Navidad en Nueva York -Miradas Viajeras en Negocios TV de Movistar+

David Bigorra nos cuenta de primera mano como es vivir la navidad en Nueva York en Miradas Viajeras en Negocios TV de Movistar+, y cuáles son sus mercados navideños, su ruta de árboles de navidad, la ruta de escaparates y las mejores pistas de patinaje.

En todos estos recorridos no os podéis perder el árbol del Rockefeller Center, un espectáculo en el Radio City Hall o el Mercado de Bryant Park.

El sueño de muchos turistas y viajeros

Es sin duda al menos una vez en la vida, visitar la ciudad de los rascacielos.  A ritmo de la famosa canción de Frank Sinatra, todo un himno, la idealización sobre lo que es Nueva York, forma parte de la cultura de varias generaciones.

El cine ha contribuido en gran medida a convertir Nueva York en lo que es: el destino turístico más deseado, soñado e idolatrado del mundo.

Nueva York apetece en cualquier época del año y ciertamente, la ciudad no pierde encanto haya nieve o altas temperaturas.

Pero si hay un  momento especialmente intenso, en el que esta gran urbe brilla como nunca, es en Navidad.

Y lo interesante es que, a finales de noviembre, los neoyorkinos se toman muy en serio lo del espíritu navideño, que va más allá de decorar calles y escaparates.

Nueva York entera destila Navidad y se disfruta con ello

¿Consumismo? Es Nueva York y a nadie le supone un problema ni es un debate a tener en cuenta. La Navidad se celebra y no hay más que hablar.

Durante este periodo navideño en Nueva York hay disponible multitud de tours relacionados con esta fiesta: ruta por las calles decoradas, visita a los puntos más emblemáticos de la ciudad relacionados con la Navidad y hasta tours en castellano para descubrir la historia de la Navidad en New York.

Viajar a Nueva York

Navidad tiene otro componente que hace especial la visita: además de las tradicionales atracciones turísticas, que están ahí todo el año.

En Navidad hay otras actividades que añaden aún más encanto y magia al viaje, especialmente si se hace con niños o con adultos con un marcado espíritu navideño.

Una semana será escasa, faltará tiempo y se sacrificarán horas de sueño para poder ver cuantas más cosas mejor.

Nueva York es inagotable, una ciudad vibrante y la Navidad solo viene a confirmar que, aunque solo sea por un segundo, a uno le gustaría ser un neoyorkino más.

 

Post relacionados: