Qué ver en el castillo de Blois

Qué ver en el castillo de Blois

Llegar a Blois después de visitar Chambord tal vez pueda darnos la impresión de que vamos a contemplar un castillo de menor categoría -nada más lejos de la realidad-. Por ello os vamos a contar qué ver en Castillo de Bois, considerando que cada uno de los Castillos del Loira tuvo un papel determinante en cada momento de la historia.

La residencia real del Castillo de Blois

Qué ver en el castillo de Blois, no en vano fue residencia de siete Reyes de Francia y de diez Reinas. Lo primero que observaremos en su entrada es  una magnífica estatua ecuestre de Luis XII, aunque no es la original se muestra con corona y en la original el rey se mostraba con montera.

Propiedad de los Condes de Blois, a partir del siglo X ordenan el levantamiento de una fortaleza, que será remodelada en numerosas ocasiones en el transcurso de los siglos hasta nuestra época por ello las construcciones que configuran el castillo dejan ver claramente el periodo en el cual fueron construidas.

Periodo Gótico

Qué ver en el castillo de Blois, pues no es solo un castillo, sino que son concretamente cuatro, y aunque todos ellos han sufrido el paso del tiempo con constantes obras y sustanciales deterioros, aún puede distinguirse cada uno de ellos.

De estilo Gótico solo se conserva el ala que alberga el Salón de los Estados. Este edifico puede visualizarse con mayor percepción desde el patio o plaza exterior -justo antes de entrar al patio interior-, es el que se encuentra justo a la derecha.

Situándonos en su interior, la Sala de los Estados nos ofrece en toda su amplitud una magnífica estancia que ha conservado su antigua decoración y los revestimientos de madera de las paredes.

Este gran salón fue utilizado por los condes de Blois como sala de justicia, además de haber acogido en dos ocasiones a los Estados Generales de Francia en 1576 y 1588, convocados por Enrique III.

 

Periodo Renacentista

Qué ver en el castillo de Blois del periodo renancentista, de este periodo data la que será conocida como ala de Francisco I.

En ella se aprecia la evidente evolución hacia la arquitectura italiana que, a pesar de ello, se edificó sobre estructuras de estilo francés, como lo es la escalera exterior helicoidal que arropa la fachada.

Escalera helicoidal en castillo de Blois
Escalera helicoidal en castillo de Blois

El ala de Francisco I es actualmente una reconstrucción, las distintas salas y los aposentos adyacentes están adornados con magníficas decoraciones y policromías, haciendo alusión a la vida cotidiana y al poder real de la corte durante el Renacimiento.

Aposentos reales en Castillo de Blois
Aposentos reales en Castillo de Blois

Lo más destacable es, sin duda, la Sala del Rey, adornada con dos chimeneas originales, junto con el emblema de la salamandra de Francisco I y el armiño de Ana de Bretaña.

La sala del rey en Castillo de Blois
La sala del rey en Castillo de Blois

También cabe destacar la sala de los Valois, donde se encuentran los seis bustos de los reyes que vivieron en Blois.

En ella se puede apreciar el arte renacentista que adquiere especial relevancia por el mecenazgo de Francisco I, un rey que durante su agitada vida estuvo al mando de sus ejércitos y combatió junto a ellos en persona.

Jardines de Clos Luzé con los artefactos de Leonardo
Jardines de Clos Luzé con los artefactos de Leonardo

A pesar de su imponente presencia y temperamento, fue un rey con una gran sensibilidad e inquietud por el conocimiento; a consecuencia de ello, Leonardo da Vinci obtuvo su favor en los últimos días de su vida, otorgándole mecenazgo y cobijo en Clos Luzé.

El legado más valioso que dejó Francisco I fue su biblioteca, que más adelante pasó a formar parte de la Biblioteca Nacional de Francia.

En esta misma ala encontraremos la habitación de la Reina Catalina de Médici, esposa del segundo hijo de Francisco I, Enrique II, quien la mantuvo alejada de los asuntos de estado, dado que la amante de Enrique IIDiana de Poitiers, ejerció durante su relación una gran influencia política.

La muerte de Enrique II elevó a Catalina a su auténtico papel de Reina Regente. Fue madre de un linaje de reyes, Francisco IICarlos IX y Henrique III.

Por avatares del destino sobrevivió como madre, siendo regente en cada uno de los periodos de entre reyes y viviendo una de las épocas más turbulentas de la historia de Francia, las guerras civiles y de las guerras de religión; siendo culpada por haber propiciado la persecución de los hugonotes (protestantes) se le atribuye un papel determinante en la Matanza de San Bartolomé en 1572.

 

Gótico Flamígero

Qué ver en el castillo de Blois del estilo gótico flamígero, la fachada del ala perteneciente a Luis XII fue construida con ladrillo rojo y piedra, por ello es claramente reconocible, ya que se entremezclan estilos italianos con influencias nórdicas.

Desde el patio central del castillo de Blois  se aprecian los tres estilos arquitectónicos
Desde el patio central del castillo de Blois se aprecian los tres estilos arquitectónicos

En el primer piso se encontraban los antiguos aposentos reales y actualmente alberga el Museo de Bellas Artes.

Clasicismo

Qué ver en el castillo de Blois del clacisismo, El ala de Gastón de Orleans, hermano de Luis XIII, es un claro ejemplo de la arquitectura clásica francesa, considerada como una de sus obras maestras.

 

Gastón de Orleans residía en este castillo en calidad de exiliado por su hermano, siendo el mismo quien impulsó parte de las obras de reconstrucción, pero la falta de dinero provocó que las obras quedaran inacabadas.

Destinado a ser derruido en 1778, pasa a ser un cuartel del ejército durante ochenta años, pero en 1842 por la perseverancia e influencia de los llamados escritores románticos, el castillo es catalogado como monumento histórico, encargando al arquitecto Félix Duban su restauración con el mismo aspecto que tenía en el siglo XV.

 

 

Castillos del Loira

www.castillosdelloira.es

Oficina de turismo

es.france.fr/

Más información sobre el castillo de Blois

www.chateaudeblois.fr

Post relacionados: