Kaunas, patrimonio cultural de Lituania (II)

Kaunas, patrimonio cultural de Lituania (II)

Con algo más de cuatrocientos mil habitantes, Kaunas es la segunda ciudad de Lituania. Está situada entre la confluencia de los ríos Nemunas y del Neris. La ciudad se fundó en el siglo XIII con la construcción de la primera fortaleza. Inmediatamente finalizada la guerra con los cruzados cristianos que tenían la intención de evangelizar los países paganos del báltico, Kaunas se convierte, en el siglo XV,  en uno de los centros y puertos fluviales más importante de la zona, además de capital del país desde 1920 a 1940.

Sin duda alguna, Kaunas posee un patrimonio cultural rico, sobre todo en monumentos arquitectónicos, de los cuales podríamos destacar, como visitas interesantes a realizar, por ejemplo, el Castillo de la ciudad. De estilo gótico, fue construido para rechazar los ataques de los teutónicos y forma parte de los inicios de la historia de Kaunas. Aunque quizás, uno de los edificios monumentales más conocidos es el Ayuntamiento. También llamado con el sobrenombre de “El Cisne Blanco”. Se empezó a construir en el año 1542 y posee una mezcla de los estilos gótico y barroco.

Después de su última reconstrucción en 1970, se emplazó la oficina del Registro Civil. Hoy en día no es difícil ver cómo se celebra alguna boda. En su interior alberga el Museo de Cerámica. Si hablamos de arquitectura espectacular, debemos mencionar la construcción que alberga la Casa de “Perkunas” . De estilo gótico, es uno de los edificios más impresionantes de la ciudad. Este edificio lo construyeron los comerciantes de la comunidad Hansa en el siglo XV. Se trata de un templo pagano dedicado al Dios del Trueno. En la actualidad pertenece a los Jesuitas. Otro de los monumentos que sobresalen de Kaunas es la Iglesia del Arcángel San Miguel. En un principio fue una iglesia ortodoxa y fue construido en un estilo neobizantino precioso. Durante el periodo de invasión rusa fue utilizada como arsenal.

Hoy en día es una  iglesia católica. También merece ser mencionado como punto de interés el Jardín del Museo de Guerra. En dicho jardín se hayan los monumentos de los políticos y escritores lituanos famosos. El Fuego eterno y las típicas cruces de madera recuerdan a los que murieron por la Independencia del país. El conjunto arquitectónico que conforman los edificios de la Calle Vilnius es uno de los más bonitos de Kaunas. Además de ser la vía principal del casco antiguo, por la que da gusto pasear ya que es zona peatonal, contiene preservados los edificios del siglo XVI y tiene la funcionalidad de conectar la zona antigua con la moderna de Kaunas. Como curiosidad, la ciudad posee todavía en funcionamiento los funiculares originales del siglo pasado. En concreto son los funiculares de Zaliakalnis que sube hasta la iglesia de la Resurrección y el de Aleksotas que sube hasta un punto privilegiado por las bonitas vistas de Kaunas.

También vale la pena la visita del Monasterio de Pazaislis. Se trata de un conjunto arquitectónico de estilo barroco construido en el siglo XVII para el monasterio de las Camaldulas. En verano tienen lugar aquí los famosos conciertos del Festival de Pazaislis. No me gustaría olvidar de comentar uno de los museos más característicos de Kaunas, se trata del Museo de las Obras y Colecciones de Antanas Zmuidzinavicius o también denominado el Museo del Diablo. En él encontrarás diversidad de representaciones del personaje traídas de todos los rincones del mundo. Desde tallas de madera de la propia Lituania, hasta las máscaras más espectaculares. Es curioso ver como el mismo personaje cobra vida de diferentes maneras según el lugar de procedencia de la obra. Los eventos culturales son unos de los principales atractivos de la ciudad, así que si haces coincidir tu viaje con alguna fecha señalada podrás deleitarte con el folklore lituano y unas fiestas maravillosas.

Post relacionados: