Los 6 pasos para que tu viaje a la nieve sea un éxito

Los 6 pasos para que tu viaje a la nieve sea un éxito

Disfrutar de la nieve, los esquís o la tabla de snowboard ahora es mucho más fácil y divertido ¿Quieres tener tu escapada perfecta?

Quiero hacer un perfecto viaje a la nieve

El mundo es demasiado bonito como para viajar solo por internet, y mucho más si el destino es la nieve. Si te sientes identificado con esta frase es que estás en el post indicado para tener una maravillosa escapada, así que, bienvenido y vamos allá.

Te presentamos 6 pasos claros, sencillos y divertidos para convertir un viaje a la nieve en una verdadera aventura, organizada y dónde verás todas tus dudas respondidas. ¿Voy en pareja o con niños? ¿Tengo que contratar seguro de viaje? ¿Esquís o snowboard?

Da igual la pregunta, la respuesta es viajar

A la hora de planificar un viaje surgen muchas dudas, preguntas y posibilidades que nos hacen estresarnos por no encontrar la respuesta adecuada. Lo importante cuando planificas un viaje a la nieve es ir respondiendo estos 6 pasos, y sabiendo que no existe la respuesta incorrecta.

 En busca de mi destino

Para muchos el mejor viaje es simplemente el siguiente, por lo que tampoco tiene que agobiarte la elección de destino. En ciertas ocasiones, la elección viene marcada por pequeños detalles, sensaciones o emociones, por eso el mejor consejo para realizar una elección correcta es que el primer destino que se piensa es el indicado.

Acompañamiento adecuado

No es lo mismo viajar con amigos, que en pareja o que con niños. Una decisión importante que condicionará el resto de los pasos para preparar tu perfecto viaje a la nieve. Diversión, romanticismo o vacaciones en familia, tres opciones tan válidas como sugerentes.

¿Dónde voy a descansar?

Esquiar cansa, eso es un hecho, por lo que cuando se busca alojamiento debe primar un buen lugar donde recuperar fuerzas. Sueño reconstituyente, habitación confortable y desayuno completo para disfrutar de la nieve de la mejor manera posible.

Puesta en marcha

Con las pilas cargadas hay que vestirse para la ocasión; gorro, gafas, botas, guantes… Puede que sea el paso más importante de todos, porque este no depende de elecciones o de preferencias: hay que abrigarse adecuadamente para disfrutar de un viaje de esquí. Tener ropa adecuada para la nieve favorece no tener problemas, por lo que hay que asegurarse de estar perfectamente equipado.

Y no nos podemos olvidar de la hidratación y la alimentación, ya que estamos haciendo ejercicio no debemos dejar de comer.

Protección, ante todo

En este paso hay que tener en cuenta dos cosas fundamentales (sin ser mal pensados); protección solar y contratar un buen seguro de esquí.
El sol es tremendamente peligroso cuando viajas a la nieve, por lo que siempre hay que recordar meter en el equipaje un bote de loción que proteja la piel contra el sol. Y, por supuesto, la mejor manera para sentirte seguro en un viaje es un seguro de esquí; para estar protegido ante cualquier imprevisto que nos pueda pasar en la montaña. Fundamental.

¡A disfrutar!

Ya solo queda la mejor parte: conectar con la naturaleza en estado puro, el frío vigorizante, la velocidad en el descenso, la adrenalina en cada zigzag… en definitiva, disfrutar de tu viaje a la nieve.

 

 

Post relacionados: