Las Islas Eolias – Vulcano y Stromboli

Las Islas Eolias – Vulcano y Stromboli

Desconocidas para el público de nuestro país, las Islas Eolias son una de las maravillas que nos esconde el Mediterráneo. En ellas se nos antoja Disfrutar de rincones paradisíacos, playas desiertas, volcanes activos, una buena cocina y de sus amables gentes. Las adversidades climatológicas y su carácter volcánico han hecho de las islas Eólias una tierra áspera y de carácter, aunque sin lugar a dudas su limitada accesibilidad las ha preservado siendo uno de los destinos más atractivos del Mediterráneo. Diseminadas sobre la costa norte de Sicilia su peculiar disposición nos recuerda a una «y» griega, de origen volcánico, todavía hoy siguen habiendo erupciones y fumarolas que denotan cierta actividad. Su escasa pluviometría contribuye a remarcar su aspecto áspero y seco, aun así el esplendor de la vegetación mediterránea, característica de las islas, se abre paso con un contraste de colores acompañados cálidamente de la luz, el blanco de sus casa y el intenso azul del mar, hacen de las islas un lugar muy especial. La llegada al archipiélago es más que un viaje, es una experiencia para el viajero. Al margen de ello, lo más peculiar van a ser los desplazamientos por las islas, pues aquí son las autopistas del mar las que nos permitirán desplazarnos de un lugar a otro, así pues, si el tiempo y Eolo lo permiten serán los propios viajes en los «aliscafos» (naves que efectúan los recorridos entre islas) los que configuren la aventura que nos aguarda. Llegados a Milatzzo desde el aeropuerto de Catania donde previamente, al aproximarnos a él, la espectacular y majestuosa visión del Etna nos sitúa en una tierra viva y llena de energía. Tomamos el barco que nos traslada a Stromboli, no sin antes haber efectuado escala en los puertos de Vulcano, Lipari, Panarea, puertos que conoceremos más adelante, todos ellos con sus atractivos singulares. Imponente y majestuoso vislumbramos Stromboli con el sol de media tarde a nuestra espalda, las fumarolas de su cráter situado a 920 metros de altitud además de indicarnos que sigue siendo un volcán activo único en Europa, junto con las blancas y densas brumas pasajeras en su cima le otorgan un aspecto exótico que contrastan con unos tonos de gris a marronáceo hasta el negro intenso de sus playas. Stromboli es la más oriental del archipiélago y quizás la más conocida, San Vincenzo y Ginostra son los principales núcleos de población, puesto que en el resto de la isla apenas hay algunas viviendas diseminadas. Habitada desde la edad de bronce, por ella han pasado distintas culturas Fenicios, Griegos de los cuales se han hallo restos de una necrópolis. San Vincenzo como puerto de llegada es una población tranquila, en la cual ya empezamos a notar que esta tranquilidad es más que palpable, todo transcurre a otro ritmo y la ausencia de tráfico rodado es tal vez el factor determinante, por ello, el silencio constituye un valor añadido a nuestra estancia, aunque para hacer honor a la verdad, los taxis locales, curiosos motocarros que alcanzan velocidades de vértigo por las angosta callejuelas de la villa, suelen truncar el silencio con su estridente ruido cuando circulan, afortunadamente van siendo sustituidos por modelos eléctricos que son los típicos carritos de los campos golf.

La llegada al archipiélago es más que un viaje, es una experiencia para el viajero

Dos de los instantes más intensos son al amanecer y al anochecer, especialmente si podemos estar lo más cerca posible del cráter para así poder disfrutar de la fascinante visión de las explosiones, o bien situados en el mirador u observatorio ubicado en la Punta Labronzo que existe en la zona próxima a la Sciara del Fuoco. Si bien también existe una alternativa que es ubicarse en una de las mucha embarcaciones que ofrecen excursiones por mar al atardecer, ubicando delante mismo de la Sciara del Fuoco y, esperar con suerte si se produce una de sus explosiones. Para los más motivados, la opción de la excursión con aproximación al cráter les resultará de lo más atractivo, pese a la dura ascensión e igual de tortuoso su descenso, pero a buen seguro habrá valido la pena. Otra excursión que no hay que perderse, es recorrer por mar los alrededores de la isla para así poder observar con una perspectiva diferente los rincones de su costa agreste y desgarrada por las erupciones pasadas, en las cuales podremos encontrar pequeñas calas de un atractivo sin igual; en este mismo recorrido una parada obligatoria será Ginostra, pequeñísima agrupación de casas en lado opuesto de San Vincenzo, que situado en la cima de un risco, nos proporcionará un vista panorámica en la cual podremos divisar, las islas de Panarea y Lipari, e incluso en días muy despejados incluso Palermo, su pequeña agrupación de casas hacen que su visita sea realmente corta pero su peculiar ubicación nos hará guardar un grato recuerdo; siguiendo con la excursión marina hacia la Sciara del Fuoco, su visión diurna nos ofrece un espectáculo imponente, su impresionante dimensión y por que en pleno día se puede percibir las fumarolas de las pequeñas erupciones así como del chisporroteo de la lava expulsada de sus entrañas, que según su incontrolada intensidad incluso podemos ver rodar por la pendiente hacia el mar y, por ello hay un limitación de seguridad en aproximación hacia su zona costera. Siguiendo por la costa dirección de nuevo hacia San Vincenzo pasearemos por el espacio de costa más edificado en el cual tienen sus villas alguno de los personajes más famosos de Italia, entre ellos de renombradas firmas de moda; una visita obligada es ver de cerca el famoso Strombolicchio con su faro guardián, considerado una pequeña isla, se trata realmente de el vestigio de un extremo de uno de los cráteres antiquísimos del propio volcán que yace sumergido, aquí las aguas son de un azul marino oscuro intensísimo lo que denota la gran profundidad de las aguas que lo circundan. Por la calidad de sus aguas y su versátil fauna marina constituye un especial atractivo para los aficionados al submarinismo, así como a todos los deportes marinos, por sus aguas no cesan constantemente el ir y venir de embarcaciones de todo tipo y nacionalidades que desplazándose entre islas dan a esta zona una actividad remarcable. Ya en tierra, pasear por la población no dejará de sorprendernos, pequeños detalles característicos de la isla, su colorido y la exuberancia de su vegetación hacen que multitud de flores den un aire de vitalidad y exotismo la bugambilia omnipresente en todas las casas y rincones de la población, en esta época del año, con su compañía bucólica compañía, hacen del un simple desplazamiento un agradable paseo, una de las zonas más concurridas es la plaza de la iglesia, pues en ella confluyen la mayoría de sus visitantes, unos para reconfortar sus espíritus, otros para disfrutar de unos refresco de las cafeterías circundantes y los más dispuestos aventureros para iniciar su ascensión al cráter del volcán, pues desde aquí salen cada día las excursiones organizadas hacia la cima del coloso en permanente actividad, pues no se puede acceder por libre dado el riesgo que entraña, siendo menester el formar parte de un grupo con un guía previamente contratado y autorizado que es la única persona que nos podrá conducir con una seguridad hacia el magnífico espectáculo que nos ofrece a diario el volcán Stromboli. Una experiencia inolvidable es la pesca nocturna del Totano (molusco cefalópodo) o calamar, que es una especie autóctona, existen ofertas de recreo para vivir la emocionante pesca de dicho calamar; zarpando al atardecer, pues su pesca es nocturna, una sensación de emoción e incertidumbre nos invade, al no saber si picarán o no, con suerte el vaivén de la embarcación no lo notaremos embargados por la avidez de las capturas, puesto que su pesca se efectúa a mano y sientes realmente cuando queda enganchado a la pulpera para extraerlo posteriormente, cual cosa no es nada fácil pues el animal opone una resistencia considerable e incluso cuando ya está en la barca, si te descuidas, acabarás negro de tinta, pues escupen constantemente; lo mejor de la excursión es la cena, pues te comes lo que pescas; está realmente delicioso. Filicudi, también llamada antiguamente Phoenicusa, la más vieja de las islas en términos geológicos de forma ovoide y ligeramente estirada por la vertiente sudeste donde se forma el promontorio del Cabo Graciano, el cual forma una pequeña península; su superficie es de 9,5 kilómetros cuadrados y su altitud máxima es de 773 metros. Al igual que sus hermanas su orografía es similar, tal vez esta sea mas seca pues los vientos la azotan también de forma muy intensa, su vegetación es más correspondiente a zonas áridas, cactus y chumberas por doquier en toda la isla y en las zonas más pobladas la típica vegetación isleña con higueras, olivos y en las zonas ajardinadas la popular bugambilia. Filicudi tiene una rica historia, desde la edad de bronce ha estado habitada y sucesivamente también por las diferentes culturas dominantes en el Mediterráneo, en el museo de la población tienen buena muestra de ello, preservando así su legado histórico, es una recomendable visita cultural; como excursión por la isla la visita del poblado prehistórico en el cabo Graciano,una visita al puerto de Pecorini y al monte del mismo nombre podremos disfrutar de una imágenes típicas de la zona y de sus panorámicas respectivamente. Así mismo también es destacable una excursión corta a la Grotta del Bue Marino, pudiendo observar la naturaleza salvaje de la costa de Filicudi, de la misma forma quienes disfruten de las actividades subacuáticas, encontrarán en este lugar una fascinante experiencia submarina. La Gastronomía de la zona es típica de la islas, Trattorie y pizzerie, pasta y pescado, el pez espada es el rey en casi todos los restaurantes que se precien, cocinado de mil y una formas, el calamar de la zona denominado Totano, el atún y el pulpo, acompañados de la típica caponata, risotos de pez espada, fettuccini de calamares, son delicias de la cocina, sin olvidar los dulces típicos como los Giggi Eoliani o los nacatuli liparesi, el vino malvasia originario de la zona es un autentico elixir de dios. [divider]NUESTRO VIDEO[/divider]

Post relacionados: