Pont du Gard, monumental y milenario

Pont du Gard, monumental y milenario

Sin duda hay que reconocer que el Languedoc-Rousillon es una de las regiones mas bellas de Francia. Tal vez sea por su clima mediterráneo o por la luz característica que acaricia esta tierra, que alberga y esconde singulares parajes de gran belleza y cargados de historia, pasada y reciente.

Una de las maravillas que siempre apetece descubrir durante un viaje, sea monumental o paisajística y que nos colme de satisfacción por haber tenido el privilegio de admirar, en este caso se esconde en el Gard. Cerca del ducado Uzés en un marco de incomparable belleza, el esplendor del Puente del Gard se yergue majestuoso, impertérrito, sobre el lecho del río que lleva su nombre, el Gardon, cuyas sinuosas gargantas fruto de la erosión y el paso del tiempo no dejan de asombrar a su visitantes. Por ello es una  visita ineludible para poder  comprender la importancia de uno de los  legados que proporcionó la romanización de las tierras de la Galia. El poder admirar la colosal obra arquitectónica del Pont du Gard.

El puente, que no es un puente, sino un acueducto, fue construido por quienes son los padres de nuestra civilización, los romanos. Un imperio en  cuyo  apogeo de esplendor trazó las líneas maestras para el progreso y expansión de su dominio, construyendo calzadas, ciudades y acueductos, de los cuales sus vestigios, en mayor o menor grado de conservación, han llegado hasta nuestros días. Claro ejemplo es este magnífico acueducto. Fue proyectado para suministrar agua a la colonia de Nemausus, hoy conocida como Nimes, la cual era un una importante ciudad al modelo de Roma. Se data  el inicio de su construcción en el año 50 D.c., durante el reinado de Claudio Nerón, constituyendo  una muestra del alto conocimiento técnico de los ingenieros romanos.  Los 50 kilómetros originales de su trazado para hacer llegar la ingente cantidad de agua que necesitaba la ciudad Nimes, supusieron para los ingenieros de la época una colosal obra. Este acueducto es único por sus dimensiones, su altura es de 48 metros y ello le otorga ser el acueducto romano mas alto del mundo.

Clasificado desde 1985 como Patrimonio Mundial de la Humanidad, constituye en sí mismo junto a su excelente estado de conservaciónuna de las grandes obras de ingeniería  de la época, así como ejemplo único de un puente de 3 plantas. Y como curiosidad, tan solo se emplearon 5 años en su construcción, trabajando en tan ciclópeo proyecto mas de mil hombres. El acueducto estuvo en funcionamiento aproximadamente durante 500 años, bien entrado el siglo II y III cuando se calcula que pasaban diariamente 35.000m3 de agua. Debido a la falta de mantenimiento en el transcurso del tiempo, los depósitos calcáreos  fueron en aumento, provocando un paulatino deterioro hasta su total abandono a comienzos del siglo VI.

El monumento a lo largo de la historia Durante el trascurso de su historia posterior el puente fue sufriendo todo tipo de avatares: en el siglo XII expoliaron sus piedras para la construcción de edificios religiosos. A posteriori al ser utilizado como vía de paso, tuvo que ser acondicionado para poder permitir el paso de carros . En 1743 se construye otro puente de paso, adosado a la fachada principal. Ya en el siglo XX, el paso de camiones por el antiguo puente carretero causa alteraciones tan graves que se determina inyectar 310 toneladas de cemento en los puntos más sensibles. Pero el momento de mayor riesgo para el puente estaba por venir. En 1942 durante la ocupación Alemana, se construye en las cercanías del puente un inmenso depósito de municiones, lo cual convierte al puente en objetivo principal de los bombardeos aliados.

El actual centro de interpretación  Pont du Gard, un lugar emblemático y vivo En este centro el visitante descubrirá, en los diferentes apartados que configuran este espacio, el buen vivir de los romanos, el uso y manejo del agua, la historia del acueducto antiguo y Nimes, la construcción del Pont du Gard, la antigua cantera y las técnicas de extracción y tallado de las piedras así como el entorno, el esplendido paisaje mediterráneo. Todo ello agrupado en los siguientes espacios: Memorias del Carrascal Un recorrido para descubrir, al aire libre, un paisaje mediterráneo recuperado. En la primavera del año 2003 se inauguró en la ribera izquierda Mémoires de Garrigues, , una exposición  con un recorrido al aire libre  de 15 hectáreas, constituido por parcelas agrícolas restauradas que destacan el paisaje y la acción del hombre que ha modelado este entorno durante 2000 años.

Museo La historia del acueducto de Uzès hasta Nimes y la cultura de los romanos entorno al la ciudad y el agua Se trata de volver a visitar la historia, llevada a un punto de vista contemporáneo. Hacer vivo el material técnico, gracias a la museográfia. La visita nos permite, tal

como en una vía romana ver el conjunto de contenido museográfico, a través de recreaciones y pantallas multimedia. Los 2.500 m2, nos permitirán conocer los tres grandes temas fundamentales: la cultura galoromana, la ciudad y el agua. Ludo Un espacio lúdico destinado a los niños de 5 a 12 años El ludo constituye una pieza maestra orientada a las actividades pedagógicas, y en particular a grupos de escolares, un público que tiene carácter preferente dentro del proyecto cultural del Pont du Gard. Con un espacio dedicado de 600 m2, los más jóvenes irán descubriendo a su ritmo los cuatro temas fundamentales para la comprensión de entorno. Viajar al pasado, domesticar el agua, buscar restos del pasado y observar la naturaleza. Cine Espacio destinado a la proyección de la película “ La Nave del Gardon”  de 23 minutos de duración, donde se narra, mezclando la ficción y el documental, un viaje por el tiempo. El encuentro de Nimes y Roma a través de dos personajes, que nos acompañan durante 20 siglos de historia en tres estaciones diferentes. La película se proyecta en cinemascope y en sonido Dolby sobre una pantalla de 45 m2 en una sala con capacidad para 300 personas y en la cual hay habilitados 6 asientos espaciales para personas minusválidas.  

Mediáteca Espacio dedicado a poder ampliar conocimientos, con gran cantidad de material bibliográfico.

Información práctica:

Ubicación/acceso La ubicación del Pont du Gard se encuentra entre Remoulins (RN100) y Vers-Pont du Gard (D81). Existen dos posibles accesos: por la ribera izquierda ( Vers-Pont du Gard ) o la ribera derecha (Remoulins). Nimes se encuentra a 27km. Aviñon a 21km. A estas dos ciudades llegan líneas aéreas y ferroviarias nacionales e internacionales.

Apertura Está abierto todo el año. Las actividades para su recorrido y las tiendas están abiertas de 9:30 a 17:30 o 19:00 según estación del año.

Actividad en distintos idiomas El centro de interpretación Pont du Gard, dispone de programas diseñados especialmente para grupos de diferentes nacionalidades. Varias actividades (cine, visita guiada, etc. ) también dispone de  soportes adicionales para estas visitas, como audio guías disponibles en distintos idiomas.

Aparcamiento Los parkings, son de pago y están vigilados en ambas riberas; pueden estacionar también autobuses turísticos. Para grupos que visiten los espacios de descubrimiento o para quienes reserven una comida en alguno de su restaurantes, el parking es gratuito.

Recepción Está situado en la ribera izquierda.

Tiendas Existen dos tiendas en la ribera izquierda y una en la derecha, donde se pueden encontrar productos típicos de la región, libros o recuerdos.

Restauración En la ribera izquierda dentro del centro de interpretación, existe un snack y un restaurante tradicional en la ribera derecha – para este restaurante es imprescindible reserva previa.

Mas información y contacto En la Web www.pontdugard.fr e-mail contact@pontdugard.fr  

COMO LLEGAR: La opción más sencilla para aquellos que viajan a PONT DU GARD, desde Barcelona, es utilizando el transporte ferroviario que ofrece la compañía Renfe-SNCF (Tren de alta velocidad) desde Barcelona hasta Nimes  (Francia) con una duración de 2 horas. 220px-Renfe-SNCF_en_Cooperación  

 

Post relacionados: