Los 10 servicios básicos que todo cliente espera de su hotel

Los 10 servicios básicos que todo cliente espera de su hotel

que todo¿Qué queremos de un hotel cuando reservamos una habitación para nuestras vacaciones?

Seguramente las respuestas  serán múltiples:entre los servicios básicos de un hotel, esperamos que sea barato, confortable, limpio, en el centro, con piscina , spa, con wifi potente, lujoso, funcional, con encanto…
Son tantas las variables  que hace que cada uno tenga en mente qué necesita de un hotel para alojarse en él, pero como el artículo lo escribo yo y como no tengo intención de realizar un estudio estadístico del tema, déjenme explicarles qué me gusta de un hotel.

1) Una bienvenida cordial.

El personal , ya sea el botones de la entrada, el personal del check-in, el recepcionista o los propietarios que te vienen a recibir fuera del hotel, es fundamental. Será nuestro primer contacto en ese establecimiento donde pernoctaremos una o más noches. Un personal cordial y una cálida recibida es la mejor tarjeta de presentación de ese establecimiento. Me gusta que me reciban bien!

2) Un check-in rápido.

No hay peor  calvario que después de un largo viaje ya sea en coche, tren o avión, el check-in se eternice por tonterías. La gente quiere ir a su habitación y tiene ganas de verla.

3) Una buena cama.

Fundamental! No hace falta una king size, pero los huéspedes requerimos una cama cómoda, por descontado que esté limpia y sin polvo, para que podamos descansar bien. Pagaremos un precio por pasar una o más noches, y nuestro descanso es fundamental.

Habitación doble de hotel

4) Una buena ducha.

Entre los servicios básicos que todo cliente espera de su hotel encontramos la ducha. Y que la presión de agua sea potente y que funcionen  los artilugios para calibrar el agua a nuestro gusto y temperatura. Quiten ya las malditas cortinas, si aún las tienen!! Es horroroso tener que ducharte con la cortina pegada en el torso sin saber quién la ha utilizado hace 24 horas. Mamparas, por favor!

5) Una Nespresso en la habitación.

Tampoco es un coste tan elevado lo que supone pero hará tener una grata alegría al huésped  que se aloje ahí. Un buen café antes de la ducha matinal es una de las cosas que más valoro cuando voy de hotel.

6) Los enchufes en la mesilla de noche!!

Por qué tenemos que hacer de detectives cada vez que llegamos a la habitación, buscando los enchufes para dar vida a una batería de móvil medio muerta?. Por qué los enchufes no están visibles en la mesilla de noche. Y ya puestos a decir,  por qué son tan complicados los interruptores para abrir las diferentes luces de la habitación? Seguro que hay maneras más fáciles y el cliente lo agradecerá.

7) Wi-Fi potente y gratuito.

Tanto si viajamos con niños o individualmente, el wi-fi se ha convertido en un servicio fundamental que hace felices a todos. Así pues, hoy en día se ha convertido en uno de los servicios básicos de un hotel.No escatimen con potencias bajas! No hay desilusión más grande que no poder conectarte bien para ver tu serie favorita o publicar fotos de la habitación. Si al final es publicidad para los hoteles!

8) Un desayuno memorable.

Un buen desayuno no significa un gran buffet con productos de baja calidad. Un queso de barra, un jamón sin olor, unos embutidos sin color, unos croissants industriales, lo que sobró ayer de la cena…. No!. Prefiero la calidad a la cantidad y una buena tostada con una buena mantequilla y una mermelada de calidad, acompañada de un buen café puede ser memorable. Un buen pan, buen aceite de oliva, frutas acabadas de cortar…. Y si me apuran un huevo frito o tortilla recién hecha con sus 3 trozos de bacon recién pasados por la paella puede ser un desayuno lujoso!

Desayuno continental en el hotel

9) Un personal atento.

Siempre puede surgir algún problemilla, una cosa que no funciona, un objeto que falta o una bombilla que se ha fundido. Comentarlo en recepción y que se solucione es una de las mejores cosas que les pasan a un huésped. Ver que se interesan por su problema y lo solucionan, es fantástico!

10) Una sonrisa siempre.

Es tan agradable ya sea por la mañana, tarde o noche encontrarte con una sonrisa ya sea en recepción, por los pasillos o en el ascensor. Y cuesta tan poco hacerlo realidad.

Ya sé que algunas de las cosas que me gustan de un hotel sólo están disponible en determinados establecimientos. Pero el coste de los servicios que me gustan tampoco tienen que implicar precios desorbitados. Estamos hablando de disfrutar! Y en eso el hostelero lo debe tener como su primera prioridad.

Post relacionados: