Dubrovnik, Cavtat y Ston, las joyas de la región de Dubrovnik

Dubrovnik, Cavtat y Ston, las joyas de la región de Dubrovnik

Rodeada por el Mar Adriático, un alto sistema montañoso y una larguísima muralla, Dubrovnik ha sobrevivido a catástrofes naturales, invasiones y guerras. Hoy en día se nos presenta como una verdadera joya, una de las ciudades más hermosas de Europa y el principal atractivo turístico del país.

Parcialmente destruida por el sitio de los serbios en 1991-1992, durante la guerra de los  Balcanes, fue reconstruida bajo el auspicio de la  UNESCO  y el gobierno croata. La reconstrucción respetó la arquitectura original, empezando por los tejados (los más antiguos databan del siglo XVI), en los que  se reemplazaron más de medio millón de tejas. Siguieron todo tipo de edificios históricos, calles y espacios comunes. En diciembre de 1998 la UNESCO retiró Dubrovnik de la lista de Patrimonio Mundial en Peligro. Actualmente es el principal atractivo turístico del país, con una gran afluencia de turistas; sin embargo, se ha convertido en una ciudad demasiado cara para vivir hasta para los propios croatas.

Lo primero que hay que hacer al llegar al casco histórico de Dubrovnik es recorrer su muralla para observar la ciudad desde sus tejados y obtener una primera impresión (el recorrido se puede realizar con audioguía). Con más de 2 km de perímetro, fue construida en el siglo X y es el sistema fortificado mejor conservado del Mediterráneo, con algunos tramos de hasta 12 metros de espesor y 25 metros de altura. Durante siglos esta gran mole de piedra sirvió de barrera impenetrable para piratas y conquistadores, todo un ejemplo de blindaje defensivo hecho con piedra que ni el gran terremoto de 1667 consiguió arruinar. El recorrido se puede hacer entero o por tramos.  

 La  Calle de Stradum es la arteria principal y centro comercial del casco antiguo de Dubrovnik. En su parte más occidental se encuentra la gran Fuente de Onofrio  con sus 16 caras enmascaradas conocidas como los maskeroni, de las cuales, desde su centro, salen los chorros de agua. En la parte oriental de la calle Stradum llegaremos a la Plaza Luza, con los edificios más representativos de Dubrovnik: la torre del reloj, la Iglesia de San Blas y en su centro la Columna de Orlando, símbolo de libertad de la ciudad- aún hoy en día algunos lugareños afirman que este caballero salvó la ciudad al derrotar a los piratas en el siglo VIII. Esta plaza se ha convertido en el centro neurálgico para el turista y para las diversas celebraciones culturales que se realizan durante todo el año aquí.

Una de las visitas más ineludibles en el interior del casco antiguo de Dubrovnik tiene lugar en el Monasterio Franciscano, en cuyo interior encontraremos el gran claustro compuesto por 80 pilastras con figuras humanas, animalescas y florales. Ningún capitel es igual, pero todas son bellísimas. Dentro del Monasterio de San Francisco se encuentra la farmacia más antigua del mundo, abierta en 1317; utensilios, antiguos libros de medicina y manuscritos son su principal tesoro. El Palacio del Rector es el edificio más importante y representativo de la historia de la ciudad. Fue usado como sede del gobierno y residencia del príncipe, el más alto cargo de la Républica. Ahora es visitable como museo

Es imprescindible pasear por todas las pequeñas calles que rodean el Stradum, repletas de restaurantes -algunos turísticos y otros de gran calidad- así como de pequeñas tiendas que venden todo tipo de productos típicos de la zona, tanto artesanía como tejidos y otros souvenirs. Dubrovnik es un destino ideal para ser visitado todo el año: en verano destaca por su excelente buen tiempo, sol y playa y un puerto deportivo abarrotado de grandes y lujosos yates.

El otoño y la primavera son las mejores épocas para visitarla, ya que la afluencia de público baja a niveles más soportables, sobre todo para quien desee disfrutar con tranquilidad de esta perla del Adriático. La gastronomía dálmata es digna de mención y se merece hablar largo y tendido de ella.

 

CAVTAT

La región de Konavle no deja de sorprender a su visitante. Muchos piensan que todo termina en Dubrovnik, pero los amantes de la tranquilidad y de las playas cristalinas saben que en las zonas del sur existe algo más que un paraíso. Situada a tan solo 16km de Dubrovnik, Cavtat es uno de esos pocos lugares que en un espacio tan pequeño pueden ofrecer tanto a su visitante. La belleza natural y el rico patrimonio histórico y cultural lo convierten en uno de los destinos más atractivos de la zona adriática.

Cavtat fue fundada por los griegos de Sicilia en el Siglo IV a.C, y posteriormente fue conquistada por los romanos, bautizándola con el nombre de Epidaurum. Fue después, con la consolidación de la República de Ragusa, en el siglo XV y XVI, cuando la zona cobró gran importancia económica y estratégica, en especial el comercio de productos mediterráneos, como vino, aceite, fruta, ganadería y cereales. Siglos de historia se palpan en cada rincón de esta antigua ciudad repleta de casas tradicionales de piedra, en la que todavía perduran la tradición y la belleza de tiempos pasados.

Hoy en día, convertida en una ciudad eminentemente turística, destaca por su largo paseo marítimo al cual tiene adosado su pequeño puerto deportivo siempre repleto de embarcaciones de recreo. Una ciudad ideal para el paseo, para disfrutar de los cafés, los excelentes restaurantes y gozar de su tranquilidad y tradicional modo de vida. Cavtat también posee un rico patrimonio cultural de interés para los visitantes: la galería del célebre pintor Vlaho Bukovac, el mausoleo de la familia Racic, la colección de Baltazar Bogisic, la pinacoteca de la iglesia de San Nicolás o el convento de los Franciscanos.

 

STON

Croacia también se caracteriza por ser un país donde el patrimonio natural e histórico siempre han jugado en sintonía. Las redondeadas montañas de la Costa Dálmata han servido durante décadas como escenario natural y cimiento de grandes monumentos, no sólo para emplazar la preciosa Duvrovnik, sino también otras ciudades como Ston. Ciudad medieval fundada en el s.XIV, basta solo con alzar la vista hacia las montañas para divisar el principal atractivo de esta ciudad, la muralla de piedra más larga de Europa. Fue construida para proteger Ston y la ciudad vecina de Mali Ston, con 5.500 metros de murallas. Un pequeño recorrido a lo largo de ellas es suficiente para apreciar la envergadura total de esta gran obra de la ingeniería defensiva, que fue capaz de rodear una montaña entera y dos ciudades para salvaguardar su valiosa producción de sal de los ladrones.

A los pies de la montaña se encuentra su pequeña ciudad medieval, que se caracteriza por sus estrechas y tranquilas calles repletas de antiguas casas nobles de piedra. Ya en la costa encontramos un precioso litoral presidido por los mosaicos marinos que forman sus salinas. Consideradas como las más antiguas del mundo en las que, a pesar de los nuevos y modernos métodos de extracción de este mineral, sus productores se han mantenido fieles al método tradicional.

La bahía de Mali Ston confirma su gran riqueza natural, ya que desde la época romana ha sido conocida por el cultivo de mejillones y ostras reconocidas a nivel mundial como unas de las mejores por su extraordinaria calidad y sabor. En cualquiera de sus restaurantes es posible probar tal extraordinario fruto del mar. Con un poco de suerte, si coincide la visita con el mercado, tambien es posible probar allí las ostras.

 

[divider]GUIA PRÁCTICA[/divider]

CÓMO LLEGAR

La aerolínea Vueling ofrece numerosas frecuencias semanales desde los aeropuertos de Barcelona y Madrid con destino a Dubrovnik y Split. La duración del vuelo es aproximadamente de dos horas. Infórmate en www.vueling.com

Para recorrer la Costa Dálmata es necesario un transporte rápido y que se adapte a nuestros horarios. Existe transporte público, pero no destaca por ser el más eficiente. Utilizar un coche de alquiler es la mejor forma de desplazarse entre ciudades e islas. En el aeropuerto existen numerosas compañías de alquiler de vehículos y tanto si vas en familia o con amigos es la mejor alternativa, además en las carreteras muy pocas veces se encuentra tráfico denso, sobre todo si se conduce por las islas. En las zonas más turísticas, las zonas de aparcamiento suelen ser de pago, pero también existen zonas más alejadas del centro donde son gratuitas

DÓNDE DORMIR

Hotel Rixos Libertas Dubrovnik****

Las mejores terrazas sobre el mar.

Liechtensteinov put 3

www.libertasdubrovnik.rixos.com

 

DÓNDE COMER

Klarisa restaurant Dubrovnik

Especialidades croatas en una atmósfera incomparable.

Poljana Paska Milicevica 4

www.klarisa-dubrovnik.com

Sesame Restaurant

La influencia italiana en la gastronomía de Dubrovnik.

Ulica Dante Alighieri 2

www.sesame.hr/tovjerna.html

 

Información Turística: www.visitacroacia.es  

[divider]NUESTROS VIDEOS[/divider]

https://youtu.be/f_FSCqrxO78 https://youtu.be/Zfh9eyzw8Lo

Post relacionados: