Que ver en Dresde la Florencia del Elba

Que ver en Dresde la Florencia del Elba

QUE VER EN DRESDE LA FLORENCIA DEL ELBA

Que ver en Dresde la Florencia del Elba, la capital del estado de Sajonia, se erige radiante y esplendorosa como en un nuevo resurgir del ave Fénix de sus cenizas.

Castigada por la RAF y la USAAF, en un masivo bombardeo en el cual se lanzaron cerca de 4.000 toneladas de bombas explosivas e incendiarias, provocaron una devastadora tormenta ígnea durante el 13, 14 y 15 de febrero de 1945, la cual avivó su destrucción arrasándola casi por completo.

A posteriori, Dresde siguió durante cuarenta años sumida en el espacio gris y tenebroso de la RDA (República Democrática Alemana) conocida como la “Alemania del Este” bajo la dominación soviética, hasta la caída del muro de Berlín.

Escudo RDA

 

Bañada por las aguas del río Elba, la ciudad jardín de Dresde, por ello vamos a descubrir que ver en Dresde la Florencia del Elba, una ciudad que emerge desde la frondosidad de los bosques que la rodean, como una ciudad edificada bajo la perspectiva de ser integrada en un entorno natural y armónico.

Se dice que la calidad medio ambiental que la capital de Sajonia ofrece, es una de las más saludables de Europa: un 64 por ciento de la región está ocupada por bosques y prados.

Pocas ciudades te permiten acercarte a sus viñedos en tranvía, situados a pocos minutos del centro y así admirar unas vistas increíbles de la ciudad a orillas del Elba, mientras podemos degustar una copa de vino a pie de sus cepas.

Hoy Dresde nos da su cálida bienvenida. Una urbe totalmente reconstruida a modo y estilo barroco, indudable seña de su identidad.

Habiendo recuperado por completo toda la riqueza arquitectónica de Dresde, esta histórica ciudad nos aporta una oferta turística de alto nivel, siendo además un notable referente cultural europeo.

CAstillos del Elba

Pasear por sus calles y avenidas nos permitirá descubrir su historia a través de los siglos, disfrutar de sus tesoros artísticos y sentir como actualmente es una ciudad abierta al mundo y en constante transformación.

 

QUE VER EN EL CENTRO HISTÓRICO DE DRESDE

Que ver en Dresde la Florencia del Elba en un recorrido por el centro histórico, que  lo iniciamos en la Theaterplatz o (plaza del teatro) la cual es presidida con una imponente estatua ecuestre de Rey Juan y desde donde contemplaremos uno de sus edificios más famosos: la Ópera estatal sajona de Dresde o Semperoper.

El primer edificio construido por el arquitecto Gottfried Semper fue inaugurado en 1841 con la Cantata Jubela del compositor Carl María von Weber.

El edificio fue destruido por un voraz incendio en 1869 y fue reconstruido entre 1871 y 1878 por Manfred Semper; el hijo mayor de su primer arquitecto.

Pero a lo que no pudo resistir fue al bombardeo aliado de 1945. Aun así, se reconstruyó por completo hasta el último detalle en 1986, después de un largo periodo de proyectos de seguridad y diseño.

En este emblemático teatro fueron estrenadas algunas de las mejores óperas de Richard Wagner y Richard Strauss o Schumann, además del mencionado von Weber. Todos ellos vivieron en Dresde en algún momento de su vida.

 

EL MURAL DEL PASEO DE LOS PRÍNCIPES

Que ver en Dresde la Florencia del Elba, imprescindible el Desfile de los Príncipes (en alemán Fürstenzug) es el nombre de un mural ubicado en el centro histórico de la ciudad.

Compuesto por unos 24.000 azulejos de porcelana de Meissen, por lo cual, este mosaico de porcelana es el más grande del mundo.

El ZWINGER 

Representa a los monarcas de la casa de Wettin entre 1123 y 1906, un desfile de jinetes de un tamaño mayor que el natural donde se puede ver una escena con 35 nobles, electores y príncipes de la casa Wettin de Sajonia, acompañados por un cortejo.

Este mural se encuentra en la Augustusstraße, en la pared norte del establo de la corte real perteneciente al Residenzschloss. Situado al este de la Plaza del Palacio (Schlossplatz) y al oeste de la Frauenkirche. Siendo uno de los pocos elementos que sobrevivió al bombardeo del 1945.

 

QUE VER EN DRESDE LA FLORENCIA DEL ELBA El ZWINGER 

No cabe duda sobre la opulencia y poder de los príncipes electores de Sajonia, y menos del príncipe elector y rey de Polonia-Lituania, Augusto el Fuerte.

Durante su reinado hizo construir este palacio barroco en el lugar donde se ubicaba anteriormente una fortaleza, por ello su nombre que hace referencia al muro que envolvía una fortaleza a modo de protección.

Concebido para ser un invernadero de cítricos, una moda bastante extendida en las cortes europeas en el siglo XVII ocupó el lugar preferente para las fiestas de la corte de Augusto el Fuerte.

Dentro de sus fastuosos jardines se encuentra la espectacular fuente llamada el Baño de las Ninfas.

Madona del Elba

Los balaustres de los edificios adyacentes están decorados con 700 figuras de faunos, ángeles y diosas que representan las fuerzas de la naturaleza, así como una imagen de Hércules sosteniendo la bola del mundo que corona uno de los pabellones como alegoría del mismo Augusto, considerado el Hércules de Sajonia.

Sobre el balcón principal, la Kronentor debe su nombre a la gran corona con tintes dorados que representa la corona de Polonia.

Corona por la cual el príncipe elector se convirtió al catolicismo para poder ser elegido como rey, dado que inicialmente era protestante.

En la actualidad Zwinger alberga colecciones de arte y ciencia, una colección de porcelanas y la inigualable Pinacoteca de los viejos Maestros, en la cual destaca la obra “la Madonna Sixtina” de Rafael, junto con más de 700 obras de Murillo, Velázquez, Rembrandt, Canaletto, Tiziano, Jan Van Eyck, etc…

RESIDENZSCHLOSS, EL PALACIO RESIDENCIAL

Que ver en Dresde la Florencia del Elba, otro de los lugares de gran interes es el Palacio Residencial recientemente reconstruido y considerado el Louvre Sajón”.

Galeria de los Viejos Maestro

El cual acoge la espectacular colección de tesoros y joyas de los príncipes electores de Sajonia, sobre todo de Augusto II, empeñado en hacer de Dresde uno de los principales centros continentales del arte barroco de su época.

Residenzschloss es uno de los edificios más antiguos de Dresde. Construido originalmente en el año 1200 como un torreón de defensa, fue reconstruido en varias ocasiones mezclando varios estilos arquitectónicos, aunque en el siglo XVI adquirió su forma renacentista.

Armeria residencia príncipes de Sajonia

Después de un pavoroso incendio que prácticamente lo destruyó en 1701, Augusto el Fuerte lo mandó reconstruir en gran parte con un estilo barroco.

Durante 400 años fue primero la residencia de los príncipes electores y de los reyes de Sajonia posteriormente.

Hoy acoge la Staatliche Kunstsammlungen Dresde, un complejo de museos que incluye la llamada Grünes Gewölde (Boveda Verde) que guarda los tesoros de los soberanos y está considerada la mayor colección de joyas de Europa.

La exposición de la sala de las armaduras alberga una colección considerada una de las más lujosas colecciones de armas de Europa que comprende desde la Edad Media hasta el siglo XIX.

En la Cámara Turca se guardan antiquísimas piezas de arte otomano y es de las más significativas fuera de Turquía con una auténtica Jaima bordada de 20 metros de longitud entre las piezas estrella.

En la Armería encontrarás una de las mejores colecciones de armas y armaduras del mundo con 10.000 piezas.

 EL NEUMARKT Y LA IGLESIA FRAUENKIRCHE

Que ver en Dresde la Florencia del Elba, indudablemente la iglesia de Frauenkirche es referente de la ciudad, siendo además parte iconográfica del centro histórico junto con la estatua de Martín Lutero justo delante de la misma.

Este templo de singulares características, está edificado sobre una planta cuadrangular de origen románico del siglo XI. La estructura con doble bóveda interior y exterior que la caracteriza data del año 1726 y es de estilo Barroco.

Durante los bombardeos de 1945 quedó destruida, no por los impactos directos de la bombas, pues su cúpula redondeada hacía que los proyectiles rebotaran sobre su superficie, sino por el intenso calor generado por la bombas de fósforo y las altas temperaturas que se produjeron a su alrededor.

Aun así, realmente lo que provocó el colapso de sus muros fue motivado porque en sus sótanos se guardaban miles de metros de películas de cine de nitrocelulosa; un producto altamente inflamable y de gran poder calorífico, que por simpatía, debido a las altas temperaturas en el exterior provocaron su combustión espontánea hasta el punto de provocar el derrumbamiento de la estructura.

 

No fue hasta la caída del muro de Berlín en 1994 que se iniciaron las obras de reconstrucción con donaciones procedentes de todo el mundo, pudiendo a día de hoy volver a contemplar y admirar su exterior e interior.

Este templo pertenece a la Iglesia Evangélica Luterana, con servicios religiosos diarios, los domingos los servicios religiosos se acompañan con conciertos de órgano y por un coro, así mismo en celebraciones especiales se interpretan obras de carácter religioso de compositores ilustres como Mozart, Bach o Händel.

 

En este barrio de Neumarkt se ubican tiendas de moda y lujo, las mejores marcas y el mejor estilo de vida, incluso galerías de arte para el deleite de coleccionistas.

Excelentes restaurantes con cocina internacional o si se prefiere emular los fastuosos ágapes de Augusto el Fuerte, también podemos visitar restaurantes típicos ambientados al uso de la época, donde podremos degustar la crujiente pata de cerdo o el cochinillo directamente del asador, todo ello regado con excelentes cervezas.

Paseo por Neustadt

Que ver en Dresde la Florencia del Elba, la contrapartida a la majestuosidad serena de la ciudad vieja, Altstad, es la ciudad nueva, Neustadt, con una vibrante amalgama de calles y callejones con bares, restaurantes, cafeterías y otros locales de ocio; unos 250.

Este distrito, al lado de Albertsplatz, se alzó fuera de las murallas a mediados del siglo XVIII y prosperó durante el s. XIX, época en que se construyeron muchos de sus edificios.

Tuvo la suerte de no salir demasiado mal parado de los bombardeos y hoy es uno de los núcleos urbanos más importantes del país que todavía conserva la arquitectura de la época del káiser Guillermo.

Eso sí, combinada con graffitis y locales alternativos. Es el barrio abierto y cosmopolita de Dresde, el distrito más joven, donde viven los artistas, los estudiantes y las parejas jóvenes, la media de edad de los residentes es de 35 años.

 

 LA CHICA DANESA (LILI ELBE)

Que ver en Dresde la Florencia del Elba, como curiosidad, si pasas por el cementerio de Trinitatisfriedhof, puedes localizar la tumba de Lili Elbe, la primera mujer transgénero que se sometió a la operación de cambio de sexo, justamente en la ciudad de Dresde.

Un personaje que se dio a conocer gracias a la película La Chica Danesa, en la que era interpretada por Eddie Redmayne. Fue justamente la productora del filme que financió la renovación de la lápida.

EL CASTILLO DE PILLNITZ Y SU PARQUE

Aunque un poco alejado de la urbe, Schloss Pillnitz fue la residencia de verano de los príncipes electores de Sajonia.

Comprende tres edificios, uno a orillas del río Wasserpalis, el Palacio Superior o Berger Palais y el Palacio Nuevo de estilo Neoclásico o Neues Palais.

Actualmente alberga el Museo de Arte y Artesanía perteneciente a las colecciones de arte del Estado de Dresde.

Una de las principales atracciones del parque son sus jardines barrocos, donde destaca su estanque central con una gran fuente.

RESIDENCIA VERANIEGA Y JARDIN BOTANICO

El parque que rodea esta residencia veraniega consta de 28 hectáreas, en las cuales se encuentran variedades de árboles y plantas de todo el mundo.

Destaca una camelia japonesa que en los meses invernales es protegida con una caseta invernadero de cristal, dado sus importantes dimensiones.

Dentro del recorrido por el parque encontraremos el denominado Pabellón chino y la Góndola Roja que Federico Augusto utilizaba entre su residencia y Dresde a través del rio Elba.

Este mismo recorrido lo podremos hacer con uno de los barcos a vapor que pertenecen a una de las flotas a vapor mas antiguas del mundo.

Las naves realizan diariamente este recorrido turístico, en el cual además de disfrutar de los paisajes a orillas del Elba con los viñedos y palacetes, tendremos la oportunidad de tomar un almuerzo típico de la zona, ¡sopa de patata y salchicha!

 VISITA A MEISSEN Y EL CASTILLO DE ALBRECHTBURG

Que ver en Dresde la Florencia del Elba, esta es una de las excursiones o visitas muy recomendable para realizar durante nuestra visita a Dresde.

A escasos 30 minutos llegamos a la pequeña población de Meissen, cuna de la porcelana en Europa y todo gracias al empeño de un rey y un alquimista.

Durante los siglos XVI y XVII, debido a los constantes conflictos bélicos, los soberanos europeos estaban necesitados de llenar sus arcas con abundante oro.

Así pues, Augusto el Fuerte también se vio obligado a llenar las arcas del estado con este metal precioso, por ello ordenó a Johann Friedrich Böttger, un alquimista frustrado, que había huido de su Prusia natal a Sajonia.

Después de haberse jactado sin mesura por todos los rincones de que era capaz de producir oro de la nada.

El rey que necesitaba fondos para restituir su erario, le pareció oportuno mantener a un alquimista a su servicio y creyó que la mejor manera de hacerlo era bajo llave, hasta que obtuviera el suficiente oro para satisfacer las necesidades del monarca.

De esta forma, Böttger pasó cinco años prisionero en el lúgubre castillo de Albrechtsburg en Meissen.

LA FORMULA MAGISTRAL PARA LA MEJOR PORCELANA DE EUROPA

Finalmente, en 1709 Böttger casualmente obtuvo una fórmula no para hacer oro sino para producir la más exquisita porcelana, una mezcla de una arcilla conocida como caolín o arcilla de China con alabastro calcinado y feldespato, que era tan preciada como el vil metal. Como resultado del descubrimiento de su prisionero-alquimista.

Augusto el Fuerte estableció el 23 de enero de 1710 la Manufactura de Porcelana Meissen, cerca de Dresde, la primera fábrica de porcelana de Europa.

Apenas una década más tarde del descubrimiento, en 1719 y después de mucha experimentación, la fábrica de porcelana Meissen fue la primera comercialmente viable en producir un tipo de porcelana de alto horno que se parecía mucho a las codiciadas mercancías chinas y japonesas.

Para aquel entonces, Augusto II ya había fabricado más de 20.000 obras de porcelana china y japonesa e incluso había comenzado a construir un pequeño palacio de porcelana en la ribera del río Elba.

Como curiosidad cabe destacar que actualmente si se es propietario de alguna vajilla de esta firma y por desgracia se deteriora o rompe alguna pieza por muy antigua que sea o llegue a ser de sus inicios.

LA EXCLUSIVA CONSERVACIÓN DESDE EL PRIMER MOLDE

Esta firma conserva todos los moldes originales de las piezas producidas, por lo cual puede solicitarse la fabricación de aquella pieza que se necesitase para volver a completar la vajilla o colección de obras que se posea.

En el museo y el taller de exhibición se presentan obras maestras tanto antiguas como piezas actuales. Es muy recomendable visitar el centro histórico de la ciudad, hasta el Burgberg donde se encuentra la catedral y el Castillo de Albretch.

Castillo de Albretch

El castillo de estilo gótico tardío de Meissen Albrechtsburg, fue construido entre 1471 y 1524 por los hermanos, Ernest y Albert de Wettin, que gobernaron conjuntamente .

La nueva residencia se convertiría en un centro de administración representativo y un palacio residencial al mismo tiempo.

Para aquel entonces su uso defensivo se había desestimado, siendo destinado a ser un palacio, el primero de su tipo en la historia de la arquitectura alemana.

UN PECULIAR CASTILLO DE CUENTO DE HADAS

Sin embargo, el castillo de Meissen Albrechtsburg nunca se usaría en su función original, ya que, aún durante su etapa de construcción, los hermanos dividieron el territorio Wettin.

En algunas ocasiones se llevaron a cabo recepciones o se organizaron fiestas de caza. La mayoría de las veces, sin embargo, el castillo quedó sin uso.

Solo Augusto el Fuerte llegó a utilizar activamente Albrechtsburg en 1710, como la primera fábrica de porcelana de Europa.

La porcelana se fabricó durante 153 años en el castillo de Albrechtsburg hasta que en 1863, la producción se trasladó a la primera factoría en su actual ubicación.

EL castillo fue sometido a una intensa restauración para devolverle su aspecto gótico original y eliminar el severo daño que se había sufrido durante el tiempo que se usó como manufactura.

 

Los Viñedos Wackerbarth State Winery

Que ver en Dresde la Florencia del Elba, los viñedos de Schloss Wackerbarth no solo es la bodega de vinos espumosos más antigua de Sajonia, sino también el primer viñedo de Europa.

Dresde es conocido como el centro del buen vivir en el ambiente barroco. Augusto el Fuerte hizo construir mansiones en las inmediaciones de Dresde.

El castillo de Wackerbarth era, como lo es hoy, un gran atractivo para los gourmets y amigos del estilo de vida mediterráneo. La ubicación romántica en medio de los viñedos de Radebeul y la producción propia de excelentes vinos y vinos espumosos le ofrecen un placer para todos los sentidos.

El castillo Wackerbarth es una finca moderna, orientada hacia el futuro y el vino y el champán. La naturaleza es una parte integral de la experiencia de Schloss Wackerbarth.

La viticultura se realiza estrictamente de acuerdo con las pautas de la «viticultura respetuosa con el medio ambiente controlado». La sostenibilidad determina el manejo de todos los recursos naturales.

 

El MUSEO MILITAR 

Una gran flecha de cristal y acero sobresale de la fachada novecentista del Militärhistorisches Museum, apuntando hacia el casco antiguo de Dresde.

Nos marca la dirección que llevaban los aviones de la RAF el 12 de febrero de 1945, fecha marcada a sangre y fuego, literalmente, en la historia de la ciudad.

En Dresde, la guerra es una sombra omnipresente, imposible de ignorar. Este museo hace un repaso de la historia militar alemana desde la Edad Media hasta nuestros días.

Este museo ha hecho un considerable esfuerzo por distanciarse de las presentaciones habituales de la historia militar.

UN MUSEO PARA LA PAZ

En lugar de glorificar la guerra y los ejércitos, el museo intenta presentar las causas y consecuencias de la guerra y la violencia.

La atención se centra en el componente humano de la guerra, en las esperanzas, los temores, la pasión, el coraje, los recuerdos y las aspiraciones de los involucrados.

El museo busca informar a los visitantes sobre la historia militar y alentarlos a hacer preguntas y buscar nuevas respuestas. Los visitantes pueden recorrer el museo a través de dos enfoques: secciones temáticas y un recorrido cronológico.

Carro de combate Sovietico

Además, el museo muestra la historia de la tecnología militar, armas, uniformes e insignias, orden, arte, archivo de imágenes, registros y biblioteca. El Museo de Historia Militar de la Bundeswehr se ha esforzado por ser un tipo diferente de museo militar.

UNA DE LAS MEJORES COLEECIONES MILITARES DE EUROPA

El museo alberga una vasta colección de historia militar en la que muestra que la guerra y los militares están entretejidos en la historia general de una nación y muestra las ramificaciones de la guerra en la historia política, cultural y social.

Fusil de asalto

El enfoque, en lugar de centrarse en el bien mayor o en el conjunto militar, está siempre en el individuo que ejerce la violencia o la sufre.

Se ofrecen once recorridos temáticos y tres cronologías: desde al año 1300 hasta 1914, con la Gran Guerra de la cual este año se cumple el 100 aniversario de su fin y de 1914 a 1945 y 1945 hasta día de hoy.

 

Tradicionalmente, los museos militares se centran principalmente en la tecnología de armas y la representación glamorosa de las fuerzas armadas nacionales; impresionando a los visitantes con demostraciones de poder militar y muestran guerras aisladas de otros eventos históricos. Evidentemente este no es el caso del Militärhistorisches Museum

 

GUÍA PRÁCTICA

 

DÓNDE DORMIR EN DRESDE

Nosotros nos alojamos en el Vienna House QF, un elegante hotel boutique en la plaza de Neumarkt, abierto en 2006 con la reconstrucción del barrio, conservando una fachada barroca, pero con un interior práctico y elegante del diseñador italiano Lorenzo Bellini.

Tiene 95 habitaciones, la más pequeña es de 26 m2, con escritorio y un amplio baño con ducha, bañera y vestidor.

Si indicas que no es necesario que te hagan la habitación te dejan un regalito, que puede ser una copa en el Dachbar, el bar del 6º piso del hotel o buen desayuno según el día.

Neumarkt
1. Tel.: +49 3515633090 www.viennahouse.com/en.html

DÓNDE COMER EN DRESDE

Schloss Eckberg. Este hermoso castillo del siglo XIX convertido en hotel está ubicado en el barrio de ‘Weißer Hirsch‘, una zona muy verde elevada sobre el Elba.

Se puede llegar con el tranvía 11 desde Albertsplatz. Si el tiempo lo permite, aconsejamos comer en los jardines del castillo, con vistas sobre el río. Bautzner Straße 134, Tel: +49 3518099 – 0. www.schloss-eckberg.de/en

Sophienkeller. Este curioso restaurante en pleno casco antiguo está ambientado en la época de Augusto el Fuerte, con camareros vestidos de época y actores representando personajes (en alemán, eso sí). Taschenberg 3. Tel: +49 351497260. https://sophienkeller-dresden.de/

Das Felix. Un local moderno para hacer un brunch o un café ubicado en el último piso del edificio Lebendige Haus ante el Zwinger, con buenas vistas. Kleine Brüdergasse 1-5, Tel. 0351 32033960. https://dein-felix.de

Max Neustadt. Situado en el barrio con más ambiente de la ciudad. Louisenstraße 65. Tel.: +49 3515635996. www.max-dresden.de/max-neustadt

Elements. Puedes elegir entre su selección un surtido de «cajas» llamadas Deli que incluyen una ensalada, un plato y un postre; ideal para una comida rápida en su agradable terraza o comer en el interior del restaurante. Königsbrücker Strasse 96 – Haus 25-26, Tel.: +49 3512721696. www.restaurant-elements.de/en/

Meissen

Café Meissen ©. En la cafetería de la fábrica de porcelana puede probar el pastel Meissen acompañado de un café, té o chocolate servido en taza de porcelana. Talstrasse 9. Tel.: +49 3521 468-730. www.meissen.com

Domkeller. A pesar de la ubicación en la Plaza del castillo de Albrechtsburg, las mejores mesas están en la terraza panorámica con vistas a los tejados de Meissen.

Aquí puede probar una Meissener Schwert, la cerveza más antigua de Sajonia acompañando algún plato tradicional.

VISITAS Y ACTIVIDADES

DRESDE

Gemäldegalerie Alter Meister. Theaterplatz 1. DM a DV de 10 a 18 h. 12 €. https://gemaeldegalerie.skd.museum/en/visit/

Residenzschloss. Staatliche Kunstsammlungen Dresde. Taschenberg 2 DM a DV de 10 a 18 h., 21 € si incluimos la Torre Verde. www.skd.museum/en

Semperoper. Ofrece varias opciones de visita guiada, incluyendo la nocturna. También puede ir a ver una ópera.

Militärhistorisches Museum. Olbrichtplatz 2. DL de 10 a 21 h. DM a DG de 10 a 18 h. DX cerrado, 5 €.

Sächsische Dampfschiffahrt. Estos barcos de vapor históricos hacen varias salidas al día, el trayecto dura una hora desde Pillnitz el muelle de la Brühlsche Terrasse. Se puede comer a bordo la famosa sopa de patata con salchichas alemanas típicas de la región. www.saechsische-dampfschiffahrt.de

Meissen

Meissen Porzellan-Stiftung. Talstrasse 9, Meißen. Tel.: +49 35214760328. DL a DG 9-18 (1 mayo a 31 octubre), de 9 a 17 h. (01 de noviembre a 30 abril), de 10 a 16 h. (por Fin de año y Año Nuevo). Cierra el 24, 25 y 26 de diciembre. www.porzellan-stiftung.de. Para reservas: museum@meissen.com

Castillo de Albrechtsburg. Domplatz 1, Meissen. De marzo a noviembre, DL a DG de 10 a 18 h. De noviembre a febrero, L a DG de 10 a 16. Cerrado el 24 y 25 de diciembre y del 7 al 19 de enero. 8 €. www.albrechtsburg-meissen.de/en/home/

Moritzburg. L a V de 10 a 18 h. (entre marzo y noviembre. Consultar web para otras fechas). 8 € entrada normal, hay opciones combinadas o con visita guiada. www.schloss-moritzburg.de/en/guest-service/opening-hours/

BODEGAS

Schloss Wackerbarth. Wackerbarthstraße 1, Radebeul. Restaurante, visitas y catas de vino entre otras cosas. Abierto todo el año. www.schloss-wackerbarth.de/en/

Friedrich Aust. Weingstraße 10, Radebeul. Tel.: +49 0351/8338750. www.weingut-aust.de/

Más información: www.dresden.de/es/turismo/turismo.php

 

 

 

Post relacionados: