Road Trip por el País Vasco Francés

 Road Trip por el País Vasco Francés

Con este Road Trip por el País Vasco Francés descubrirás la esencia de una región que mezcla su legado vasco, español y francés a través de su patrimonio arquitectónico, cultural, gastronómico y artesanal.

Bayone, la antigua Lapurdum

Descubriremos Bayonne, una de las ciudades más bonitas del País Vasco Francés y está considerada una “Ciudad de Arte e Historia” gracias al patrimonio histórico y cultural de casi 2.000 años de antigüedad. Además de todos estos atractivos, no olvides degustar el que está considerado el mejor chocolate de Francia o el famoso jamón de Bayona.

Seguiremos nuestro road trip hasta Saint-Étienne-de-Baïgorry

Con El Castillo d’Etxauz destaca al fondo de los viñedos. Saint-Étienne-de-Baïgorry es una encantadora población con abundantes senderos para recorrer a pie y que te acercan a los caseríos vascos de los siglos XVII y XVIII o encantadores de edificios con entramados de madera.

Continuamos camino hasta Saint-Jean-Pied-de-Port donde

varios puentes permiten acceder al recinto amurallado de Saint-Jean-Pied-de-Port, donde se encuentra la fortaleza de Mendiguren.

Nos acercaremos a Villa Arnaga, que es una joya arquitectónica de la Belle Époque y una de las primeras construcciones realizadas en estilo neovasco.

Nuestra próxima parada será con mucho color y sabor pues las características guirnaldas de pimientos de Espelette, nos recibirán en cuanto lleguemos a esta bella población del País Vasco Francés.

Visitamos la pequeña población Ainhoa

Donde el Ayuntamiento nos recuerda a los caseríos vascos pues este es otro de los pueblos considerados de los más bonitos de Francia, en  cuya calle principal asoman antiguos caseríos del siglo XVII que han conservado sus entramados de madera pintados en vivos colores.

Saint-Jean-de-luz

Y llegamos al final de nuestro road trip por el País vasco francés en Saint-Jean-de-Luz el primer puerto sardinero de Francia. A través de su importante puerto pesquero y su paseo marítimo descubriremos numerosos palacetes del siglo XIX que pertenecieron a antiguos armadores vascos y que nos recuerdan las viejas historias de corsarios y balleneros.

Post relacionados: