Del Reino de Siam a la gran Megalópolis: Ayutthaya y Bangkok

Del Reino de Siam a la gran Megalópolis: Ayutthaya y Bangkok

La antigua capital del Reino de Siam, Ayutthaya, patrimonio de la humanidad, fue inteligentemente levantada en la confluencia de tres ríos. En 1767 fue destruida durante la invasión birmana y la capital del país tuvo que ser trasladada a la actual Bangkok. La moderna megalópolis combina de forma respetuosa su ancestral tradición con las más modernas infraestructuras y edificaciones.

AYUTTHAYA

Phra Nakhon Sri Ayutthaya (Ciudad impenetrable) fue la capital del Reino de Siam durante 417 años (entre 1350 a 1767). Ayutthaya fue fundada por el rey Ramathibodi I. Cruzada por numerosos cauces de agua procedentes de la confluencia en esta zona de 3 ríos – el Chao Phraya, el Lopburi y el Pa Sak – llegó a ser bautizada como «la Venecia de Oriente». Ya en el Reino de Siam, Ayutthaya empezó a abrirse a occidente fomentando el comercio por toda Asia. Para la llegada de los primeros occidentales, Siam maravillaba por su esplendor y exótica arquitectura. Mercaderes, misioneros e intrépidos viajeros llegaban incansables en busca de nuevos horizontes a este reino hospitalario. Aprovechando la confluencia de los ríos, los arquitectos añadieron canales para diseñar un ingenioso entramado que permitiría en una isla central construir el gran Palacio Real para luego complementar el complejo rodeándolo por numerosos templos (Wat). Después de años de luchas, el Reino de Ayutthaya cayó en manos de los birmanos que lo saquearon y destruyeron casi por completo en el año 1767. Ese mismo año los tailandeses, con el rey Taksin el Grande al frente, expulsaron a los birmanos y trasladaron su capital a Thonburi naciendo un reino que se mantuvo por poco tiempo. En 1782 la capital se trasladó a la recién nacida Bangkok.

En la actualidad es uno de los principales atractivos turísticos del país, atrayendo a miles de turistas ansiosos por descubrir este patrimonio arqueológico que fue el gran reino de Siam. Por su extensión, sería necesario como mínimo dos días para recorrer todas sus ruinas, aunque los turistas prefieren dedicarle un solo día por regla general. Existen numerosos circuitos y servicios que te acercarán a los Wat más importantes. No dejes de visitar la Cabeza de Buda atrapada en la higuera en el Wat Mahathat, considerado el templo más importante de Ayutthaya. La leyenda cuenta que es una cabeza de una estatua de piedra de Buda que los birmanos decapitaron y que el árbol atrapó para protegerla entre sus raíces al crecer. Ahora es motivo de peregrinación y visita obligada. Para llegar a Ayutthaya, tienes la opción del tren que se encuentra a 2 horas de Bangkok, el autobús o el transporte con conductor (80 kilómetros). Para regresar te recomendamos que utilices algunos de los cruceros fluviales de lujo que te transportarán desde Ayutthaya a Bangkok en unas 4 horas, incluyendo durante el viaje un almuerzo buffet con comida típica tailandesa. Es sin duda, este trayecto, todo un homenaje a lo que fue la capital del Reino de Siam unida permanentemente como un cordón umbilical por el río Chao Phraya a la nueva capital cosmopolita de Tailandia.

RESIDENCIA DE VERANO

Debido a los grandes índices de humedad de Ayutthaya en la época estival, el rey Prasatthong en 1963 ordenó construir el Palacio Bang Pa-In, un complejo arquitectónico formado por pabellones, estanques de agua y jardines con setos decorados con formas animales, todo con un estilo ecléctico de influencias chinas, tailandesas y occidentales, con ornamentos dorados y en ocasiones en oro puro. Es interesante visitarlo con atención.

BANGKOK

Cuando el general Chao Praya Chakri accedió al trono de Siam con el nombre de Rama I, temiendo una nueva invasión de los birmanos, mandó construir un palacio en la otra orilla del río Chao Phraya para, en caso de ataque, poder huir fácilmente. En la otra orilla existía un pequeño poblado llamado Krung Thep «ciudad de los ángeles» y que con el tiempo adoptaría el nombre de Bangkok. Ya como capital de Tailandia, en la actualidad cuenta con casi 9 millones de habitantes (ciudad y periferia), siendo es una de las ciudades más occidentalizadas de Asia. Debido a su gran tamaño, tres son las claves a tener en cuenta para organizarse la visita, sus templos, los mercados y su vida nocturna. Para disfrutarla planifica muy bien lo que desees ver, porque es muy probable que te falten días, y podrías encontrarte con la desagradable sorpresa de tener que regresar y no haber visitado aún lo mejor de la ciudad.

NAVEGANDO POR EL RÍO DE LOS REYES

Tan punto pisas Bangkok, la mejor forma para familiarizarse con la ciudad y tomarle las medidas es realizar tranquilamente una excursión por el Río de los Reyes. En sus dos orillas podrás encontrar sus principales puntos de interés que luego visitarás de forma individual. He aquí los principales:

Centro comercial River City Fue el primer centro comercial construido al lado del río. Su acceso se realiza desde el embarcadero de Si Phraya. En él encontrarás un centenar de tiendas especializadas en arte asiático y antigüedades. Porcelana china, imágenes de Buddha, tallas de madera y joyas. Muy interesante si lo que deseas es comprar. Abierto todos los días de 10h a 21h.

The Kalawar Church La Iglesia del Rosario de estilo neo-gótica fue construida por los misioneros portugueses en 1786. Es una de las 67 iglesias católicas más antiguas de Bangkok.

Guan Yu Shrine Guan Yu es un lugar sagrado dedicado al antiguo Dios de la Guerra Chino, construido por los inmigrantes chinos establecidos durante la época de Ayutthaya.

Wat Kalayanamitr El templo de Kalayanamitr fue construido en 1825. El rey Rama III, que fue quien le puso su nombre que significa «un buen amigo». Contribuyó haciendo construir un vestíbulo donde se consagró una imagen de Buda.

Wat Arun, el Templo del Amanecer Es uno de los templo más conocidos de Bangkok. Se encuentra situado en la orilla oeste del río Chao Phraya en Thon Buri. La característica principal del templo es su monumental pagoda de 82 metros de altura que refleja los primeros rayos de luz al amanecer en sus paredes forradas con nácar. El monasterio existe desde antaño, desde los tiempos cuando Ayutthaya era la capital de Tailandia. Entonces era llamado Wat Mokok. El nombre cambió un par de veces hasta que el rey Rama IV dio al templo su actual nombre. Wat Arunratchawararam.

Wat Pho El nombre oficial del Wat Pho es Wat Phra Chetuphon, pero popularmente se le conoce como el Templo del Buda Reclinado ya que alberga en su interior un gran Buda reclinado de 46 metros de longitud por 15 metros de altura en su punto más alto y está recubierto enteramente por pan de oro. Es la estatua de Buda más grande de Tailandia. Originalmente construido durante el reinado del rey Phetracha en el periodo del reino de Ayutthaya y es uno de los templos budistas más antiguos del país. El rey Rama III dio precisas instrucciones para que el Wat Pho fuera utilizado para volver a constituir el patrimonio Siamés. El resultado fueron las más de 1360 inscripciones que se encuentran en él de temas tan variados como la ciencia, la medicina, la literatura, la botánica, la geografía, la historia y la astrología. Este archivo visual ha ayudado a perpetuar la cultura siamesa, siendo es considerado como la primera Universidad de la historia de Tailandia y un centro de aprendizaje del tradicional.

El Gran Palacio y el Templo Real Uno de los monumentos más visitados de Bangkok, el Gran Palacio fue construido en 1782 por el rey Rama I después de que se decidiera que la ciudad sería la nueva capital del Tailandia, y por lo tanto, residencia oficial para la familia real. El Palacio está construido en el interior de los muros del Templo Real, el Wat Phra Kaew, en el que nos aguarda el famoso Buda de Esmeralda. Esta image de Buda es la más sagrada de toda Tailandia y es venerada por cientos de tailandeses que lo visitan al diario a lo largo del año para rezarle. Parte de las estancias del recinto todavía hoy siguen utilizándose para ceremonias y actos de estado. Es obligatorio entrar con pantalón largo y vestimenta adecuada. Recuerda que Tailandia es un país muy respetuoso con todo.

Wat Rakhang Kositaram A orillas del río se encuentra el Templo de la Campana Dorada. Fue construido durante el periodo Ayutthaya, restaurado y nombrado templo real por el rey Taksin quien lo denominó con el nombre del Templo de la Campana Dorada después de hallar una melodiosa campana oculta dentro del recinto.

Phra Athit También conocida por los turistas como la calle Khao San, famosa por ser la calle de los mochileros que inundan la calle en un constante trasiego, un ir y venir, casi sin descanso las 24 horas del día. Repleta de bares de moda, era donde los artista se reunían para mostrar sus mejores trabajos, de ahí su antiguo nombre.

Pabellón y parque de Santi Chai Prakarn Conmemoró el sexagésimo cumpleaños de su Alteza Real el 5 de diciembre de 1999. Se halla cercano al Fuerte Phra Sumen y fue construido con la cooperación del gobierno tailandés. Desde él se tienen unas vistas del río Chao Phraya y el Puente de Rama VIII. Es muy popular entre visitantes y tailandeses, especialmente para la comunidad de Bang Lamphu.

Wat Rachathiwas Situado cerca del Puente de Krungthon en la orilla este del Chao Phraya, su nombre original era el de el Templo Samorrai. El Rey Rama IV residió en él durante algún tiempo como monje. Fue el mismo quien ordenó su renovación y le dio la actual nomenclatura, que significa la residencia del Rey.

Wat Poramai Yikawat Este antiguo monasterio, emplazado en Ko Kret fue construido en el estilo Mon hace más de 200 años. El templo fue renovado por el Rey Rama V. Las principales atracciones son su Buda Reclinado, los murales originales y la gran pagoda de mármol inclinada.

PLACER TAILANDÉS

«¡Thai massage, Thai massage!» son las sugerentes propuestas que bellas señoritas te lanzan cuando pasas por delante de alguno de los cientos de establecimientos que puedes encontrar de masajes tailandeses cuando paseas por las calles de Bangkok. Eso si, estamos hablando ahora, de masajes sin final feliz. Los principales son el Thai Massage, Oil Massage, Foot Massage y el Herbal Massage. Los precios oscilan entre 200 bath y 300 bath por 1 hora, si, entre 5 y 7,5 euros. Los descuentos para 1 ½ o 2 horas son importantes, así como si el establecimiento es más o menos céntrico o de más o menos profesionalidad. El masaje de pies para los sufridos e incansables turistas es el más popular, seguido por todo un clásico :el masaje tailandés. La última moda son los masajes de peces (Fish SPA). Estos pequeños animalitos llamados Kangal Garra Rufa, se dedican a comerse la piel reseca y muerta. Solo notarás un ligero cosquilleo. Lo peor… las peceras siempre están expuestas cara al publico, por lo que serás el perfecto reclamo para el transeúnte, y toda una diversión durante los primeros minutos, ya que verte la cara será de los más divertido. Si no estas acostumbrado a los masajes conviene no abusar de ellos, ya que un error común es que por el ridículo precio que tienen, caigas en la tentación y tomes dos masajes en un mismo día. Al tercer día, no podrás ni levantarte de la cama, tendrás la sanción de que te han pegado una paliza por todo el cuerpo.

MERCADILLOS DÍA Y NOCHE

El mercadillo de Chatuchak que solo se instala los fines de semana, es el más grande de Tailandia y dicen que del mundo. Ocupa nada menos que 14 hectáreas y cuenta con más de 15.000 puestos. Se llega con el Skytrain (estación Mo Chi) y lo mejor es llegar a primera hora de la mañana si se desea ver algo, ya que es imposible ver todo el mercadillo en un solo día. Con unos precios muy interesantes, puedes adquirir todo tipo de productos, como relojes, ropa de «marca», todo tipo de recuerdos de escenografía tailandesa, Budas de todos los tamaños y materiales y un largo etcétera. El mercado nocturno de Patpong, es uno de los más visitados por los turistas cuando llegan a Bangkok, la calidad de sus productos es más que discutible, aunque siempre hay la ganga. Se encuentra en el barrio de Silom. La vida nocturna en esta zona es muy intensa. El Suan Lum Night Bazar, es el mercadillo nocturno de la ciudad. Abierto cada día, cuentas con 3.000 puestos de venta, regalos, imitaciones y muchos puestos de comida es lo que podrás encontrar, así como el Lumphini Boxing Stadium, el gran templo del Muay Thai, el boxeo tailandés. Lugar ideal para las apuestas y una gran atracción turística.

IMPRESCINDIBLE: EL MERCADO FLOTANTE

Desde Bangkok puede –y debe obligatoriamente- visitarse el mercado flotante de Damnoen Saduak, que es una buena forma de conocer el Bangkok más tradicional. Lo primero que hay que hacer al llegar, es experimentar de primera mano la vida por sus caóticos canales mediante una de las típicas barcas de madera a motor. Ya en el mercado, es cierto que todo está enfocado hacia el turista, y cada vez quedan menos barcas vendedoras de productos para la gente del lugar, pero es el único mercado cercano a Bangkok (80 kilómetros) que conserva ese estilo tradicional. En una de esas innumerables lanchas que abarrotan los el canal, gobernadas todas por mujeres campesinas cubiertas con característicos sombreros de paja, pueden llegarte a ofrecer desde pilas a un chip de memoria para tu cámara, entre frutas, verduras y comida hecha al momento. Todo mezclado por los olores y el propio bullicio de un mercado tan singular. No deja de sorprender la amabilidad y la sonrisa siempre en el rostro de las barqueras vendedoras, posiblemente un encanto más para rendirte ante ellas y comprarles alguno de sus productos, y porque no, es para eso que has llegado hasta aquí. En las orillas cubiertas del canal principal del mercado, se aglutinan cientos de puestos con souvenirs y algún que otro artesano tallando madera. No hay que perderse los espectáculos con serpientes, introducción para atraerte a los Cobra Show que se encuentran cercanos al mercado. Una buena oportunidad para tocar y sentir en tu propia piel estos peligrosos reptiles.

Más información: www.turismotailandes.com [divider]NUESTROS VIDEOS[/divider]

 

Post relacionados: