Qué ver y qué hacer en una escapada al corazón del Berguedá

 Qué ver y qué hacer en una escapada al corazón del Berguedá

Presa de la Baells

La proximidad que mantiene con la ciudad de Barcelona y la facilidad de acceso desde cualquier punto de Cataluña, permite poder realizar una escapada de un día a una de las zonas turísticas emergentes que en su día tuvo una importancia capital para el desarrollo de la comarca del Berguedá y del eje industrial del río Llobregat, suministrando energía a las colonias textiles y fraguas ubicadas en sus riberas. No en vano se le calificó en su día como “el río más trabajador de Cataluña”.

Esta escapada nos sumergirá en las entrañas de la historia, en su pasado reciente y el más lejano, el cual nos permitirá remontarnos a la época en la cual los dinosaurios dominaban la tierra, dejando su impronta, en esta comarca otrora un paraíso tropical, el que fuera el mayor dinosaurio que ha pisado la tierra, el Titanosaurio.

 

La presa de la Baells

Empezamos nuestro recorrido en la Presa de la Baells, donde realizaremos una visita al que fuera, curiosamente el último pantano proyectado durante la dictadura del General Franco, en 1970 (siendo como ya es sabido, uno de sus grandes hobbies) y el cual no pudo inaugurar, pasando a ser la primera gran obra y pantano inaugurado en la reciente democracia el 16 de febrero de 1976, por los reyes de España en aquel entonces Juan Carlos I y la Reina Doña Sofía.

El principal cometido de la Presa de la Baells, además de producir electricidad, es regular el caudal del río Llobregat y abastecer de agua potable al área metropolitana de Barcelona. Es una presa hidráulica, de arco de doble curvatura construido con hormigón armado, por ello está considerada una de las grandes obras de ingeniería del siglo XX en Cataluña.

Para poder realizar la visita a las entrañas de la Presa de la Baells, los guía que nos reciben en la entrada se nos pertrecha oportunamente de una caja de herramientas, un chaleco reflectante de seguridad, la correspondiente acreditación y una carpeta con un cuestionario. Todo ello nos permitirá convertirnos en “Aprendiz de Ingeniero” y realizar la visita de forma segura además de divertida y amena, sobretodo para los más pequeños.

La Presa de la Baells contiene 115 hm3, volumen equivalente a 115 campos de fútbol, aunque en la actualidad se constata que se ha reducido el volumen a 109 hm3. Por la sedimentación acumulada por las continuas avenidas desde su inauguración. Su construcción también provocó el éxodo de los habitantes de algunos de los pueblecitos que quedaron afectados por la construcción del embalse, San Salvador de la Vedella fue engullido por sus aguas, obligando a su población a reubicarse en el municipio de nueva hechura de Sant Jordi de Cercs.

Paneles informativos

Según vamos adentrándonos en la inmensa mole de hormigón, descubrimos una serie de paneles informativos en el nivel 628, que recorre el arco de la presa de una punta a la otra y se encuentra aproximadamente a 17 metros por debajo del nivel del agua. Dichos paneles nos muestran de una forma muy explícita la importancia de los recursos hídricos para nuestro modelo de forma de vida. En estos paneles descubriremos que cosas sumamente cotidianas requieren de volúmenes ingentes del líquido elemento. Es realmente sobrecogedor, saber que, para producir un huevo, son necesarios 200 litros de agua. Realmente información muy didáctica e interesante para concienciarnos del uso de tan preciado bien, como es el agua.

Nos adentramos en las entrañas de la presa a través de una de sus galerías dispuestos a recorrer sus angostos, pero bien iluminados pasadizos que nos conducirán a la base de esta formidable obra de 102 metros de altura y 302 de longitud. A medida que avanzamos hacia su interior, una pregunta nos bien a la cabeza, ¿cuánta agua puede resistir la presa? Pues bien, se calcula que resiste 8 Kg de presión por centímetro cuadrado, así que no hay que preocuparse.

Además, dispone de continuos drenajes de alerta para saber si hay posibles filtraciones, y lo más curioso que descubriremos en el nivel 610 es un péndulo de nivel. Dado que la presa tiene forma de pirámide, pues su base mide 27 metros de grosor y su borde 4 metros, le permite la oscilación, pero también su posible desplazamiento, y es ahí donde entra en juego el susodicho nivel. Otras medidas de seguridad son su rebosadero, dispone de tres compuertas que permiten liberar aproximadamente 650 m3 por segundo, que además favorece la evacuación de sedimentos impidiendo que se obstruya la presa y la alimentación de la central hidroeléctrica.

DIRECCIÓN

Carretera C-26, km 2,5

08698 Cercs  (Berguedà) coordenadas GPS: 42°07′19″N 1°52′42″E.

TARIFAS

Tarifa general: 4,10 €

Tarifa para niños de 7 a 12 años: 2,10 €

Tarifa para grupos (20 adultos): 82,00 €

TELÉFONO

+34 938 248 187 / 938 249 025

WEB

http://www.mmcercs.cat/recursos/presa-baells

VIAJE A LAS ENTRAÑAS DE LA TIERRA, LAS MINES DE CERCS

 

Después de la visita a la Presa de la Baells, nos dirigimos a realizar la visita del Museo de las Mines de Cercs. En la colonia de Sant Corneli, próxima a las minas de San Josep y la Consolación, núcleo de una de las cuencas mineras de carbón más importantes de Cataluña.

Museo de las Minas de Cercs

En esta segunda experiencia, volveremos a adentrarnos en las entrañas de la tierra, esta vez subidos a una vagoneta minera que nos introducirá en la galería Sant Romà unos 450 metros, para conocer de primera mano cómo se trabajaba y malvive en las minas de carbón a finales del siglo XIX y mediados del XX. Sí, decimos mal vivía, porque a las duras y largas jornadas de los mineros se incorporan a esta durísima y arriesgada labor a muy tierna edad.

Vagonetas de transporte al interior de la Mina de Cercs

Oficio casi heredado de padres a hijos por lo cual se puede decir que se configuraban auténticas sagas de mineros, generación tras generación, y por cierto con una esperanza de vida muy baja, de 35 a 45 años.

Monumento al Minero

Las durísimas condiciones laborales, en un ambiente enrarecido, pobre en oxígeno, el aire saturado por el propio polvillo del carbón, el hedor de las defecaciones y micciones de los mineros, la constante humedad del agua filtrada en las galerías, por no mencionar la convivencia con las ratas siempre rondando entre los enmohecidos maderos que a modo de costillas apuntalaban paredes y techos de la mina.

Memorial a los mineros fallecidos en la mina

Pese a ello estos repulsivos animales, prestaban un gran servicio a los mineros, pues son capaces de detectar temblores y movimientos de tierra, la cual cosa permitía que los trabajadores del turno correspondiente, al ver a las ratas huir despavoridas hacia la entrada de la mina era señal inequívoca de un posible hundimiento en la mina.

Tampoco eran los únicos animales que conviven con los mineros, pequeñas jaulas con jilgueros, canarios o verderones siempre formaban parte del equipo de los mineros en su jornada en la mina, ya que su pequeña capacidad pulmonar, les hacía mucho más vulnerables, y rápidamente eran víctimas de cualquier emanación del silencioso, inodoro e inflamable gas Grisú.

Estas minas de carbón fueron explotadas por “Carbones de Berga, S.A.” durante 140 años, desde 1851 hasta el año 1991, cuando cerraron. Las Minas de Cercs están situadas a 960 metros de altitud, en la pendiente sur de los Pirineos, en la comarca catalana del Berguedà.

En el museo y centro de interpretación, observaremos en un espacio ambientado, elementos de la vida cotidiana de las familias de lo mineros, herramientas y utensilios de trabajo, el despacho de la dirección, el dispensario, la escuela con sus pupitres, y una vivienda con la cocina con sus cacharros de época, una habitación de dormitorio, una infantil y el comedor sala de estar, con lo cual podremos hacernos una idea de cómo vivían en esta colonia minera durante el primer tercio del siglo XX.

Más información:

Museo de las Minas de Cercs.

Dirección: Plaça Sant Romà s/n. 08698 Sant Corneli de Cercs (Berguedà).

Teléfono: 93 824 81 87.

Horario: Del 8 de enero a julio y de septiembre al 21 de diciembre, de martes a viernes de 10 a 14 h.

Fines de semana y festivos de 10 a 15 h. Agosto, de lunes a viernes de 10 a 14 h. y de 16 a 19 h. Fines de semana y festivos de 10 a 19 h. Entrada: 15 €.

Web: Museu de les Mines de Cercs

 

CONJUNTO PALEONTOLÓGICO DE FUMANYA, TRAS LAS PISADAS DE LOS DINOSAURIOS.

Yacimiento paleontológico de Fumanya

En esta última visita, en la cual el perfil de un gigantesco dinosaurio nos da la bienvenida, son las entrañas de la tierra las que vienen hacia nosotros. Una antigua explotación carbonífera de lignito a cielo abierto que se sitúa a 1.400 metros de altitud, dejó al descubierto lo que en el cretácico fuera un paraíso tropical.

Cartel descriptivo del centro

Esta explotación minera desarrolló su actividad durante el siglo pasado, y fue entre 1975 y 1986 cuando se produce el descubrimiento y estudio inicial de los vestigios encontrados.Imaginemos porciones de tierra a modo de islas con unas costas bañadas por un mar azul, en las cuales la flora fini cretácica y vegetación dominante son las palmeras, nos encontramos en el Cretácico superior, en la era que los dinosaurios dominaban la tierra.

Centro de interpretación de Fumanya

Las huellas de los dinosaurios que se perciben desde el mirador del centro de interpretación se calculan alrededor de una 3.600, las más interesantes son las del titanosaurio, que fue el dinosaurio más grande de la Tierra. Muchas de estas huellas están ubicadas en la pared situada enfrente, y nos preguntaremos cómo es posible…. ¡Acaso los dinosaurios trepaban por las paredes o acantilados, pues no! Este fenómeno es debido a un plegamiento de las placas tectónicas, y lo que un día fue una llanura o incluso un fondo marino, ahora son formaciones rocosas con una cierta verticalidad.

Desgraciadamente el transcurso del tiempo y la propia erosión natural, hacen que estas huellas vayan desapareciendo paulatinamente. En el centro de interpretación se exhiben fósiles y huevos auténticos de dinosaurios, junto a reproducciones que se pueden tocar. Gracias a los 114 fósiles marinos de ostras, tortugas y cocodrilos, así como a los 70 fósiles de hojas de palmera.

En términos de paleontología se determina el valor o calidad de un yacimiento con la expresión de las “3 haches”: huellas, huesos y huevos y en Dinosaures Fumanya, además de las huellas de titanosaurios, las vértebras, fémur y húmero y la anidada de 8 huevos de este tipo de dinosaurio, se ha encontrado piel fosilizada de titanosaurio. Cabe destacar que National Geographic dedicó un capítulo de su serie «Caminar como un dinosaurio» al yacimiento de Fumanya, esto nos demuestra una vez más la importancia de este hallazgo a nivel mundial.

Reproducción de un nido con huevos de dinosaurio

Más información:

Dirección: Centre d’interpretació Dinosaures Fumanya, 08698 Fígols (Barcelona). Coordenadas GPS: N 42. 17888º E 1.79472º.

Teléfono: +34 938 249 025.

Horario: Es recomendable consultar con antelación según el mes, pero habitualmente las visitas son sólo fines de semana y festivos de 11 a 15 h. Precio entrada: 10 € (adulto) 5 € (niños).

Web: Dinosaures Fumanya

 

Agradecimientos a Vanti Digital por contar con QTRAVEL para descubrir esta singular y atractiva propuesta de turismo familiar en El Berguedà. Todo el material publicado en Redes Sociales por los asistentes a esta escapada al Berguedà puede consultarse a través de los hashtags #BerguedaFamiliar #MinesdeCercs

 

 

 

Post relacionados: