Qué ver en las Montañas de la Costa Dorada

Panoramica de las montañas de la Costa Daurada desde San Miguel de Escornalbou

Qué ver en las Montañas de la Costa Dorada

Qué ver en las Montañas de la Costa Dorada. La riqueza histórica y natural de un conjunto de municipios formados por parajes boscosos y agrícolas muy diversos, pero que coinciden en su marcado cariz rural y mediterráneo, configuran este territorio del interior de la comarca tarraconense del Baix Camp, que dispone de una gran variedad de recursos entre los que destacan el turismo activo y de naturaleza, el patrimonio cultural e histórico y la gastronomía, en este artículo os vamos a contar qué ver en las Montañas de la Costa Dorada

Siempre es agradable descubrir que más allá de los típicos lugares turísticos masivos podemos encontrar lugares y zonas geográficas que, seguramente, por no haber estado suficientemente bien comunicada o no haber ofrecido unos servicios adecuados, habían estado un tanto olvidadas.

La adecuación de accesos a todos los niveles han hecho posible el redescubrir parajes y rincones que por sí mismos son de un gran atractivo y que, por su ubicación y accesibilidad, pueden formar parte de un complemento vacacional de media estancia o de escapada de fin de semana.

Este es el caso de las Montañas de la Costa Daurada. Esta zona de montaña ofrece numerosos atractivos  para el turismo familiar. Excelentes rutas de senderismo para todos los niveles, bicicleta de montaña y touring, una excelente gastronomía tradicional, espacios naturales de gran belleza paisajística, festividades de antaño que conservan todo su encanto a través del tiempo, miradores excepcionales, entre otros muchos aspectos.

Esta comarca se sitúa en la parte interior del Baix Camp, muy próxima a Reus y Tarragona. Al amparo de la montaña se encuentran los 19 municipios que la configuran y que forman parte de áreas turísticas tematizadas abarcando una superficie de casi 350 kilómetros cuadrados de parajes boscosos.

Qué ver en las Montañas de la Costa Dorada, Capafonts

En Capafonts el sosiego es lo que destaca en su entorno. Este pequeño pueblecito de la comarca del Baix Camp está situado en el cerro que ocupa la parte central del valle.

Condicionado por el terreno, las estrechas callejuelas suben y bajan con pronunciados desniveles es un tipico conjunto urbano que refleja el claro estilo de vida rural. Uno de sus puntos de interés nos permite admirar la fachada medieval de Cal Macià, edificio que alberga la leyenda de origen incierto que la señala como posible casa natal de Cristóbal Colón.

Un antiguo horno de pan, hoy recuperado como museo y  una excursión es la que nos lleva a la interesante Font de la Llúdriga. En este recorrido podremos contemplar de cerca la riqueza natural del entorno, es recomendable visitar previamente el punto de Información Turística y en la entrada de la villa, donde podemos recoger abundante información que nos facilitará la visita de esta zona natural.

Qué ver en las Montañas de la Costa Dorada, la Mussara

Hoy en día este pequeño pueblo está deshabitado. Sus pocas edificaciones están en ruinas, lo que le confiere un halo de misterio. En estos parajes se vivieron acontecimientos que pasarían a ser leyendas, como las que acontecieron durante las guerras Carlistas.

Pueblo abandonado de la Mussara
Pueblo abandonado de la Mussara

El mirador es realmente espectacular desde el que la panorámica de las Montañas de la Costa Daurada es impresionante.

Qué ver en las Montañas de la Costa Dorada, Prades   

Un paseo por la villa nos proporciona la experiencia de descubrir su pasado medieval, último reducto de musulmanes en el año 1153. Fue liberada por Ramon Berenguer IV que expulsó a los sarracenos y propicio la repoblación de la comarca, otorgando la Carta de Población en el año 1159.

Antigua puerta de entrada de Prades
Antigua puerta de entrada de Prades

De esta época medieval se conservan los vestigios del antiguo castillo, de la muralla, una torre, los portales y un arco gótico.  Durante la guerra de los “Segadors”, tanto el castillo como la muralla fueron gravemente dañadas y poco queda de ellos.

Pared decorada con aperos de hortelano en Prades
Pared decorada con aperos de hortelano en Prades

De su fuente renacentista, delante de la iglesia ubicada en la plaza mayor porticada, mana una vez al año cava durante toda una noche en el mes de julio. Jóvenes de toda la comarca acuden a la fiesta para remojarse en líquido espumoso.

Iglesia de Prades
Iglesia de Prades

Uno de los eventos por los que es conocida la villa es el concurso Internacional de perros pastores que proceden de Cataluña, Francia y el País Vasco. Espectáculo donde compiten los perros para demostrar la habilidad para cercar rebaños en sus corrales. Eminentemente su entorno rural y agrícola da excelentes alimentos, de los que destacan la miel, las avellanas, las castañas y las setas de temporada, además de las famosas patatas de Prades.

Qué ver en las Montañas de la Costa Dorada, Pratdip

Destaca sobre el conjunto urbano, el castillo que corona la villa, en su interior predominan las dos torres de defensa cuadrada y la iglesia parroquial.

 

Tierra de leyendas, en la que los “Dips”, según cuenta la tradición, eran perros vampiros que se ocultaban en los lugares más recónditos de la Sierra de Llaberia.

Negros como el azabache, se ocultaban fácilmente en la oscuridad de la noche, que les amparaba para dar caza a sus víctimas obligadas por la necesidad, a cruzar por los tupidos y agrestes bosques de la sierra, donde el blanco de la roca calcárea destaca sobre el verde del bosque mediterráneo.

  Qué ver en las Montañas de la Costa Dorada, San Miquel d’Escornalbou

Este imponente enclave, envuelto de historia y leyendas, se encuentra erigido sobre un risco que domina los cuatro puntos cardinales y desde el cual obtenemos una preciosa vistas panorámicas tanto hacia el Camp de Tarragona como hacia el interior. Se considera originalmente un Castro Romano.

Los primeros documentos que nos hablan del castillo datan de 1170, cuando fue donado por Alfonso I con la finalidad de fundar un convento.

La población de Siurana había sido conquistada a los sarracenos en 1153 por Bertran de Castellvell, pero la leyenda nos dice que Escornalbou quedó como reducto islámico. El día de san Miquel de 1162 Arbert de Castellvell, señor de Siurana, encabezó las fuerzas que se encaminaron a Escornalbou. En la batalla intervino el mismo arcángel San Miguel que, con su espada de fuego, decidió la lucha a favor de los cristianos. Se dice que desde entonces el castillo llevó el nombre de Sant Miquel.

Cedido en 1165 a Joan de Sant-Boi para repoblarlo y erigir en él una comunidad de canónigos agustinos, pasando a ser el castillo y su iglesia centro de la baronía, permaneciendo los agustinos hasta 1574. Posteriormente se instalaron los franciscanos hasta 1835. Los componentes más destacados del conjunto arquitectónico son la iglesia románica de San Miguel de los siglos XII-XIII,  los restos de la sala capitular y del claustro.

  Qué ver en las Montañas de la Costa Dorada, Ermita de la Mare de Deu de la Roca

Esta singular Ermita está situada cerca de Mont-Roig del Camp. La Ermita, erigida en lo alto de un risco, fue edificada sobre los restos de un antiguo castillo feudal del siglo XII. En su cima se levanta la capilla de San Ramón, de forma cúbica y pintada de blanco, lo que la hace resaltar de forma espectacular sobre el fondo rojizo de la piedra.

La tierra roja de sus montañas, que dan nombre a esta población de Mont-Roig del Camp, los campos de olivos y algarrobos, las casas y sus extensas playas, fueron los rincones que sedujeron al pintor Joan Miró. El famoso pintor catalán pasó gran parte de su vida veraniega en el Mas Miró, la casa que la familia tenía en este pueblo mecido entre el mar y las montañas de la Costa Daurada, entre los intensos colores mediterráneos, el azul de sus aguas y el rojo de su tierra, primordiales colores que se harían tenazmente constantes en toda su obra.

GUÍA PRÁCTICA CÓMO LLEGAR

Todos los lugares indicados pueden ser visitados en coche, al igual que hay itinerarios que pueden hacerse a pie, sean excursiones o paseos por las villas. Por carretera: A Prades desde Tarragona T-704 i TV-7046 A Pratdip desde Tarragona, AP7 A la Musara desde Tarragona, TV-7046 i C-14 A Capafonts desde Tarragona, TV-7041 i C-14 A Sant Miquel d’Escornalbou, A-7 A la Ermita de Mare de Deu de la Roca (Montroig del Camp) desde Tarragona, A-7

Dónde Comer

En Prades, en el Restaurante l’Estanc – (Plaça major, 9) En Pratdip, en el Restaurante Mas Mariassa – (T-311, Km 30) En Arbocet, Restaurante El Celler de l’Arbocet – c/Baix 11

DÓNDE DORMIR

En Mas Mariassa (T-311, Km 30), Pratdip. Mas Mariassa un destino de bienestar emocional “Un nido de descanso concebido con sencillez para estimular el reposo, disfrutar de intimidad y buena cocina.“ (www.masmariassa.com)

Post relacionados: