Escapada a Narbona

Centro Historico de Narbona

Escapada a Narbona

Narbona se sitúa en el sur de Francia, a 100km de la frontera española y forma parte de la provincia del Aude País Cátaro, en la región Languedoc-Rosellón. Fundada en el 118 a.C. Narbona era una verdadera encrucijada por su situación geográfica, al borde del Mediterráneo primera ciudad romana de la Galia, antes incluso de la conquista de Julio César.

Cruce de los caminos. Narbo Martius disfrutaba plenamente del puerto construido por los romanos, así como de la Via Domitia creada durante su fundación, para unir Italia con España. Esta vía  había sido concebida en principio para facilitar la circulación entre las guarniciones romanas, pero los comerciantes rápidamente la adoptaron. Narbona era entonces un paso obligado. A partir de la conquista de las Galias, la ciudad conoció entonces un auge económico importante.

En ella toma en gran auge el comercio del vino, del trigo, de la cerámica… Ante el Ayuntamiento, podemos admirar un pequeño tramo pavimentado de la Via Domitia, tal como se construyó  100 años a.C. Esta vía llegaba al centro de la ciudad por la actual rue de Lattre. Atravesaba la plaza Bistan, antiguo Foro romano, para abrirse sobre el Puente actual de los Marchantes, debajo del canal de la Robine. Se tiene conocimiento que el subsuelo guarda todavía muchos tesoros antiguos. Aunque la mayor parte de los monumentos romanos han sido destruidos, algunos museos y centros de excavaciones perpetúan el recuerdo de la que fuera la capital de la Galia Narbonensis, Narbo Martius.

La ciudad es un cruce de autopistas y un nudo ferroviario entre el arco mediterráneo y la fachada atlántica. Su clima muy favorable le permite gozar de 300 días de sol al año. Narbona se encuentra a menos de 2 horas de Barcelona con la conexión directa en tren de alta velocidad entre España y Francia. El viaje entre Barcelona y Narbona se realiza en 1 hora 55 minutos en viaje directo desde la estación de Barcelona Sants hasta la estación de Narbona, con una oferta inicial de 4 frecuencias diarias por sentido. En un radio de 15 kilómetros, Narbona tiene 5 entornos diferentes: – el urbano = Un paseo por Narbona, ciudad de arte y de historia, es un verdadero viaje por el pasado. Cada calle del centro de la ciudad es testigo de una historia fuerte y rica.

Antigüedad, Edad Media, el Renacimiento, los 2132 años de la ciudad han dejado una herencia patrimonial magnífica que diferentes museos le harán descubrir en detalle. No se pierda la ocasión de ver la colección única de pinturas romanas. Narbona le invita a compartir su herencia: perpetua así la tradición que en el pasado la hizo resplandecer desde siglos más allá de sus fronteras… – el natural =  Para los amantes del deporte y aquéllos con ganas de hacer una escapada y vivir sensaciones fuertes. La naturaleza se asocia con las numerosas opciones deportivas de la ciudad para ofrecerle un formidable cóctel de actividades entre las que, sin ninguna duda, encontrará lo que buscaba. Por un lado, los estadios, gimnasios, piscinas, pista de patinaje, bolera, complejos deportivos, tenis y golf, acogen regularmente eventos nacionales e internacionales.

Por otro, el mar, la playa, los estanques, senderos y acantilados del macizo de La Clape, o incluso los primeros contrafuertes de los Pirineos y del Espinouse, todos próximos a la ciudad, se han convertidos en terrenos de juegos y aventuras para aquéllos con ganas de actividades dinámicas de tiempo libre. Para potenciar y promover estos recursos, la Ciudad de Narbona ha creado una base de actividades en la naturaleza que agrupa a profesionales del sector deportivo y propone durante todo el año una amplia oferta de mar y montaña. Podrá practicar vela, windsurf, kitesurf, carrovelismo, kayak de mar, submarinismo, pesca en mar, jet ski, senderismo, paseo ecuestre, BTT, escalada, vía ferrata y canoa, e incluso deportes de agua viva.el enogastronómico =  Verdadero centro neurálgico de la ciudad, el mercado cubierto centenario, magníficamente restaurado, acoge todas las mañanas (¡365 días al año!) a paseantes hambrientos, cocineros creativos, gastrónomos de toda índole.

Los cincos sentidos están en alerta y los pasillos resonan de un alegre tumulto, charla y regateo mezclados. El mercado es un anticipo del Mediterráneo cercano. Aceitunas con la típica “Lucque”, miel, tomillo, romero, ostras, sardinas, llevan el sello de esta cultura antigua. Este arte del bienvivir es también el fruto de una larga historia entre la ciudad y el vino. Narbona posee tres Denominaciones de Origen Controladas en su territorio: DOC Coteaux du Languedoc / Clape, Coteaux du Languedoc / Quatourze y DOC Corbières. Las DOC Fitou y Minervois se encuentran a las puertas de la Cité… calidad (3 Denominaciones de origen) – el fluvial = Declarado por UNESCO Patrimonio Mundial, el “Canal de la Robine” es la arteria que hace latir el corazón de Narbona. Uniendo el “Canal du Midi” al mar, ha visto desarrollarse sobre sus orillas un puerto fluvial en el corazón de la ciudad. Todos los que aman los placeres de las aguas tranquilas pueden alquilar barcos eléctricos o de recreo… Atravesar la ciudad sobre el agua o deslizarse en dirección del mar es un descubrimiento permanente. Los demás preferirán las orillas acondicionadas a la sombra de los plátanos centenares para pasear caminando o en bicicleta (que se pueden alquilar cerquita).

Una manera, en todo caso, de concretar “el elogio de la lentitud” del fallecido Pierre Sansot, escritor y filósofo narbonense. – el balneario =  A 15 kilómetros de Narbona, a los pies del macizo protegido de La Clape, la estación balnearia de Narbona-Playa le da la bienvenida durante sus vacaciones en familia o entre amigos. Su puerto de 600 amarres, sus 5 km de playa de arena fina, sus equipamientos deportivos y sus lugares de ocio, se abren a los deseos y deleites de todas las familias. Lugar extraordinario y acogedor, en el corazón de un magnífico territorio de deporte natural, Narbona-Playa goza de 300 días de sol al año y ostenta desde 1988 la bandera azul de Europa, garantía de la excelente calidad de sus aguas, su playa y su puerto. Los senderos para recorrer a pie o en BTT que rodean la estación son una invitación para descubrir un medio protegido, rico y variado. La pesca en mar, atunadas y sardinadas, o la pesca deportiva, darán a su estancia un toque típico. Desde el mes de marzo y durante todo el verano, la estación vive al ritmo de cerca de un centenar de animaciones.

Que ver y que visitar

1.- El Palacio de los Arzobispos.  Torreón Gilles Aycelin, Museo Arqueológico, Museo de Arte El segundo conjunto monumental arquebisbal de Francia después de Aviñón. Los Patios interiores, edificios de los Sínodos, salas de los Cónsules y de los Sínodos, torreón Gilles Aycelin, sala del pilar, museo arqueológico y museo de arte. 2.-Catedral Saint-Just y Saint-Pasteur. El Tesoro, no os  podéis perder: el retablo esculpido de la capilla de Notre-Dame-de-Bethléem, obra maestra de la escultura gótica europea del s. XIV; el Tesoro, con su curioso fenómeno acústico; la capilla de la Anunciación (s. XV), y el claustro adyacente. 3.-La Vía Domitia. En la plaza del Ayuntamiento testigo conmovedor de la antigua ciudad, con más de veintiún siglos de antigüedad, la Vía Domitia, que unía Italia con España al s. II antes de la nuestra era, fue descubierta el 1997. Restaurada y acondicionada, se encuentra delante de la plaza del Ayuntamiento, centro neurálgico de Narbona. 4.-Terraza  jardín de los Arzobispos y el claustro del XIV. El jardín es un lugar tranquilo, completado por un reloj de sol y una terraza que acoge instalaciones de arte contemporáneo. 5.-Antigua capilla de los penitentes azules. Capilla del s. XVIII con una decoración barroca. Restaurada el 1995, acoge hoy en día una sala de exposición de arte contemporáneo.

  6.-Horreum. Las Galerias subterráneas romanas, que se utilizaron como almacén a finales del siglo I a.C, también se encuentra algunos excepcionales  vestigios lapidarios. 7.-La Poudrière. Antiguo almacén de pólvora del s. XIII. Acoge exposiciones temporales. 8.-La Mediateca.  Este espacio cultural de 900 m2 al centro de la ciudad es una infraestructura pionera que ofrece un acceso al conocimiento de los más modernos. 9.-Palacio del Trabajo de estilo neoclásico, este inmenso conjunto de cemento armado fue construido el 1938 por Joachim Genard. 10.-Cours Mirabeau. Paseo emblemático en  la orilla derecha del Canal, el Cours Mirabeau acoge el gran mercado. 11.-Ponte de los Comerciantes.  Unión entre el Burgo y la Ciutat, atraviesa el canal, reconocido por la UNESCO. Este puente construido, raro, estaba formado por 7 arcos; por él  pasaba la Vía Domitia. 12.-Plaza del Fórum. Esta plaza ocupa en parte la ubicación del foro, dominado por un gran templo capitolíno  hoy desaparecido. En  la Edad Media, acogía el mercado viejo. La fuente en el centro es la réplica de la que se  construyó al s. XVII. 13.-Iglesia Saint-Sébastien. Esta encantadora iglesia gótica flamígera del s. XV sirvió, hasta la Revolución Francesa, de capilla al convento de las Carmelitas. El claustro y los edificios del convento datan del s. XVII.

14.-Promenade des Barques.  La sombra de los plataneros centenarios hace de este lugar un islote de frescura al centro de la ciudad. Sus avenidas están ocupadas por mercados animados. 15.-Casa natal de en Charles Trenet, en el numero 13 de la avda. Charles Trenet. El artista nació en esta casa el 18 de mayo de 1913. Refugio sensible de su infancia, fue, durante toda su carrera, su lugar de inspiración predilecto. La nueva escenografía interactiva desvela la eterna juventud del loco cantante. 16.-Plaza de las Cuatro Fuentes y Casa de los Inquants, La plaza diez su nombre a la fuente con cuatro surtidores, construida en su centro. Situada a la salida del Puente de los Mercaderes, era antiguamente la plaza principal del barrio del Burgo, conocida anteriormente como Place del Consulat. Se abre a la rue *Berlioz y a la soberbia fachada del s. XIV de la Casa de los Inquants, antiguo palco textil. 18.-Casa de las Tres Nodrizas.  Una de las obras más destacables de la arquitectura privada regional del Renacimiento, absolutamente única a Narbona. Originaria del 1558, su nombre le viene de las cariàtides con formas opulentes que enmarcan el ventanal de la fachada sur. 19.-Antigua iglesia de los Agustinos En el barrio viejo del Burgo, detrás la iglesia *Notre-*Dame-de-*Lamourguier. Antiguo almacén de pólvora del s. XIII. Acoge exposiciones temporales.

20.-Iglesia N-D-de- Lamourguier, museo lapidario. La amplia nave de esta antigua iglesia desafectada acoge, desde el siglo XIX, una importante colección de bajorrelieves antiguos, auténticos testigos de la sociedad a la época de Narbo Martius. Ocuparán una posición destacada en la escenografía del próximo museo de la región de Narbona antigua. 21.-Las Halles. En el centro de Narbona, las halles centenarias, de estilo Baltard, acogen los passejants afamats, los amantes de la cocina, los gourmets de todo tipos. Olivas, miel, tomillo, romero, ostras, sardinas, las halles son una muestra del Mediterráneo, que se encuentra bien cerca. No os lo podéis perder!   Les Grands Buffets La auténtica cocina tradicional francesa a voluntad Les Grands Buffets, ubicado en la ciudad francesa de Narbonne, propone vivir una auténtica fiesta gastronómica de la alta cocina tradicional que recupera las recetas clásicas de la burguesía francesa. Es uno de los buffets más grandes de Europa, en los que se puede saborear sin límite una cuidada selección de las recetas tradicionales de la cocina francesa: langouste ou homard a l’Américane, foie gras o cassoulet au confit de canard, asados a la antigua… todo ello en una decoración única, cuidada y que nos transporta al tiempo de la época de la burguesía.

Recorrido por los grandes clásicos La Rostissérie. En el centro del restaurante se encuentra un inmenso asador panorámico, donde se cocinan los platos al momento y al gusto del comensal, ofreciendo desde entrecots, tournedo, costillas, magret de pato, langosta o bogavante a una amplia variedad de tortillas. La Mer. Les Grands Buffets ofrece una de las mayores fuentes de marisco que jamás se podrá degustar, tienen como estrella las ostras de Gruissan, además de mejillones, langostinos, bocinas, salmón ahumado y delicatesen especiales con productos del mar. La Fromage. En el mayor buffet de quesos de Europa se encuentra una amplia variedad de quesos exclusivos: el gorgonzola cremoso, la gama completa de Roquefort Papillon, emmental, parmesano…todos en sus excelentes variedades. La Pastissérie. Los grandes clásicos de la pastelería francesa se encuentran en Les Grands Buffets, más de 100 variedades acompañados de una fuente de chocolate. Elaborados diariamente por un maestro pastelero, se ofrece desde la tarta tatín, los macarons, el Milhojas, los Paris-Brest, el Selva Negra a fruta, crepes o helados. Todo esto se suma a la amplia variedad de platos cocinados como guisos, verduras, carnes y pescado y el buffet de foie gras. Los Vinos La carta de vinos de les Grands Buffets se ha convertido en la guía por excelencia de la región de Languedoc-Roussillon, en el restaurante se pueden degustar todos los vinos de la región, más de 70 variedades servidos en unas condiciones óptimas, en copa o en botella, y al precio del distribuidor.

El restaurante Les Grands Buffets cuenta con diferentes salones y capacidad para 500 comensales. Se pueden alquilar espacios privados, degustar sus exquisiteces en sus salones interiores y en sus jardines, además de poder disfrutar de una zona de juegos para los más pequeños. Todo el restaurante está decorado con obras de arte de reconocidos artistas, revestido de madera y con unos jardines diseñados por el paisaijista internacional André Gayaraud y el escultor de arte contemporáneo Hervé Di Rosa. Situación. El restaurante se encuentra ubicado en la ciudad de Narbonne en la región de Languedoc – Roussillon, al sur de Francia, a 15km de la Reserva Africana de Sigean y a 10km de la Abadía Cisterciense de Fontfroide. Les Grands Buffets – Rond Point de la Liberté – Espace de Liberté – 11100 NarbonneCómo llegar. A Les Grands Buffets se puede acceder comodamente en vehículo particular o bien en tren. 220px-Renfe-SNCF_en_Cooperación El tren Renfe-SNCF une Barcelona – Narbonne en un tiempo de 1h 57’ y Gerona – Narbonne en 1h 20’, a un precio muy económico. RENFE y SNCF han unido su experiencia para ofrecer el mejor servicio, permitiendo conectar grandes ciudades con una nueva dimensión internacional con reducciones muy importantes de tiempo en los viajes. La estación de tren de Narbonne se encuentra a 10 minutos a pie de Les Grands Buffets.

Post relacionados: