Juegos de la Romanidad, Reina Boudica

 Juegos de la Romanidad, Reina Boudica

Nimes

Los Grandes Juegos de la Romanidad que se celebran cada año en la ciudad francesa de Nimes, son la recreación más espectacular y con mayor rigor histórico de la antigua Roma que se celebra en Francia. La empresa Culturespace gestiona los monumentos históricos de la ciudad y es la de la puesta en escena de este grandioso y espectacular evento.

 

Durante tres días la ciudad de Nimes y su centro histórico junto con el edificio más emblemático de la ciudad, Las Arenes o el Gran Anfiteatro son escenario del deambular de grupos de recreadores que emulan a las antiguas legiones de Roma. Finalmente, en el mejor de los escenarios, el anfiteatro, se celebran las recreaciones que cada año están dedicadas a un episodio histórico o algún personaje destacado de la antigüedad, vinculado con la historia de Roma.

En la edición del 2017, el espectáculo principal estuvo dedicado a la Reina Celta Boudica. La cual se atrevió a desafiar a las legiones de Roma en el año 60 D.C. Recreadores venidos de toda Francia, Alemania e Italia, revivieron fielmente ataviados con las armaduras correspondientes al periodo romano que están representado, la gesta del enfrentamiento con la Reina Celta. Carreras de carros, peleas de Gladiadores, maniobras de las Legiones y las enardecidas hordas bárbaras, fueron el centro de atención en los legendarios juegos (ludi) romanos tal como los pudieron haber vivido los habitantes de la antigua “COLNEMColonia Romana Naemasus, hace 2000 años.

En las calles adyacentes, los comerciantes juegan un destacado papel durante los días en los que se celebran los juegos. Se levantan poblados temáticos dedicados a los Gladiadores (Gladiator Village) a las hordas bárbaras (Gaulus Village) o los Villages de los Indomables y el Dominio de los Dioses, en la explanada de la Maison Carreé se ubica el mercado Romano, en ellos se celebran muestras gastronómicas, demostraciones gratuitas y venta de artesanía de la época.

En los Jardines de la Fontaine, donde se ubicaba la primigenia fuente donde se adoraba al dios celta Naemasus, se celebran representaciones teatrales, relatos de cuentos o consultas médicas con interacción del público. También se pueden degustar platos galorromanos. A posteriori se pueden realizar visitas guiadas al lugar histórico, primer asentamiento nativo hasta el santuario del imperio romano el Agusteum.

 

Los juegos en la arena

Con una cuidada puesta en escena, comienzan a desfilar por la arena del circo, las legiones, encabezadas por los Generales y seguidos por la Guardia Pretoriana. A continuación, hacen su aparición las legiones precedidas por sus respectivos signifer (estandartes), con sus emblemas que identifican su procedencia o las condecoraciones que tiene como legión. Poco después hacen su entrada los Gladiadores, Samnitas, Mirmidones, Tracios, Reciarios con sus tridente y red, o los Hoplomacus con sus espectaculares armaduras completas y que poco después se enfrentarán en combate enfervoreciendo al público.

Al final hacen su aparición las hordas Celtas encabezadas por la reina Boudica lanzando saetas por doquier desde su carro de guerra. Ataviados con pieles de animales, blandiendo sus temibles hachas de guerra, así como espadas y escudos, todos ellos dispuestos para acometer a las legiones romanas en esta singular representación histórica. El lleno absoluto del anfiteatro y la complicidad del público, que además de espectador, se siente tan integrado en la representación, que llega a formar parte del propio espectáculo.

Esta recreación está inspirada en hechos reales, en el año 122 d.C, el Emperador Adriano regresaba de Britania, después de haber construido el muro que sería su frontera con Escocia. Hace una parada en Nimes donde le agasajan con unos espectaculares juegos en el nuevo anfiteatro, dado que a los romanos les encantan poner en escena su propia historia y recordar sus grandes gestas.

Así es como Adriano relata la conquista de las islas británicas por Cesar, su desembarco en el año 60 a.D, la revuelta de las hordas celtas encabezada por la Reina Boudica, esposa de un rey fallecido. Mujer de singular belleza y extremadamente rebelde y vengativa, que acaudilló un ejército de 120.000 bárbaros, consiguiendo derrotar a los romanos en varias batallas y llegando a saquear Londres antes de caer derrotada.

Nimes romana

Visitar Nîmes es una inmersión a la ciudad romana mejor conservada de Francia. Su numeroso patrimonio histórico y cultural combina perfectamente con su arquitectura urbana, transformando la ciudad en un auténtico museo al aire libre. Se constatan los primeros asentamientos celtas en el siglo VI a.C.

A diferencia de sus vecinos galos, Nîmes no fue conquistada, sino que se anexionó voluntariamente a Roma, para convertirse en la Neumasa galorromana y aliarse con Julio César en su famosa conquista de la Galia. Más adelante, Augusto ganó la batalla de Actium contra Marco Antonio en el 31 a.C. y a muchos de los legionarios que participaron en ésta, una vez licenciados del ejército, se les hizo entrega de tierras en la colonia de Nîmes.

Gracias a la fidelidad demostrada durante la guerra de la Galia, sus habitantes fueron gratificados no sólo con la confirmación oficial del título de colonia, sino con el patrocinio de la gran monumentalizazión que se desarrolló en la ciudad, aportando edificios emblemáticos que han perdurado hasta nuestros días, como es el anfiteatro y el templo que hoy se conoce como la Maison Carrée, entre otros.

 

COMO LLEGAR

La opción más sencilla es utilizando el transporte ferroviario que ofrece la compañía Renfe-SNCF (Tren de alta velocidad) desde Barcelona hasta Nimes (Francia) con una duración de 2,5 horas.

 

Más información en:

es.destinationsuddefrance.com
http://www.culturespaces.com/en
http://arenes-nimes.com/fr

 

 

Post relacionados: