificar tu viaje visites la web de la oficina de turismo de la India para informarte de las fechas exactas de estas festividades. Si deseas visitar los mejores pandals y lugares de interés de Calcuta, con una asistencia personalizada, guía, transporte directo desde el hotel hasta las diversas celebraciones y acceso VIP para evitar largas colas y esperas, te aconsejamos que contrates los servicios de Meghdutam Travels, una agencia local de confianza orientada al público europeo. Ellos se encargarán de que disfrutes al máximo de tu visita en Calcuta durante el festival.

Para más información de las opciones disponibles y reservas visita: www.meghdutamtravels.in

Más información turística sobre la India en: http://incredibleindia.org

Post relacionados: