Londres en un fin de semana

Londres en un fin de semana

Londres es la capital europea con más clase. Lo clásico se mezcla con lo más moderno, sus calles, siempre llenas de gente, sus parques, tranquilos pero a la vez concurridos, y una diversidad cultural la hacen única en el mundo. La ciudad está en constante movimiento, con un cambiante paisaje gracias a las modernas edificaciones que podemos encontrar en toda la ciudad, especialmente a orillas del Támesis, sus museos y galerías de arte. Londres ha conseguido reinventarse a sí misma en este nuevo siglo XXI. Lo verde tiene mucha importancia para la ciudad, ya que por ella se dispersan tal cantidad de zonas verdes, cuidadas y adecentadas, que es imposible no encontrarte con algunos de ellos; el 30 por cierto de Londres está cubierto de espacios verdes. Se tienen censados 143 parques y jardines, que son magníficos, como Hyde Park, que es el de mayor superficie, o el pequeño pero muy concurrido por gente del ambiente de Soho Square.

30.000 tiendas que ofrecen todo lo que te puedas imaginar, no te sentirá defraudado si deseas ir de compras. De todo encontrarás, desde lo más in en Bond Street, o lo más underground en los mercadillos callejeros de Camden, Notting Hill o Brick Lane. Londres dispone además de multitud de locales de música en vivo donde poder escuchar desde ópera al brit pop. En este siglo XXI Londres se ha reinventado a sí misma a escala monumental. No se pierda las fantásticas vistas desde el ultramoderno British Airways London Eye, y no deje de acudir a la galería de arte moderno más visitada del mundo, la Tate Modern, por no hablar del impresionante nuevo patio acristalado del Museo Británico, el Great Court. Son de visita obligada los cuatro monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad: el Palacio de Westminster, la Torre de Londres, el conjunto arquitectónico y el parque del Museo Marítimo Nacional de Greenwich y los Reales Jardines Botánicos de Kew. Si es tu primera visita, lo mejor es empezar por aquí.
La capital británica tiene 238 lugares de interés turístico de entrada gratuita. Sin duda, ninguna otra ciudad del mundo ofrece tanto por tan poco. Entre tanta infinidad de alternativas uno tiene que escoger, ya que el tiempo para el turista es limitado. Así pues te recomendamos que no te pierdas la riqueza histórica de las exposiciones que acoge el Museo Británico, los maravillosos parajes de Kenwood House, visitar el Museo Británico, el Victoria and Albert Museum, el Museo de Historia Natural o el Museo de la Ciencias que te puede llevar fácilmente un más de un día entero. Sin duda merece la pena visitar los lugares turísticos más típicos como la British Airways London Eye, la noria panorámica más alta del mundo o el museo de cera Madame Tussaud. Para los más que no disponen de tanto tiempo, pero quieren perderse nada, pueden aprovechar el horario de apertura nocturno que ofrecen los viernes y sábados algunos de los mejores museos de Londres, como la Tate Modern, la Saatchi Gallery, la Royal Academy of Arts y la National Portrait Gallery.
La mayoría de los lugares de interés turístico abren todos los días de 10:00 h. a 17:00 h., aunque algunos pueden tener un horario más reducido los domingos. Muchos de estos lugares, como el Palacio de Buckingham, el Parlamento y el castillo de Leeds, aplican un horario de apertura variable en función de la época del año. Te aconsejamos que compruebes los horarios antes de ponerse en marcha.

SHOPPING

Si tuviera que escoger entre un viaje de 8 días a Londres o 4 fines de semana, indudablemente me quedaría con los fines de semana. La explicación es muy sencilla: Londres es el paraíso del shopping, aquí se invento y aquí se esta reinventando constantemente. Y son varias las fechas en las que puedes encontrar las verdaderas rebajas en las que encontrar una camisa Armani a mitad de precio, ¿para que concentrar todos tus recursos en una vez si puedes hacerlo en varias en distintas épocas? De todos es conocida la gran debilidad por los trapitos, chucherías electrónicas y todos esos pequeños vicios de consumo que poseemos todos. Eso no significa que debas aterrizar en la ciudad con la cartera repleta de libras (recuerda que éstas que conducen al revés del mundo, aun no están por la labor del euro), o con la visa oro recargada. El verdadero shopping, no es el del gasto y derroche, es el de recorrer todo lo que tenga una puerta abierta, tocarlo todo, probarlo todo y si vale la pena comprarlo de inmediato ¡porque seguro que es una ganga!
¿Y dónde están las tiendas? ¡Por todas partes! Aunque, la casualidad (¿?) ha querido que se situaran alrededor del barrio más gay de Londres: El Soho. Esto es, en la larguísima Oxford Street, (Marks&Spencer, Legends, Virgin Megastore, HMV store) Canarby Street, Regent Street y Picadilly Circus. Ligeramente más apartado, pero en real expansión se encuentra la zona de Covent Garden (Long Acre, Neal Street y Merced Street). Para los que desean la combinación de grandes almacenes y grandes marcas tienen la zona de Knightsbridge donde encontrarás lo más. Una mezcla tan genuinamente británica como Harrods con su vecina Zara y en el que también localizarás entre otras muchas marcas la FCUK y el almacén más chulo, más pijo, y más chic de toda la ciudad: ¡¡Harvey Nichols!! Entrar en este almacén es empezar a tararear esa canción de Malena Gracia que la lanzó a la fama (loca…), así te vas a poner con todo lo que encontrarás de exclusivo para ti, y lo mejor, sus dependientes, estoy por apostar que después de su jornada en el almacén desfilan en pasarelas de moda, porque son increíbles.
Mención especial se merecen dos grandes almacenes de electrónica, discos y películas, estos son el Virgin Megastore y el HMV. Puedes encontrar la mayoría de las películas que se proyectan en los festivales de cine y que casi nunca vas a tener la oportunidad de adquirir. Los dos tienen venta por Internet y HMV quizás tiene algo más de surtido, aunque como en todo, va en función de la época del año.

SOHO SQUARE

La plaza del Soho, que por intuición uno ya se imagina donde está, es el verdadero pulmón del ambiente de Londres. No sólo de tiendas, cervezas o fiestas se nutre el hombre, los parques son también un buen lugar para disfrutar del tiempo libre, para leer, pasear con tus amigos e incluso tomar el sol a falta de playa cercana. Encontrarse con un día soleado de primavera y verano (no sólo hay lluvia y niebla en Londres) es motivo suficiente como para dirigirse a Soho Square y pasar allí perfectamente dos y tres horas contemplando la gente que también acude al lugar.
A pesar de estar situada en el centro de la ciudad, la tranquilidad es predominante, por lo que es fácil echar una pequeña cabezadita si te relajas demasiado, aunque eso puede llegar a ser difícil ya que es imposible por la cantidad de peña que circula por el jardín. La hora de máxima afluencia es entre la una y las dos y media de la tarde, cuando ves llegar en absoluto peregrinaje a todos esos chicos y chicas que van entrando por los distintos accesos del parque, solos o en grupo de amigos, para almorzar tumbados en la hierba. Aunque parezca increible si existe un espacio idilico en el centro de Londres y es esta plaza.

Más información:
http://www.visitlondon.com/es

Post relacionados: