Mercadillo de Navidad de Cracovia

Mercadillo de Navidad de Cracovia

La plaza medieval de Cracovia, conocida como «Rynek»  ubicada en el corazón de la ciudad vieja, proporciona el escenario perfecto para instalar su tradicional mercado de Navidad, convirtiéndose en una excusa más para descubrir la ciudad más visitada de Polonia, incluso durante los meses más fríos.

La ciudad de Cracovia suele cubrirse de nieve durante el adviento, por lo que su mercadillo de navidad resulta mucho más especial para sus visitantes. Este mercado se caracteriza por su marco incomparable rodeado por los principales edificios históricos de Cracovia, como es la lonja de los Paños, la torre del ayuntamiento, la iglesia de la Asunción y la de Santa María de Cracovia.

El mercadillo de navidad de Cracovia se celebra durante los días de adviento, entre el último domingo noviembre y el 27 de diciembre de cada año, donde tiene lugar un encuentro con los amantes de la navidad. Un recinto de casetas con una gran iluminación y música, donde el espíritu navideño va a ser el protagonista en todo momento. Un evento que resulta también muy especial gracias a la presencia del célebre trompetista de Cracovia, que dirige su melodía a los cuatro puntos cardinales para marcar las horas y la interrumpe siempre en la misma nota, en la que fue interrumpida por una flecha del ejército tártaro, en el año 1240 cuando el trompetista estaba avisando a la población del ataque tártaro. Una tradición que se ha mantenido durante el paso de los siglos y que sigue siendo un gran reclamo y es la guinda para amenizar la visita a su mercadillo navideño, que cuando toca resuena por toda la plaza y se entremezcla con las melodías navideñas del mercado.

Durante estas fechas la plaza Rynek se encuentra repleta de puestos rústicos de madera que ofrece de todo, desde delicadas decoraciones de Navidad, prendas de lana, joyas de ambar hechas a mano del Báltico, cristal de Bohémia y deliciosa comida caliente y bebidas. El disfrute a través de los ojos y el paladar nunca cesa gracias a los preciosos artículos a la venta y los puestos de delicias culinarias, todo ello en medio del entorno arcaico de los palacios barrocos y las iglesias góticas que rodean la plaza. Otras de las atracciones más esperadas es el entretenimiento ocasional gratuito. Niños y artistas de la aldea que disfrutan cantando villancicos. Un gran escenario acoge cada día diversas obras teatrales y conciertos de música en vivo o cantos de coral en grupo.

Resulta muy aconsejable visitar el mercado de navidad en dos momentos del día diferentes, -durante el día y a la noche. A partir del atardecer es cuando podremos disfrutar de una auténtica atmósfera navideña. Pero durante el día, es menos concurrido y es posible tomarse el tiempo necesario para decidir qué bonito recuerdo o delicia navideña llevarse a casa. Tampoco podemos olvidarnos de visitar de visitar el mercado de navidad ubicado en el interior de la lonja de Los Paños, donde encontraremos una gran calle interior repleta de puestos de artículos de joyería y prendas más especializadas, así como adornos navideños de gran nivel artesanal, en el interior de un edificio de un gran valor histórico y arquitectónico reflejado en sus techos muros de estilo gótico.

 

Un paraíso de delicias navideñas

 Es probable que cuando nos encontramos en el mercado navideño nos entre el apetito al instante, por lo tanto, hay que asegurarse de que vamos a llegar a la hora de cenar para poder visitar los diversos puestos de comida. Los aromas procedentes del cerdo asado, el queso Oscypek -queso ahumado hecho de leche de oveja salada de las montañas Tatra– o los famosos gofres con chocolate, nos hipnotizará su olor en todo momento.

Un vaso de vino caliente o probar algunas bolas de masa hervida polaco llamado Pierogi, ayudarán a combatir el frío siempre presente en el mercado. Los caramelos polacos tradicionales, nueces caramelizadas y palomitas de maíz son el mejor snack mientras se camina por el mercado de navidad.

Es aconsejable invertir dos o tres horas para descubrir el mercado de navidad, pero hay que tener en cuenta que los puestos comienzan a cerrar alrededor de las 21h. Ya para cenar, en los alrededores de la plaza Rynek de Cracovia existen un gran número de restaurantes que ofrecen una gastronomía exquisita con unos precios realmente económicos.

 

INFORMACIÓN PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR

Con avión, si viajas desde Barcelona (El Prat) o Madrid (Aeropuerto Adolfo Suarez) encontrarás numerosas frecuencias semanales con la aerolínea polaca LOT hasta el aeropuerto de Cracovia.

DÓNDE DORMIR

La oferta hotelera en Cracovia es amplia, variada y notablemente económica si lo comparamos con cualquier otro país europeo. Un buen hotel para hospedarse a 10 minutos de la plaza Rynek es el Hotel Radisson Blu.

OFICINAS DE TURISMO

www.polonia.travel/es

visitwroclaw.eu/en

Post relacionados: