Formentera en familia

Formentera en familia

Comparte este contenido rápidamente en:

Aguas turquesa, tranquilas y templadas, donde bañarse sin peligro; paseos en bicicleta, a pie o a caballo, iniciación a deportes acuáticos, casals de verano, actividades para descubrir y disfrutar de la naturaleza… Formentera es mucho más que un destino de ‘sol y playa’ para amantes del dolce far niente. Las familias con hijos descubrirán que la menor de las Pitiusas es una verdadera ‘amiga de la infancia’.

Alejada del mundanal ruido, accesible solo en ferry y de apariencia salvaje –por lo natural de toda ella– Formentera parece un destino solo para aquellos que quieren perderse… para reencontrarse consigo mismos, como hacían los hippies y bohemios de los años sesenta. O para parejas de enamorados atraídas por sus románticos amaneceres y atardeceres. Pero en la menor de la Pitiusas no todo es lo que parece. También las familias con niños tienen en ella su lugar donde disfrutar de unas vacaciones inolvidables, sanas, naturales, tranquilas… ¡y activas! Estas son cinco buenas pistas para descubrirlo.

 

1 – Paseos en bicicleta. Si las bicis son el juguete preferido de la mayoría de los niños, en Formentera hallarán el escenario ideal para disfrutar de ellas. Existen 32 itinerarios verdes de todos los niveles, aunque para los peques los más aconsejables son los de corta duración y sin desnivel. Como el que une el Camí de Sa Guia con Es Trucadors, cuyos 3,4 kms se pueden hacer en 15 minutos. O el Camí del Brolls, de 4,5 kms, que recorre la laguna salada del Estany Pudent –convertido ahora también en ruta birding– y una duración estimada de media hora. También es ideal para pedalear, unos 10 minutos, el último tramo hacia el Cap de Barbaria. Allí, además, los peques disfrutarán accediendo a su cueva natural subterránea
–¡toda una aventura!– y los padres disfrutarán con la mágica puesta de sol.

 

2 – Excursiones a caballo. Y si ir en bici mola… hacerlo a caballo puede convertirse en una experiencia inolvidable. En Formentera se organizan excursiones a caballo para niños a partir de 10 años, una excelente alternativa para disfrutar del singular paisaje de la isla de una manera única. Además, la empresa local Es Boixets (www.rutasesboixets.com) organiza lecciones privadas para quienes se acercan por vez primera al fascinante mundo de la equitación. Los grupos son de un mínimo de dos personas y un máximo de diez.

 

3 – Deportes acuáticos. Estar rodeada de agua por todo su perímetro convierte a Formentera en el escenario ideal para la práctica de las más diversas disciplinas acuáticas, como windsurf, paddle surf, buceo, snorkel, kayak o vela… y también su aprendizaje con el apoyo de expertos instructores. En la isla hay diversos centros, como la Escuela Municipal de vela de Formentera (www.emaf.cat), Wet 4 Fun (www.wet4fun.com) o el Centro O’Neil (609.711.774). Y para amantes del submarinismo: Vellmarí (www.vellmari.com), Orcasub (www.orcasub.com) y Blue Adventure (www.blue-adventure.com).

 

4 –Descubrir –y amar– la naturaleza. Formentera es naturaleza en estado puro y para conocerla en toda su esencia nada mejor que visitar con los hijos el Centro de Interpretación de Can Marroig. Este espacio ofrece una serie de experiencias sensoriales en contacto con la naturaleza para despertar la curiosidad de los niños hacia la flora y fauna local, como oír los diferentes sonidos de la naturaleza, tocar variadas texturas de animales y plantas, etc. Además, es ideal para realizar un picnic bajo la sombra de su cercano bosque de pinos que dispone de una zona de ocio, con columpios, bancos y mesas de madera.

5 – Campus de verano. Es una propuesta deportiva para niños y jóvenes, entre 5 y 14 años, con horario de lunes a viernes, de 09.00 14.00 horas. En este campus pueden realizarse actividades como atletismo, natación, tenis y fútbol. Y cada viernes tienen prevista salidas para practicar deporte en la playa. La isla también dispone de un polideportivo, Antoni Blanc, con piscina cubierta.

Más información en: www.formentera.es

Post relacionados: