El norte de la India: Agra y el Taj Mahal

El norte de la India: Agra y el Taj Mahal

Situada a 160 kilómetros de Delhi, Agra es el destino de la India que recibe a más visitantes. Conocida antiguamente como la capital del imperio mongol, la ciudad reflejó su poder y riqueza a través de un magnífico legado histórico de primer orden; el Fuerte Rojo, y una de las más bellas maravillas del mundo, el famoso Taj Mahal. Una parada obligatoria a una ciudad que define perfectamente el significado histórico de la India a través de sus edificios imperiales.

 

Agra es una ciudad que no se diferencia de las otras, por su masificado tráfico, contaminación o su bullicio. Habría que indagar sobre su pasado histórico para recordar que el esplendor de la ciudad fue debido al los primeros emperadores mongoles, concretamente el rey Akbar, convirtiéndola en la capital del imperio, hasta tal punto de llegar a ser la ciudad más poblada del mundo, con más de medio millón de habitantes, incluso por delante de Londres, París o Constantinopla. La potencia musulmana más grande jamás creada. Con el paso del tiempo y con la llegada de los británicos, la ciudad fue estancándose hasta lo que es Agra hoy en día. Actualmente posee al rededor de 1.5 millones de habitantes y el recorrido de la ciudad ofrece un casco antiguo repleto de bazares, con artesanos de altísimo nivel, entre otros muchos atractivos y lugares de interés, pero a pesar de que en sí, no es una encantadora ciudad, alberga lugares absolutamente únicos en el mundo y recibe muchos viajeros que viajan a la India para descubrir lo más autentico del país, repartido entre las ciudades de Delhi, Agra y otros pequeños pueblos de la Región del Rajastán.

Si existe una cosa que caracteriza esta ciudad, es la gran maravilla que atesora en sus tierras, el Taj Mahal. Un precioso mausoleo construido por el emperador mogol Shah Jahan en 1631 en memoria de su esposa más amada, Mumtaz Mahal, fallecida tras dar a luz a su decimocuarto hijo, una niña. Fue tal su dolor que eligió el mejor emplazamiento de la ciudad y contrató a los artesanos con más renombre para edificar el que sería el edificio más bello, suntuoso y refinado del mundo, de estilo mongol, donde participaron más de 20.000 personas en su construcción.

 

Para el visitante que accede por primera vez a su interior, el mausoleo significa mucho más que un precioso edificio. Acostumbrado al bullicio y al ruido de las grandes ciudades de la India, este lugar es ante todo un paraíso de tranquilidad, que junto con su silueta, perfecta en todos sus detalles, hipnotiza a todo aquel que sobrepasa el dintel de acceso al jardín, el cual fue diseñado para expresar el paraíso musulmán, diseñado como un lugar repleto de vegetación. Nunca se esta preparado para tal espectáculo visual. Ni tan si quiera ojeando las mejores guías y fotografías de la India, nos podemos imaginar el impacto que nos provocará al contemplarla por primera vez.

 

El diseño del conjunto consta de un rectángulo de 508 metros por 304 metros con un jardín central. El edificio se alza sobre un basamento de mármol con un minarete en cada una de las esquinas de 41 metros de altura cada uno. El cuerpo central consta de cuatro pequeñas cúpulas que acompañan a una muy grande situada en medio. Además de su estructura, la belleza del edificio radica en la decoración que se extiende en toda su superficie y en la que los pequeños detalles como los arabescos florales, los motivos geométricos y los grabados con pasajes del Corán se combinan con piedras preciosas. Esta deslumbrante belleza, unida a sus hermosos jardines de estilo persa únicos en el mundo, le confieren el título de una de las nuevas siete maravillas del mundo. Se suma al honor concedido por la UNESCO nombrándolo Patrimonio de la Humanidad. El edificio central se encuentra custodiado por dos edificios muy similares, la mezquita y el jawab, ambos para dar continuidad estética al conjunto. 

 

Otra de las joyas que conserva Agra es el Fuerte Rojo -también conocido como el Fuerte de Agra-. Un gran edificio fortificado que sirvió como residencia de los emperadores mongoles. Construido en el siglo XVI en tan sólo diez años, esta enorme fortaleza construida en las orillas del río Yamuna, atesora en su interior un conjunto de asombrosos palacios de mármol, mezquitas y jardines de gran belleza y vegetación. Su enormes murallas construidas en gres rojizo y 2.4 Km de perímetro, son uno de los principales elementos que llaman más atención de este complejo. El Fuerte Rojo es otra de las construcciones monumentales que representaba el poder del imperio mongol, que dominó casi todo el país y que logró reunir un sinfín de riquezas procedentes de los recursos naturales que poseía el país conquistado. El resto de las instalaciones de este complejo tardaron alrededor de noventa y cinco años en construirse. Con Akbar, que fundó esta impresionante fortaleza, nació la arquitectura de estilo mongol imperial.

En el interior del Fuerte Rojo, existen diversos edificios que merecen ser visitados, entre ellos se encuentra el palacio de Jahangir, de estilo hindú y musulmán; el Khas Mahal, un palacio de mármol esculpido y yeso, donde Shah Jahan fue prisionero en una de sus celdas; el Shish Mahal, llamado también el «palacio de cristal» por su revestimiento con pedazos de espejo en su interior; el Diwan-i-Khas, lugar donde el emperador recibía a sus ministros; la pequeña mezquita de Nagina Masjid y la sala de audiencias Diwan-i-Am, donde el embajador se reunía con los embajadores para hablar de diversos temas de estado.

 

[divider]GUÍA PRÁCTICA[/divider]

 

DOCUMENTOS 

Pasaporte con una validez mínima de 6 meses. Es necesario solicitar un visado, que se puede realizar por internet desde la web oficial https://indianvisaonline.gov.in

CUÁNDO IR

La mejor época para visitar el norte de la India es de octubre a marzo. Es cuando los cielos están más despejados y las temperaturas son perfectamente soportables para los europeos. De abril a junio las temperaturas son excesivamente altas. La llegada de los monzones es a partir de julio y hasta mediados de septiembre, aunque las temperaturas son mucho más agradables, la humedad es muy alta y las tormentas inesperadas son muy frecuentes.

MONEDA

La Rupia (Rs) es la moneda oficial de la India. Al cambio 1 euros son aproximadamente 62 Rs. Si bien no vas a tener problemas en pagar con tarjeta de crédito en cualquier tienda, hotel o restaurante, deberás llevar en tu bolsillo no menos de 4.000 Rs, ya que en cualquier pequeño puesto callejero o vendedor ambulante te podrá ofrecer una auténtica ganga y perderías la oportunidad de la compra. El euro está también aceptado y muy bien valorado en lugares turísticos, así que no te extrañe que te pidan euros antes que rupias en ciertos lugares. En caso de emergencia, es muy fácil encontrar un cajero automático, incluso en el pueblo más pequeño y escondido del Rajastán.

COMUNICACIÓN

Una estancia larga de diez días puede convertirse en una ruina si se te ocurre llamar desde tu teléfono móvil, sea ya en la modalidad de roaming o con tarifas “super reducidas”. Para estar comunicado con tus familiares y amigos diariamente a coste de llamada prácticamente local, tienes dos posibilidades: utilizar los miles de locutorios con o sin conexión a internet que existen en cualquier lugar, o si prefieres algo más cómodo y práctico, contratar una línea de teléfono móvil con Airtel, por ejemplo, a tu llegada al aeropuerto de Delhi. Conseguirás un teléfono móvil con un número de la India que te permitirá realizar todas las llamadas que desees a precios equivalentes a llamada local en España.

 

 

Post relacionados: