La exposición Dalí Eureka!  la ciencia que inspiró a Salvador Dalí

Foto de Pierre Argilet

La exposición Dalí Eureka! la ciencia que inspiró a Salvador Dalí

Es perfectamente conocido que Salavador Dalí era un personaje excéntrico, pero también era un hombre culto e inteligente, ávido de conocimientos, interesado en numerosas disciplinas científicas, desde la genética a la física cuántica, pasando por la biología, la medicina o el psicoanálisis. Este aspecto de su personalidad, muy importante para su carrera artística – pues marcaría la totalidad de su obra-, es el foco de esta exposición que nos presenta el Museo de Arte Moderno de Céret, en el Vallespir, al Sur de Francia, hasta el 1 de octubre de este año.

Dalí: Eureka! se inaugura en ocasión de la efeméride del célebre y extravagante viaje que el pintor realizó para conocer esta localidad el 27 de agosto de 1967. Se presentó junto a Gala y un séquito – que incluía esqueletos y un rinoceronte de cartón piedra – para escenificar su propia resurrección antes de continuar hasta Perpignán para proclamar su estación como centro cosmogónico del universo.

El comisario Jean-Michel Bouhours, que ha tardado dos años en preparar esta exposición multidisciplinar, no ha querido presentar una mera recopilación de piezas del autor; la idea es que el público entienda los intereses y motivaciones de Salvador Dalí y la fuente de su creatividad y pueda responder a la pregunta: ¿Qué inspiraba su obra? De las 300 piezas distribuidas temática y cronológicamente en varias salas, 180 son obras del autor – dibujos y 25 pinturas cedidas por el Reina Sofía, el Centro Pompidou o colecciones privadas- y el resto se compone de libros que el pintor había leído, cartas, manuscritos, fotografías de artistas como Man Ray o Philippe Halsman y todo tipo de objetos que nos muestran su pasión por la ciencia y la monumental influencia que ésta tuvo sobre su obra, una ciencia, la de principios del s.XX, rompedora con los dogmas establecidos anteriormente. Sólo entrar en la primera sala, centrada en sus años en la Residencia de Estudiantes de Madrid y su relación con Lorca y Buñuel, una cabeza creada para representar una operación de cataratas nos ayuda a entender el origen de la famosa escena del ojo de la película Un chien andalou.

Fue también durante esos años en Madrid que Dalí descubrió a Freud y el psicoanálisis, una disciplina que le fascinó hasta el punto de crear imágenes para representar estados psicológicos o de incluso llegar a plantear el método paranoico-crítico basado en las imágenes dobles (de las cuales encontramos varios ejemplos a lo largo de la muestra, como alguna de sus interpretaciones del Ángelus de Millet).

 

Dalí también conocía los tratados de perspectiva del s. XIX y experimentó con los efectos ópticos y los hologramas. Experimentador nato, su pintura se alimentó de ciencia y de conceptos científicos, de inventos y máquinas. Todo esto nos lo muestra muy bien esta completa y amena exposición.

 

El Museo de Arte Moderno de Céret es el más importante del Sur de Francia. Fundado por Pierre Brune y Frank Buirty Haviland, se inauguró en los años 50 gracias a las donaciones de artistas como Picasso o Matisse. La capital del Vallespir había sido un centro de peregrinaje de numerosos artistas a principios del s. XX y el Museo recoge aquel legado y aquel espíritu artístico.

 

 

Museu d’Art Modern de Ceret
contact@musee-ceret.com
Tel.: 04 68 87 27 76
www.musee-ceret.com
www.musee-ceret-expo.com
Facebook

Horarios y días de apertura:
Del 24 de junio al 1 de octubre: abierto cada día de 10 h a 19 h.
Resto del año: abierto de 10 h a 17.30 h. Lunes cerrado.
Precio: 8 €. Precio reducido: 6 €. Entrada gratuita a los menores de 12 años.
La taquilla cierra 30 minutos antes del cierre del museo.



Booking.com

Post relacionados: