Derry o Londonderry, la ciudad amable de Irlanda

Derry o Londonderry, la ciudad amable de Irlanda

Derry es una ciudad famosa por sus divertidos y concurridos carnavales y sus gentes amables. Es un “MUST” de Irlanda del Norte.

Derry, también conocida como Londoderry, se encuentra dentro del condado con el que comparte el nombre, es una ciudad amurallada, con mucha historia, aunque posee un espíritu joven repleto de emociones, con unas fiestas populares muy concurridas, con un importante patrimonio artístico y cultural, y que sin lugar a dudas, es uno de los lugares más fascinantes que encontrarás en Irlanda del Norte.

Lo primero que te llamará la atención al llegar a Derry será, sin duda alguna, la muralla que rodea por completo la ciudad. Y más te sorprenderá saber que fue construida a principios del siglo XVII. Su estado de conservación es excepcional y conserva aún tanto las cuatro puertas como los bastiones originales. Una sugerencia para la visita a la ciudad, es precisamente seguir el recorrido de su muralla que te llevará por parte de los lugares más interesantes a tener en cuenta.

Otro de los lugares de interés, es su Ayuntamiento, el llamado Guildhall, edificio de estilo neogótico en el que podrás admirar una espectacular colección de vidrieras que son especialmente impactantes cuando el sol llega hasta ellas y las ilumina suavemente. La Catedral de Saint Columb, merece una visita; esta catedral anglicana construida del siglo XVII es muy importante para los habitantes de Derry por ser un emblema ya que en ella han tenido lugar importantes episodios de gran relevancia histórica.

El Museo de la Torre, por otra parte, es un museo que te ofrece la posibilidad de hacer un recorrido completísimo de la larga Historia de Londonderry. Antes conocido como la “Torre O’Doherty“, fue construido en los años 80 e inaugurado en 1992. En el encontrarás, además, varias exposiciones que te fascinarán.

Pero lo más importante son sus gentes y lo realmente cercano que te pueden haer llegar a sentirte de la ciudad y de ellos mismos. Desde el guía turístico que te enseña la ciudad, hasta el camarero del pub (bueno, especialmente el camarero del pub). Bromas a parte, son gente muy amigables y que gustas de conocerles y escuchar las historias, simepre interesantes, que te desean contarte, además de charlar contigo. Simplementes adorables.
También vale la pena visitar los murales que dominan las paredes del barrio del Bogside y que dan cuenta de la turbulenta historia reciente de la ciudad. En el mismo Bogside puede visitarse un pequeño museo, el Museo de Free Derry, dedicado a la historia más reciente de la ciudad, la de los Disturbios y que se centra, en particular, en uno de sus episodios más trágicos, el Bloody Sunday (Domingo Sangriento).

Si planeas con antelación el viaje y lo haces coincidir, podrás disfrutar de la serie de festivales anuales que se celebran en la ciudad. En marzo verás el carnaval de primavera de San Patricio, en mayo el Festival de jazz y de las grandes bandas, durante el verano la ruta cultural de la ciudad amurallada y en octubre el carnaval de Hallowe’en, el más grande de Irlanda. Sin duda alguna, se puede afirmar que a la gente de Derry le gusta divertirse. La vida nocturna de la ciudad está dominada sobre todo por los numerosos pubs, donde es posible escuchar tanto música tradicional irlandesa como rock o jazz en vivo. Derry cuenta además con un buen número de excelentes restaurantes que harán disfrutar al visitante más exigente en cuanto a cocina se refiere.

Para los más comodones, os recomendamos encarecidamente, que reservéis un timepecito para realizar una visita con un guía de la oficina de turismo de Derry, si entendéis inglés os hará disfrutar de la ciudad, su historia, y si os va la política podréis preguntarle de todo y seguro que reviviréis los días más importantes de la historia de Irlanda del Norte.

Más información:

Post relacionados: