Eilat y el Mar Muerto

Eilat y el Mar Muerto

Pensar en Israel es pensar en Tierra Santa, en Jerusalén o Tel Aviv. Pocos son los que recurren al Mar Muerto, Eilat y, menos aún, al desierto del Negev. Os presentamos en este reportaje un recorrido fascinante por el mar y por el desierto, todo ello a pocos quilómetros de distancia. Un recorrido lleno de vida y de parajes sin igual, y como no podía ser de otra forma en Israel, cargado de historia. Eilat a orillas del Mar Rojo es nuestro punto de partida. Una ciudad fronteriza con Jordania y Egipto de carácter eminentemente turística. Nuestra primera impresión al pisar la playa es de asombro.

Nunca hubiéramos pensado en ver estas aguas tan cristalinas. Dirigiéndonos a las afueras de la ciudad, hacia el sur, nos encontramos con formaciones coralinas de extrema belleza y colorido. Con más de 1.200 especies de peces y 250 de corales que se extienden a lo largo de más de 1.200 metros. Se trata del punto más septentrional del mundo en el que existen corales. A Eilat llegan submarinistas de todo el mundo para disfrutar de sus extraordinarias maravillas submarinas. La segunda gran sorpresa que nos depara Eilat está también en el mar. Se trata del “Dolphin Reef”, un magnífico complejo donde los buceadores pueden sumergirse en una zona segura con un grupo de delfines en su hábitat natural. La mayoría de los delfines han nacido en el complejo y son enormemente amistosos.

Hay que destacar que en este centro no amaestran a los delfines para que actúen, simplemente los educan para que puedan interactuar con el ser humano en total libertad y para que no lo vean como un elemento hostil ni extraño. Es lo más parecido a nadar con delfines salvajes en su propio habitad. Toda una experiencia personal enriquecedora. Abandonamos Eilat y nos dirigimos al norte, para tomar contacto con otras aguas, estas serán ahora las del Mar Muerto. Sólo pensar que estamos a 417 metros bajo el nivel del mar y ante tal inmensidad de agua inerte nos vuelve a impresionar. Por un momento tenemos la sensación de que nos fallan los sentidos, una extraña sensación de hueco en los oídos, de falta de ruido, de absoluta calma nos rodea. Y es que no es para menos, todos asociamos el agua con vida animal, pero aquí no es así.

La salinidad del mar hace que no se acerquen ni viva ninguna ave o pequeño animal. Sólo el ser humano ha encontrado utilidad para estas aguas, y no precisamente de poca importancia. El Mar Muerto es un gran destino turístico, el flotar sobre sus aguas es una sensación extraña y placentera a la vez. Las propiedades medicinales que ofrece esta peculiar agua traspasa fronteras, de ella se producen multitud de productos cosméticos y se han creado balnearios en las orillas del mar para el tratamiento de diversas dolencias. Sus aguas son ricas en potasio, calcio, hierro, bromuro, yeso, sal y un nivel elevado de oxígeno, contiene minerales que no se pueden encontrar en ningún otro mar, la concentración de estos minerales es reconocida desde la antigüedad en todo el mundo como unas de las mejores aguas curativas y rejuvenecedoras.

Nadie puede marcharse del Mar Muerto sin vivir la experiencia de flotar en él y de tomar un baño de barro negro. A las propiedades descritas de las aguas hay que añadirles a este barro propiedades antialérgicas, antiinflamatorias, para el tratamiento de problemas de piel como acné, eczemas, además de activar el metabolismo del cuerpo y crear un efecto relajante. Después de estos primeros días de relajación con el agua, nos dirigimos a vivir otra nueva experiencia, ésta es la del desierto del Negev para visitar el Timna Park donde podremos ver los famosos Pilares de Salomón. Columnas de arenisca colosales que son tan perfectas que parecería que son realmente parte de un proyecto colosal iniciado por el rey Salomón. Las rutas de senderismo que puedes hacer por las montañas e incluso a través de las propias columnas son una experiencia realmente enriquecedora al gozar de este paisaje desértico tan asombroso. Para finalizar nuestro viaje, debemos dirigirnos a una visita obligada, tanto por su espectacular situación como por lo significante dentro de la cultura hebrea. Hablamos de la Fortaleza de Masada. Asociada a una escalofriante historia de lucha de poder, ambiciones, fe, entrega y un trágico final. Para poder acceder a ella, deberemos superar el desnivel que nos llevará hasta la cima del monte donde fue construida a 450 metros de altura con un teleférico. La estructura más impresionante en Masada es el palacio del rey Herodes, construida en tres terrazas con unas impresionantes vistas al Mar Muerto.

EILAT Y EL MAR ROJO

Eilat se ha convertido en la ciudad de vacaciones por excelencia. Durante el verano, los hoteles y las playas se llenan con miles de turistas israelíes y del mundo entero, que vienen a buscar la tranquilidad en el punto más meridional del país y disfrutar de las cristalinas aguas del Mar Rojo junto a los deportes acuáticos y los fondos submarinos, que se cuentan entre los mejores del mundo. Al sur de la ciudad se encuentra la Reserva Natural de los Corales, entre sus arrecifes pasean vistosos peces tropicales. En la reserva está el Observatorio Submarino, con un museo marítimo que exhibe diversas colecciones de la fascinante fauna acuática. A corta distancia de allí está el arrecife de los delfines (Dolphin Reef), donde un grupo de estos cetáceos convive con lobos marinos. Aquí podrás disfrutar de la increíble experiencia de sumergirte en el mar con un monitor y nadar con los delfines salvajes que corretean a tu alrededor para jugar contigo. Eilat también ofrece un gran abanico de distintas posibilidades de ocio nocturno, como bares, discotecas o restaurantes con las últimas tendencias en cocina internacional. Para los amantes del shopping dos datos importantes: Existe una gran zona comercial que se extiende por todo el paseo marítimo que incluye un gran centro comercial al final; y el otro dato, Eilat está declarada como zona de libre comercio, por lo que todos los artículos están exentos de IVA.

EL MAR MUERTO

Es uno de los principales atractivos turísticos del mundo y el de mayor interés de Israel. El “Mar Muerto” que n realidad es un lago de agua salada, situado entre Jordania, Cisjordania e Israel, en el que desemboca el río Jordán, se esta literalmente muriendo. Su nivel de agua baja cada año aproximadamente 1 metro. Se le llama muerto porque en él es imposible la vida de seres vivos por su cantidad tan grande de salinidad. Es el punto más bajo de la tierra, encontrándose su punto más bajo a 417 metros bajo el nivel del mar. las aguas del Mar Muerto tienen propiedades curativas notables y junto con el barro rico en minerales, el agua de las fuentes termales, el clima, la radiación solar atenuada y la atmósfera enriquecida, la zona ofrece condiciones inigualables de un balneario natural para fortalecer la salud y tratar distintas enfermedades. Como anécdota, dos datos curiosos, al segundo día de permanecer en el Mar Muerto, notarás una sensación de relajación y extenuación difícil de explicar, esto es debido a que la presión sanguínea baja notablemente por las características del lugar y a los propios efectos de los baños que te darás en el mar o en los muchos balnearios que lo bordean. Otra cosa que llama la atención es ¿por qué hay puestos de socorristas en el mar si es imposible ahogarse ni nadar ya que sólo puedes flotar? Las respuesta está en tus ojos. El único problema grabe para los cientos de turistas que se bañan en la posibilidad de salpicarse los ojos o tocarse la cara inconscientemente con las manos mojadas, esto produce una gran irritación ocular sólo solventable con agua dulce que rápidamente te aportan los socorristas al verte en tal apuro. Así de simple.

DESIERTO DEL NEGEV. TIMNA PARK

Se encuentra situado a 30 kilómetros al norte de Eilat. El parque nacional, que cuenta con 6.000 hectáreas, es conocido por sus estructuras de piedra arenisca natural, incluidos los famosos “Pilares del rey Salomón”, y las formaciones rocosas “el champiñón» y “la esfinge». El valle cuenta con las minas de cobre más antiguas del mundo. Explotadas por los egipcios, se remontan a al menos 4000 aC. En sus antiguos pozos se conservan pinturas rupestres. El parque pone a disposición del visitante de varias rutas de senderismo, cada una de las cuales ofrece su atractivo particular. Una de las rutas de senderismo más cortas pasa exactamente entre los Pilares de Salomón, hasta el lugar donde se encuentra la imagen de la diosa egipcia Hathor tallada en la piedra, así como a su santuario al pie de los acantilados del lado opuesto. Otras de las actividades que podrás realizar en este singular paraje son la practica de rappel, tiro con arco y tirolina. En verano, puede asistir a un espectáculo nocturno de luz y música en los pilares del rey Salomón iluminados. Toda una experiencia.

FORTALEZA DE MASADA

Sinceramente impresionante. Las ruinas de esta espectacular fortaleza se encuentran en el desierto de Judea, en la costa sudoccidental del Mar Muerto cerca de Sodoma. Fue construida sobre una meseta rocosa a más de 450 metros de altura sobre el Mar Muerto por el rey Herodes en el año 42 aC. El año 73 a. C., tras la caída de Jerusalén, más de 960 hebreos (soldados, mujeres y niños) se atrincheraron en la fortaleza para protegerse del ataque de los soldados romanos. Cuando los romanos llegaron a la fortaleza dispuestos a irrumpir con la fuerza, los hebreos prefirieron el suicidio en masa a la esclavitud. En la actualidad, Masada es un importante sitio turístico, a la vez que posee un importante significado para el nacionalismo judío, como símbolo de su última resistencia como nación antes de la Diáspora. Desde el año 2001, Masada forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El acceso a la fortaleza se realiza mediante un teleférico de grandes dimensiones que necesita de 10 minutos para superar este gran desnivel de 450 metros.

MÁS INFORMACIÓN:

Oficina de Información Turística de Israel Tel. 91 5943211 – www.goisrael.es www.dolphinreef.co.il www.parktimna.co.il www.parks.org.il  

Post relacionados: