Lugares de interés en Isla de Pascua – Rapa Nui

Vista aerea de la Isla de Pascua con el volcán Rano Kau en primer plano

Lugares de interés en Isla de Pascua – Rapa Nui

Comparte este contenido rápidamente en:

La Isla de Pascua es toda ella un museo al aire libre, pero cabe destacar los siguientes lugares de interés . No están listados en ningún orden en especial, ya que todos en su conjunto son merecedores de una visita:

 RANO KAU Y ORONCO

El Rano Kau es un volcán dormido al suroeste de la Isla de Pascua que alcanza los 324 metros sobre el nivel del mar. Es la primera visión que tiene el viajero al llegar a la isla, y su espectacularidad es un indicador de todo lo que esconde este mágico paraje. En el interior de su cráter de 1,5 kilómetros de diámetro hay una laguna de 250 metros de profundidad bordeada por una pronunciada pendiente y cubierta por plantas acuáticas (islas de totora y juncos). Próxima al volcán se encuentra la aldea ceremonial de Orongo, que significa “el lugar del mensajero”, conformada por 50 casas de piedra de forma elíptica que ofrecen una perfecta visión de los tres islotes que hay frente al Rano Kau. Esta aldea era habitada solamente en los días que precedían a la ceremonia del Hombre Pájaro o Tangata Manu que se celebró hasta finales del siglo XIX.

 

 Rano Raraku

Es un volcán extinguido con más de tres cientos mil años de antigüedad. En el interior del volcán nos aguarda una laguna de agua dulce de una profundidad aproximada de seis metros. Fue éste el lugar elegido por los antepasados de la Isla de Pascua para emplazar la cantera donde se elaborarían los famosos moais. Se estima que sólo en esta zona de la isla se encuentran unos cuatrocientos moais.

El primer nombre de Rano Raraku fue “Maunga Eo”, que significaba Cerro Perfumado, nombre que se debe a que habría existido en la zona una planta muy aromática. Allí, se encuentra un tipo de piedra única en toda la isla, la llamada “Toba Lapilli”. Su principal característica es su poca dureza, lo que habría facilitado el trabajo a los artesanos a la hora de tallar los moai. Este trabajo se realizaba con los “Toki”, herramientas confeccionados a partir de basalto.

Con la llegada de las guerras tribales se abandona el trabajo en la cantera, por lo que la madre naturaleza con el transcurso de los años se encargó de proteger los restos de estos gigantes de piedra, ofreciéndonos unas disposiciones de mois aleatorias y a su vez inquietantes. Hoy en día, este lugar es uno de los más visitados de la isla por su ambiente mágico que nos hace interesarnos en aprender más sobre los enigmas de Rapa Nui.

Caleta de Hanga Roa

Construida en 1967 con paenga, las típicas piedras de los Ahu, frente al poblado de Hanga Roa, es el lugar donde se se llevan a cabo los trabajos pesqueros, el tráfico de pasajeros y la salida de excursiones en pequeñas embarcaciones. Desde aquí se pueden alquilar los botes de los pescadores para visitar los lugares que rodean la isla. También es posible realizar actividades tales como el buceo, el snorkeling, o el avistamiento de tortugas. Para los que gusten de los recuerdos, se emplazan algunos puestos de artesanía local, y algunos restaurantes que ofrecen principalmente pescados locales como el atún o el nanue.

Museo Padre Sebastián Englert

En él se exponen elementos culturales pascuenses, representaciones pictóricas, artesanales, religiosas, antiguas y elementos de pesca y agricultura tradicional. Se ubica cerca del poblado de Hanga Roa. (www.museorapanui.cl)

Complejo Ceremonial Akahanga

Este complejo es de vital importancia para el visitante si quiere comprender y aprender sobre de la historia de Rapa Nui. En este lugar donde fue inhumado y enterrado el primer Ariki o rey de la isla, nos referimos a Hotu Matu’a. Aquí se halla un Ahu decorado con piedras rojas y ornamentado con petroglifos desgastados por la erosión. Contiene trece moais tumbados y rotos, y algunos pukao (tocados) dispersos por la zona. Un poco apartado se encuentra un moai más pequeño, de unos dos metros de altura, que intentaron llevarse los primeros navegantes extranjeros que llegaron a la isla.

Ahu Tongariki

Se ubica en la caleta de Hanga Nui y a 20km de la ciudad de Hanga Roa. Es la gran plataforma funeraria de Rapa Nui. Restaurada completamente entre los años 1995 y 1996 por arqueólogos chilenos y con financiación japonesa. Tiene 200 metros de longitud y consta de 15 moais en su plataforma.

En 1960 fue arrasada por un maremoto, esparciendo sus restos hasta cien metros tierra adentro. Atrás y al costado derecho de la plataforma se encuentra la caleta de pescadores Hanga Hotu Iti, que actualmente es utilizada como refugio por pescadores locales cuando el mar está agitado en Hanga Roa.

Ahu Vinapu

Según los estudiosos este ahu también fue conocido bajo el nombre de ahu Tahiri. Según Federico Englert en su libro “La Tierra de Hotu Matu’a” éste es el más perfecto de todos los ahu ya que, entre otras cosas, hay una bella unión de sillares de piedra minuciosamente labrados lo cual llama mucho la atención a pesar de su aspecto de destrucción.

Ahu Nau Nau

Ubicado en la playa de Anakena este ahu es del tipo ahu moai de forma completa. Esta hecho de piedras labradas y presenta cierto valor arqueológico ya que es posible ver siete estatuas bien conservadas en las que se aprecian detalles como tatuajes y vestimentas, elementos que no se pueden apreciar en otros moai. En este lugar, fue encontrado, durante la restauración, un ojo de moái que actualmente se exhibe en el museo de la isla. El viaje por estos sitios arqueológicos constituye un magnífico contacto con la magia y la energía que emanan de la isla. Aún hoy siguen siendo lugares de real significancia para la comunidad local, motivo por el que siempre se recomienda al visitante guardar respeto irrestricto a las normas de cada uno de las zonas. Se aconseja no trepar los ahus y moáis, y no tocar o remarcar petroglifos u otros testimonios culturales.

Si existe un ahu que simbolice a Isla de Pascua, es el ahu Nau Nau. Es uno de los escasos ahu cuya restauración está relativamente finalizada (falta la parte derecha). Simbólicamente, este ahu es uno de los más importantes, ya que sobre esta playa desembarcaron, entre el año 400 y 600 de nuestra era, el rey Hotu Matu’a y su séquito, provenientes de la tierra de Marae Renga, en la isla de Hiva. La leyenda precisa que siete exploradores habrían sido enviados en avanzadilla.

Ahu Te Pito Kura

En este ahu, se encuentra tumbado el moai más alto que fue transportado desde la cantera de Rano Raraku. Tiene 11 metros de largo y un peso de unas 80 toneladas. También se encuentra uno con un Pukao (sombrero) de 11,5 toneladas. Se cree que fue la última estatua en ser derribada hacia 1840.Se encuentra situado en la Bahía de La Pérousse, en la costa nororiental de la isla.

Te Pito O Te Henua

Junto a Ahu Te Pito Kura se encuentra una gran piedra perfectamente redondeada que señalaba el ombligo del mundo para los antiguos habitantes Rapa Nui. Su nombre significa el ombligo de la tierra o el útero del planeta. Se encuentra localizado cerca de Ahu Te Pito Kura. Según la tradición rapanui fue transportada por Hotu Matua desde la mítica Hiva, tragada por las aguas. La piedra, el único vínculo material de los antiguos pobladores de la isla con su tierra de origen, está flanqueada por cuatro esferoides de menor tamaño que representan las cuatro direcciones.

La piedra de Hotu Matu’a, realmente tiene propiedades magnéticas. Cuando se le acerca una brújula marca una declinación de hasta 45 grados Oeste, dependiendo de la posición de la brújula sobre la piedra. Sin embargo esto es muy común en rocas de magnetita. El magnetismo de la piedra es tan fuerte que si pones las manos sobre la piedra ligeramente separadas sin contacto sobre ella (como levitando), a los pocos minutos, se nota como un ligero hormigueo  en la punta de los dedos. Una extraña y misteriosa sensación.

Playa de Anakena y Ovahe

Las únicas playas de arena de la isla. Anakena es la más importante y Ovahe es más pequeña y se encuentra un poco más al Este. La imagen que regala Anakena es paradisíaca: arena, palmeras y mar turquesa. Hay dos ahus reconstruidos, se puede acampar, y además hay una guardería. Es una playa de aguas tibias, apta para el baño.

Cuevas o “Anas”

Otro de los atractivos arqueológicos de la Isla de Pascua son las cuevas o “ana” de las cuales aún quedan rastros a pesar de la antigüedad de algunas. En un comienzo, las cuevas eran las casas de los isleños aunque no tenían muchas comodidades en ellas y las usaban sólo para abrigarse y dormir. Igualmente existieron varios tipos de cuevas. Habían cuevas que eran subterráneas, sobre todo utilizadas en épocas de guerra entre tribus; otras eran abiertas y sólo servían para resguardarse del frío o calor en días de pesca o de intensa actividad; otras están ubicadas muy cerca del mar, tanto así que cuando sube la marea se llenan de agua; otras están hacia la costa, donde usualmente los nativos guardaban utensilios y herramientas, y también hay cuevas de carácter secreto donde cada familia guardaba sus objetos de valor.

 

Primera parte<<  Isla de Pascua – Rapa Nui

Sigue leyendo>> Cultura y folclore Rapa Nui – isla de Pascua

Post relacionados: