Guía para descubrir y entender Brasilia

 Guía para descubrir y entender Brasilia

Congreso Nacional Brasileño

Brasilia fue construida en menos de cuatro años (1956-1960) para ser la nueva capital de Brasil. Terminada en 1960 por el arquitecto Oscar Niemeyer, su singular arquitectura hizo que fuera declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la UNESCO en 1987. A pesar de ser una capital eminentemente administrativa y burócrata, posee una vida cultural y nocturna muy intensa. ¡Os invitamos a descubrir y entender Brasilia!

  Esta moderna e imponente metrópoli fue diseñada por los tres mejores arquitectos de Brasil Óscar Niemeyer, Lucio Costa y Burle Marx. Construida en menos de cuatro años (1956-1960) como el “mejor proyecto para desarrollar la región central del país”, no por ello, Brasilia es un sitio extraño, una ciudad sin pasado, habitada en su mayoría por burócratas, políticos y funcionarios ya que desde 1960 es oficialmente la capital de la república. En 1987 la Unesco declaró a la ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad, siendo la única ciudad construida en el siglo XX que ha recibido este honor. Brasilia ha sido elegida como una de las 12 sedes del Mundial de Fútbol de 2014 y también subsede para fútbol de los Juegos Olimpicos de Río de Janeiro 2016. Brasilia no deja indiferente. Esta ciudad hecha a medida por el hombre y que por tanto debería ser el lugar ideal para vivir, es ante todo, un inmenso museo al aire libre de arquitectura, formas y conceptos. Brasilia genera varios sentimientos a la vez, y ante todo, asombro y admiración. No existe nada igual en el mundo, posiblemente porque, a pesar de que sólo tiene poco más de cincuenta años, hoy en día sería imposible llevar a cabo este singular proyecto. Una lección que hemos aprendido los seres humanos con Brasilia es que no sabemos ni podemos vivir en la perfección de una ciudad diseñada a medida, nuestra idiosincracia nos obliga a la imperfección, nuestras ciudades son y deben ser imperfectas, y en ellas crecemos y nos marcamos objetivos para mejorarlas y mejorar nosotros mismos.

  [divider]ÓSCAR NIEMEYER[/divider][column size=one_half position=first ]Seguidor y gran promotor de las ideas de Le Corbusier, es considerado uno de los personajes más influyentes de la arquitectura moderna internacional. Fue pionero en la exploración de las posibilidades constructivas y plásticas del hormigón armado. En 1956, el diseño y la construcción de Brasilia, la ciudad que el presidente Juscelino Kubitschek soñaba con levantar como nueva capital del país, [/column][column size=one_half position=last ]fue encargada a Lucio Costa y Óscar Niemeyer. El primero se hizo cargo del diseño y planificación, y el segundo se responsabilizó del diseño de los edificios emblemáticos y más importantes de la ciudad, en los que combinó de forma singular imaginación y racionalismo. Controversia y admiración han seguido siempre a la obra de Niemeyer.[/column]  

  ARQUITECTURA La ciudad de Brasilia se levanta, en forma de cruz con los brazos ligeramente arqueados, junto a un lago artificial; cada una de sus tres zonas (o niveles) tiene una función específica: residencial, oficial (monumental) y comercial («gregario»). En la ancha avenida (200 metros) que la atraviesa de norte a sur se construyeron edificios de apartamentos en forma de arco. Cada bosque cuenta con viviendas, tiendas y un instituto de enseñanza primaria. La avenida Monumental, aún más ancha, se extiende de este a oeste y conduce a la Plaza de los Tres Poderes, donde se encuentran los edificios más importantes de la administración pública. En el centro comercial y cultural de la ciudad se cruzan las dos avenidas citadas. Muchos edificios de la ciudad son grandes construcciones de cristal y hormigón, de formas originales e imaginativas, en las que se refleja la influencia de Le Corbusier, el padre de la arquitectura moderna. El centro de la ciudad se concibió como un lugar simbólico en el que habían de situarse los tres pilares fundamentales de un Estado democrático: Gobierno, Parlamento y Justicia. El arquitecto Óscar Niemeyer se ocupó del diseño la Plaza de los Tres Poderes, con un edificio para la Corte Suprema Federal (1958-1960), un complejo para el Congreso Nacional (1958-1960) y otro edificio para el Ministerio de Justicia (1962-1970). La escala de todos ellos es monumental, y se conjugan los principios funcionalistas y racionales de Le Corbusier con la búsqueda de un efecto escultórico. La Catedral, con su torre en forma de corona, y el palacio presidencial (Palacio da Alvorada) son también creaciones notables.

  Su planificación urbanística y su arquitectura confieren a la ciudad una cierta unidad, caracterizada por la amplitud, la generosa perspectiva y sus líneas curvas y rítmicas. Esta joven ciudad construida en plena llanura central ha reunido toda la diversidad cultural del pueblo brasileño, que puede vivirse en las tradiciones, en los acentos, en las fiestas y en la gastronomía.

  EL ÚLTIMO PROYECTO: LA TORRE DIGITAL En lenta y constante evolución, Brasilia ha incorporado a su “catálogo” de construcciones imposibles la Torre Digital. Inaugurada en 2012, esta torre que también ha sido proyectada por Oscar Niemeyer; cuenta con una altura de 182 metros, de los cuales, los primeros 120 metros son estructura de hormigón y el resto una torre metálica que alberga las antenas de comunicación para las que ha sido construida la torre. A esta inmensa torre de comunicaciones se la conoce popularmente como Flor do Cerrado por su forma. Para disfrutar de las espectaculares vistas se han construido dos miradores intermedios en forma de platillo, el primero a 60 metros de altura que sirve como Showroom y el segundo, a 80 metros de altura, que es una cafetería.

  VIVIR EN BRASILIA Brasilia deshace todos los conceptos que tenemos de ciudad similares a las nuestras. A pesar de ello, posee una animada vida cultural, de ocio y deporte. Brasilia cuenta con infinidad de zonas verdes y parques, uno de los más animados es el Parque Dona Sarah Kubitschek, donde cada día acuden centenares de personas a realizar deporte al aire libre como footing, bicicleta, voleiplaya y cualquier otra actividad. Además tiene restaurantes y asadores, una opción perfecta para un almuerzo o para una merienda con la familia y amigos. El parque tiene también un anfiteatro, kartódromo, parques infantiles y un centro hípico. La noche más animada se vive en Pontao Do Lago Sul, una zona cerca del lago donde se concentran la mayoría de los mejores clubs y restaurantes de la ciudad. Muy concurrido ya desde el miércoles noche y hasta el domingo. Hay que decir que los dos millones y medio de habitantes que tiene Brasilia no son nada aburridos, por lo que aquí la fiesta está siempre asegurada. Los horarios son algo distintos a los nuestros, por lo que los bares y restaurantes suelen abrir entre las 19h y hasta las 2h de la madrugada.

[divider]INFORMACIONES PRÁCTICAS[/divider] [column size=one_half position=first ] MONEDA La unidad monetaria de Brasil es el Real (R$). Al cambio, 1euro son 4 reales aproximadamente. Es importante realizar el cambio de moneda en el aeropuerto o como segundo recurso el hotel. Debido a la peculiaridad urbanística de la ciudad es complicado encontrar cajeros automáticos. Se acepta tarjeta de crédito casi en la totalidad de comercios. ADUANA Es importante consultar los últimos requisitos para entrar a Brasil en su consulado ya que en los últimos meses han cambiado: www.consuladobrasil.es[/column][column size=one_half position=last ] VOLTAJE Y ENCHUFES A pesar de que se pueden encontrar enchufes de 110V o 220V, las clavijas españolas no tienen problema ni los aparatos como cargadores de teléfono o cámara. COMO LLEGAR Recomendamos utilizar la aerolínea brasileña TAM Airlines (www.tamairlines.com) líder en Brasil y una de las principales de América Latina.  INFORMACIÓN TURÍSTICA Más información del destino en: www.braziltour.com [/column] [mappress mapid=»45″]

Post relacionados: