Descubre Madeira, el jardin del Atlántico

Descubre Madeira, el jardin del Atlántico

El archipiélago de Madeira ofrece un viaje totalmente diferente es un rincón salvaje y al mismo tiempo que un paraíso subtropical,  Madeira es un jardín en el Atlántico, con sus aromas presentes en cada rincón.

DESTINO A UN PARAÍSO SUBTROPICAL

La isla portuguesa de Madeira te cautivará con sus montañas que descienden vertiginosamente hacia el mar, las casas blancas que se levantan en los caminos escarpados, la fragancia de sus flores y sus escarpados acantilados entre los que se cobijan las gaviotas, es un verdadero jardín en mitad del Atlántico.

El archipiélago de Madeira se encuentra a 608 km al Oeste de Marruecos y a 416 km al Norte de las Islas Canarias.

Flora en las cumbres de Madeira
Flora en las cumbres de Madeira

ARCHIPIÉLAGO PORTUGUÉS EN MITAD DEL ATLÁNTICO

La isla mayor es la verde y montañosa Madeira, situada a 545 kilómetros de la costa occidental de África y a 978 kilómetros del Portugal continental, con un área de 738 km2 y una forma parecida a la del viejo casco de una carabela abatida por una tormenta.

Bosques de Madeira
Bosques de Madeira

A unos 37 km al noreste, se encuentra su hermana menor, la isla de Porto Santo, de sólo 106 km2, con un paisaje árido y llano.

Madeira, un escondite en medio del Atlántico donde los misterios del mar y la fuerza de la tierra se fusionan para hacerte viajar a su ser más profundo.

BOSQUES ANTEDILUVIANOS

Su abundante y variada vegetación que combina las características tropicales con las mediterráneas da lugar a un mosaico vegetal rico y diversificado.

Además, sus bosques esconden uno de los secretos mejor guardados: es uno de los pocos bosques en el mundo que conserva la pureza que una vez existió hace millones de años.

Paisaje de montaña en Madeira
Paisaje de montaña en Madeira

TURISMO ACTIVO

Pero si lo que te gusta es hacer turismo activo, entonces tu lugar también es Madeira. Caminaras por las nubes entre montañas, «levadas» y veredas.

Descubre los tesoros a la vez que exploras el fondo del mar o siente la pureza del aire que se respira a gran altitud. Esta isla destaca por las condiciones naturales de excepción, entre las que resalta el montañismo.

Ya sea haciendo senderismo, escalada o bicicleta, la conquista de las imponentes e impresionantes montañas que irrumpen desde el mar hasta el cielo, será sin duda una experiencia inolvidable. En lo que respecta a actividades deportivas ligadas al mar, las opciones son inmensas.

Senderismo en Madeira
Senderismo en Madeira

TURISMO PARA TODOS

La oportunidad de capturar un Merlín azul o el raro espadín blanco son posibles con la práctica de la pesca deportiva en alta mar. O, si lo prefieres, puede bucear en la profundidad de las aguas y descubrir una rica vida subacuática.

Avistamiento de cetáceos en Madeira
Avistamiento de cetáceos en Madeira

Otras actividades, como el ala delta o parapente, son por las características naturales de la isla, modalidades muy atractivas.

Pero, si tu pasión es el golf, también podrás disfrutar de él en cualquiera de los tres campos existentes en las islas. Además, los amantes de este deporte quedarán deslumbrados con el desafío de cada «hole» y el paisaje circundante con vistas del océano, de la bahía de Funchal, de la flora exótica o de los valles más profundos.

Senderismo por las levadas
Senderismo por las levadas

INMENSOS BOSQUES DE LAURISILVA

La isla de Madeira es muy famosa por su entorno natural, cuyo elemento principal es el Bosque Laurisilva, bosque reliquia clasificado por la UNESCO como Patrimonio Mundial Natural.

Su clima templado, que oscila entre los 22ºC en verano y los 16ºC en invierno, unido a una temperatura del agua del mar que nunca baja de los 17º C, ofrece la posibilidad de mantenerse siempre activo, pudiendo practicar una amplia gama de deportes al aire libre durante todo el año.

Casas típicas de Madeira
Casas típicas de Madeira

TRADICIÓN Y SABER VIVIR

La tradición y las costumbres, patentes en monumentos, museos e iglesias y presentes incluso en algunos productos regionales como el Vino y el Bordado de Madeira, perduran a lo largo de los siglos y merecen una atención muy especial.

Barricas de vino de Madeira
Barricas de vino de Madeira

FUNCHAL CAPITAL DEL ARCHIPIÉLAGO

La capital del archipiélago, Funchal, se encuentra situada en la costa sur de la isla de Madeira, en una preciosa bahía bañada por las cálidas aguas del Océano Atlántico, circundada por altas montañas de un verde intenso y valles profundos.

Centro histórico de Funchal
Centro histórico de Funchal

Constituida como ciudad desde el 21 de Agosto de 1508 por Carta Regia de D. Manuel I, Funchal es el más importante centro comercial, turístico y cultural de todo el archipiélago de Madeira.

Panoramica de Funchal desde el mar
Panoramica de Funchal desde el mar

La ciudad de Funchal ofrece múltiples actividades de ocio. Se puede visitar sus magníficos jardines, hacer compras, perderse por sus plazas y sus pintorescas calles con aceras de calzada portuguesa o, simplemente, disfrutar de apacibles momentos de reposo en una de las terrazas de los cafés centrales.

Vista de Funchal
Vista de Funchal
En Madeira lugar ideal para disfrutar del equilibrio perfecto entre el cuerpo y el espíritu

Merece la pena conocer los diversos museos y monumentos de la ciudad, y algunas galerías de arte que presentan obras de artistas nacionales e internacionales. La brisa marina que envuelve la parte baja de la ciudad invita también a una visita al Puerto de Recreo de Funchal, repleto de embarcaciones de las más diversas nacionalidades.

Vendedora de flores en Funchal
Vendedora de flores en Funchal

En Madeira encontrarás el lugar ideal para disfrutar del equilibrio perfecto entre el cuerpo y el espíritu. El rico patrimonio natural y cultural unido a una saludable gastronomía y a la hospitalidad de sus habitantes hace de este destino un lugar privilegiado y seguro.

Mosaico con escena típica de Madeira
Mosaico con escena típica de Madeira

El Archipiélago de Madeira posee elementos tan saludables como naturales. En este ambiente de armonía perfecta entre la Naturaleza y el Hombre adquiere sentido el proverbio «mente limpia, cuerpo sano», porque aquí se siente una mayor paz y calma interior.

Vista desde la cima en el parque ecológico de Funchal
Vista desde la cima en el parque ecológico de Funchal

En la Isla de Madeira, entre el exuberante paisaje y la particular orografía, te sentirás cómplice de una naturaleza única.

LAS LEVADAS

Las «levadas» son cursos de agua alrededor de las montañas, construidos por el hombre al inicio de la colonización para llevar agua a los terrenos agrícolas más inaccesibles. Hoy en día constituyen uno de los mayores atractivos turísticos de Madeira.

En total son más de 200 las «levadas» que atraviesan las masas basálticas de la isla con más de 2.000 Km y que conducen al caminante a un mundo natural único.

A lo largo de estos cursos de agua encontrará especies de fauna y flora raras en el mundo pertenecientes al Bosque Laurisilva de Madeira, bosque reliquia distinguido como Patrimonio Natural Mundial. Podrás entonces observar aves, arbustos, plantas y musgos únicos en el mundo.

CANALES PARA CONDUCIR EL AGUA DE LAS CUMBRES

La construcción de estos extraordinarios canales empezó en el siglo XV. Hombres suspendidos en cuerdas cavaban y abrían túneles en la dura roca.

Los primeros canales estaban construidos con tablones de madera, y a medida que crecía la demanda de agua, los canales se ampliaron y se utilizaron mejores técnicas de construcción.

Entre las levadas más bonitas del archipiélago, destacan las caminatas por Rabaçal (recorrido de 5Km de una duración 3 a 4 horas partiendo de Funchal en dirección a Paul da Serra) y las Queimadas (recorrido de cerca de 12km de una duración de 5 a 6 horas).

MIRADORES ESPECTACULARES

De igual manera, el Ribeiro Frio – El Mirador de los Balcones cuenta con unas vistas fantásticas: en ese paseo se encuentran varias localidades de interés turístico, como el sitio de Ribeira das Cales y el Chão da Lagoa, ambos pertenecientes al Parque Ecológico de Funchal, y los puntos más altos de la isla, el Pico Ruivo (1862 m) y el Pico do Arriero (1810 m).

A medio camino entre Monte y Poiso se encuentra en el Pico Alto, en la zona de Ribeira das Cales, un excelente mirador sobre la ciudad de Funchal.

La mayoría de los recorridos son accesibles existiendo, no obstante, varios grados de dificultad, por lo que se recomienda la compra de programas organizados por las agencias de viajes o por las empresas de animación turística,.

Estas empresas organizan paseos a pie debidamente acompañados por guías de montaña, así como la utilización del equipamiento adecuado como calzado adecuado y un jersey cuando tengas que visitar lugares localizados cerca de 1000 metros de altitud, donde la temperatura media es de 6ºC por debajo de la que hay en el litoral Sur.

TURISMO ACTIVO

El origen volcánico de la isla de Madeira y su accidentada orografía posibilita momentos de aventura en contacto directo con la naturaleza. Intentar conquistar las imponentes montañas que nacen al borde del mar será una experiencia inolvidable.

Existen muchas zonas en la isla para la práctica de estas actividades, a la vez que empresas profesionales que se dedican a alquilar material, ofrecer clases teóricas, guías de expertos y toda clase de servicios para que la aventura sea lo más segura posible.

Las zonas preferidas para los amantes de la escalada son la cordillera central de la isla, los acantilados marinos y algunas paredes rocosas de la costa norte. Los amantes del descenso de cañones podrán igualmente adentrarse en las innumerables zonas húmedas de la isla y disfrutar de sus barrancos.

En bicicleta podrás realizar rutas que te llevarán a descubrir leyendas ocultas de la isla. Conocer Madeira en bicicleta es una de las múltiples posibilidades de acercarte a la naturaleza, los valles y el encanto paisajístico de la isla.

Las empresas suelen ofrecer guías especializadas, asistencia durante la ruta, visitas y rutas a medida. Con un mínimo de 330 días al año con posibilidad de volar en parapente, Madeira se presenta como uno de los mejores lugares del mundo donde practicar este deporte, que cada día gana más adeptos.

El Pico da Cruz, Miradouro da Madalena, Porto da Cruz y Prazeres son algunos de los lugares en donde practicar este deporte. También hay un aeroclub en Funchal, en donde existen varias empresas especializadas así como en Calheta.

DESCUBRIR MADEIRA EN 4X4

Descubre también la isla de Madeira en vehículos 4×4 y disfruta de entornos únicos, rodeados de bosques, montañas y por sus precipicios. Las sensaciones vividas con la superación de obstáculos naturales, para alcanzar lugares poco frecuentados y de difícil acceso, constituye una experiencia inolvidable.

SNORKELING

Centros de inmersiones, escuelas y bautizos, snorkeling o inmersiones nocturnas son unas de las numerosas opciones de submarinismo disponibles en Madeira.

Múltiples empresas ofrecen cursos para principiantes con los mejores monitores y un programa de submarinismo en distintos lugares de la isla como en Ponta do Garajau y en Sitio da Rocha do Navio, ambos en plena área de la Reserva Natural, en la costa sur y norte de la isla.

Más información general, alojamientos y dónde comer en: www.madeiraislands.travel

Cómo llegar: Desde Madrid, Barcelona, Bilbao, A Coruña, Pamplona, Valencia, Málaga y Sevilla con TAP PORTUGAL  www.flytap.com

NUESTRO VIDEO

Post relacionados: