Lo mejor qué ver y qué hacer en Olomouc

Catedral de San Venceslao

Lo mejor qué ver y qué hacer en Olomouc

Olomouc es la segunda ciudad checa con más patrimonio monumental. Desde la temprana Edad Media, Olomouc fue el centro cultural y administrativo de Moravia. El Barroco fue la época que más influyó en el aspecto de la ciudad. La columna de la Santísima Trinidad, ubicada en la plaza central, es el monumento de este tipo más grande y más ostentoso del mundo e imagen de la ciudad.

 

Catedral de San Venceslao. Es parte inseparable de la panorámica de Olomouc, destacando su torre meridional, con 100 metros – es la torre de iglesia más alta en Moravia y la segunda más alta en la República Checa. La basílica románica original de tres naves fue reformada varias veces. Tras un incendio en 1265 la catedral fue completamente reformada en Estilo gótico. Los pilares góticos provienen del siglo XIII. El presbiterio de grandes dimensiones (35 x 23 metros) fue construido en estilo del barroco temprano.

Palacio Arzobispal. Uno de los edificios del barroco temprano más valiosos de la República Checa. Fue la residencia oficial de los arzobispos de Olomouc, donde Francisco José I ascendió al trono, donde el emperador austríaco consultó al zar ruso antes de la batalla de Austerlitz, y donde se hospedaron la emperatriz María Teresa y el papa Juan Pablo II.

Columna de la Trinidad
Columna de la Trinidad

La columna de la Plaga de la Santísima Trinidad. Situada en la plaza de Horní náměstí, de 35 metros de altura, es el grupo escultórico más grande de la República Checa y está inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Su base incluye una pequeña capilla con seis ventanas. La gran cantidad de ornamentos y tu tamaño, hacen que se necesite tiempo para observar todos los detalles minuciosos que configuran su profusa decoración.

 

Ayuntamiento. En la misma plaza se sitúa, desde 1378, el ayuntamiento con un reloj astronómico, cuya decoración plástica corresponde al realismo socialista
y qué es, después del reloj astronómico de la Ciudad Vieja de Praga, el segundo más grande del país. El edificio lleva simbolizando a lo largo de seis siglos la importancia económica y política de la antigua ciudad real, capital de Moravia.

 

Fuentes de Olomouc. Este conjunto de seis grandes fuentes barrocas de piedra con decoración escultórica es único en Europa Central. Cada fuente, nombrada en honor a un antiguo héroe, es una brillante obra de arte.

Fuente de Olomouc
Fuente de Olomouc

 

Colina de la Iglesia de la Visitación

 A 5Km de la ciudad, encontramos la Iglesia del Monte Sacro o Colina de la Iglesia de la Visitación. Destaca por ser de las construcciones barrocas más logradas que existen en Moravia. En mayo de 1995, fue visitada por el papa Juan Pablo II, para otorgar al templo el título honorífico de basílica minor. Desde ese momento, se convirtió en un importante centro de peregrinación. En el  tabernáculo de la iglesia se encuentra la Virgen María de la Santa Colina, a la que se atribuyen muchos milagros.

Externamente, la iglesia barroca destaca por sus dos torres que dominan el paisaje en los alrededores de Olomouc. Junto a la iglesia hay dos partes laterales con 12 estatuas de los apóstoles y dos santos: San Sebastián y San Roque.

La decoración del interior es obra de varios pintores, escultores y estucadores, tanto locales como extranjeros. La gran cúpula está adornada por los frescos de Jan Krystof Handke con magníficas alegorías de cuatro continentes. En una de las capillas laterales se encuentra la pintura de San Agustín, una de las mejores obras de Jan Krystof Handke. Destaca también la pintura del altar principal del pintor de orientación veneciana Johann Spillenberg. También los escultores Josef Winterhalter, Jirí Antonín Heinz y Michael Zürn contribuyeron a la impresión monumental de la decoración.

Basílica de la Visitación
Basílica de la Visitación

Jardines Kroměříž

En la fértil región morava de Haná, no muy lejos de Olomouc, se encuentra Kroměříž. El sublime palacio arzobispal construido en estilo barroco temprano es el centro de un maravilloso laberinto de jardines perfectamente cultivados y que conservan la estructura original del parque.

Las habitaciones
y salas maravillosamente ornamentadas; la biblioteca, sin igual en su género; la pinacoteca (de las más valiosas del país) incluye obras de Tiziano, Cranach, Veronés
o Brueghel, todo ello son lugares en los que el visitante tiene la sensación de que el tiempo no ha pasado.

El inversor y el padre espiritual de la reconstrucción de Kroměříž fue el obispo de Olomouc Karl II von Liechtenstein, que decidió convertir el inhóspito pantano más allá de las fronteras de la ciudad en un maravilloso lugar de relajación idílica, un sorprendente Jardín de Placer. El resultado fue una obra suprema de arte de jardín europeo del siglo XVII, que incluso se compara con el jardín de Versalles. Impresionante, perfectamente simétrico, ricamente decorado con estatuas y fuentes, con altos setos y una asombrosa columnata de 244 metros de largo con estatuas de dioses antiguos y otras figuras históricas de la antigüedad. La construcción según el diseño de Giovanni Pietro Tencalla se completó en 1671. Este jardín es el único que se conserva de este tipo en Europa.

Éste es el trabajo de coronación del arte europeo en jardines del siglo XVII y representa una etapa pionera de desarrollo entre los jardines renacentistas italianos y los jardines barrocos y clasicistas franceses como Versalles. Debido a su pureza y alcance arquitectónico, el jardín de flores es una joya que no tiene paralelo en el mundo.

Jardines de Komeritz
Jardines de Komeritz

El jardín de flores tiene dos zonas principales: el banco de flores con paredes y arriates, y el vivero del jardín. Cada año, el parterre frente a la columnata es replantado con veinte mil flores durante el verano, que son cultivadas en invernaderos y parterres calientes directamente en el Jardín de flores.

Repartidas por el jardín encontramos fuentes rodeadas de flores de colores y laberintos de arbustos verdes. El centro del jardín está presidido por la rotonda de “Libosad” con decoraciones artísticas únicas y un péndulo de Foucault auténtico que demuestra que la tierra está viva y en constante rotación. La Rotonda tiene en la planta baja una balaustrada dividida en cuatro cuevas con surtidores llamadas grottas. La decoración, con abundantes estucos, de la parte interior de la rotonda la realizaron artistas italianos.  Los estucos ornamentales los realizaron Quirico Castelli y Carlo Borsa. Con ellos colaboraba desde el año 1674 Carpoforo Tencalla. Pintó aquí muchas escenas mitológicas, como por ejemplo El secuestro de Europa, Perseo y Andrómeda, El secuestro de Proserpina, Hércules con Nessem y Dajaneira, Pan y Syrinx, El secuestro de Ganímedes y otros. Michal Mandík pintó en la rotonda las estatuas de sátiros y las pinturas alegóricas de las cuatro estaciones del año. Originalmente las entradas de la rotonda estaban permanentemente abiertas, para poder entrar y descansar.

Komeritz sala del trono del Palacio Episcopal
Komeritz sala del trono del Palacio Episcopal

El castillo del arzobispo – Un monumento de la UNESCO

El castillo Arzobispo se encuentra en el centro de la ciudad vieja de Kroměříž, externamente destaca su torre de 86 metros que domina la ciudad.

El castillo es un vasto complejo de bibliotecas de estilo temprano barroco, un archivo de música, una galería de arte y casi 40 salas y salones repartidos por todo el castillo, la mayoría de los cuales están asociados con las historias de visitantes y eventos importantes.

En su segunda planta es donde se encuentra la galería de palacio, considerada la segunda más importante del país, después de la Galería Nacional de Praga. Sus diez salas albergan obras plásticas de destacados pintores europeos de los siglos XV hasta XVIII (Tizian, Lucas Cranach padre, Hans von Aachen, Paolo Veronese, Jan Breughel padre, Anthonis van Dyck o Johann Heinrich Schönfeld). El archivo del palacio mantiene además una sobresaliente colección a nivel mundial de partituras de notas de la música antigua. El Salón de Asambleas es el más grande y uno de los más bellos de estilo rococó en la República Checa. En el año 1848, las reuniones del Consejo Imperial de la monarquía de los Habsburgo se trasladaron allí desde Viena, y Kroměříž fue así el centro de los asuntos europeos hasta la primavera de 1849.

Olomouc: http://tourism.olomouc.eu

Post relacionados: